Obama dio un fuerte respaldo a Macri por su “gran esfuerzo para reconectar al país con el mundo”

Obama dio un fuerte respaldo a Macri por su “gran esfuerzo para reconectar al país con el mundo”

Durante una hora, el expresidente de EEUU, Barack Obama, envió un fuerte mensaje sobre la importancia de la lucha contra el cambio climático y destacó la situación de la Argentina en contexto internacional. “Macri hizo un gran esfuerzo para reconectar el país con la comunidad mundial”, le dedicó al Presidente con quien se reunirá en las próximas horas.

El norteamericano fue el encargado de cerrar la cumbre sobre Economía Verde y en los primeros minutos de su discurso habló sobre nuestro país ante un salón colmado de líderes, empresarios, funcionarios y mandatarios provinciales. “Me impresiona mucho el trabajo que se ha hecho en la Argentina”, dijo al destacar el crecimiento económico y resaltó que “es vital mantener el liderazgo en la región y en el escenario internacional”.

Con un “buenas tardes”, en español comenzó su exposición mucho antes de lo previsto. De hecho, un panel sobre energías renovables que estaba comenzando fue suspendido cuando apenas había iniciado. “Hay un protocolo muy importante y tenemos que adaptarnos”, se excusó Julián Weich quien ofició como conductor del evento. El exmandatario fue presentado Juan Verde, director de la Advanced Leadership Foundation que organiza el evento junto a gobierno de Córdoba.

“La amenaza urgente es del cambio climático”, sentenció al introducirse en el corazón de su mensaje que duró 17 minutos para luego pasar a las preguntas. Con ejemplos fácticos, enumeró las consecuencias de las emisiones de gases y explicó que este año marcará récord de temperatura y que los últimos 15 años registraron las marcas más altas de la historia.

“Somos la primera generación en sentir el impacto del cambio climático pero también la última en condiciones de hacer algo”, arengó logrando el primero de las serie de aplausos que recibió de los más de 600 asistentes. En las primeras filas estaba parte de los expositores y compatriotas como el premio Nobel de Economía Sigmund Phelps y la exministra de Ambiente de Al Gore, Katie McGinty. También fueron de la partida el gobernador Schiaretti con parte de su gabinete y el mandatario de Santa Fe, Miguel Lifschitz.

Sin escaparle a la coyuntura en la Casa Blanca, Obama lanzó dardos contra su sucesor Donald Trump, aunque sin nombrarlo. “Hoy otra administración en Washington que tiene otro manera de gobernar”, dijo en referencia a la salida de EEUU del acuerdo climático de París.

Sin embargo, el norteamericano confió que “EEUU va alcanzar las mentas del acuerdo de París aún cuando la actual gestión tenga otra visión con respecto al cambio climático”. En ese sentido valoró que muchas empresas y estados mantienen el compromiso de reducir los gases pese a que el país desde junio no formará parte del acuerdo. “Este cambio ya está empapado en nuestra economía y en nuestra cultura”, explicó.

Sobre el acuerdo específicamente reconoció que “no va a resolver la crisis climática por sí solo, sino que va a ayudar a mejorar la situación, siempre que alcancemos las metas”.

El rol de los gobiernos es fundamental -postuló- sea fijando metas e incentivos para las empresas. También pidió diseñar nuevos biocombustibles y más emprendedores para vender esas tecnologías, “porque todos estamos en posición de responsabilidad”. También hizo un llamado a la juventud y los invitó a comprometerse con causas nobles. “Nosotros tenemos que hacer nuestra parte también”, les dijo.

Sobre el final buscó dejar dos ideas claras: la lucha contra el cambio climático no dará victorias hoy y llevará décadas de trabajo y la segunda que “no hay contradicción entre cuidado del medio ambiente y un buen crecimiento económico”.

El salón comenzó a completarse dos horas y media antes de la esperada charla. Julián Weich animaba a la espera entre los panales de Educación y de Energías Renovables que su suspendido a minutos de comenzar. El conductor contó detalles sobre el detrás de escena y los cacheos permanentes se seguridad por la presencia del exmandatario.

El líder demócrata aterrizó después del mediodía de este viernes en una Córdoba blindada con un fuerte operativo de seguridad con más de 200 efectivos, sumados a los agentes del servicio secreto que llegaron con el exmandatario. Los puestos de control cercaban las afueras del hotel Quorum y para ingresar al salón principal para escucharlo hubo que pasar por al menos cuatro puestos de control.

El aterrizaje fue en una pista lindera al Aeropuertos Internacional Ingeniero Ambrosio Taravella y luego se trasladó en unos cinco minutos al hotel donde mantuvo un encuentro cerrado a la prensa con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, el exgobernador De la Sota y autoridades provinciales y locales. A ellos se sumaron un grupo reducido de empresarios, en su mayoría sponsors del evento, entre otros invitados.

La agenda aunque corta es bastante cargada. Luego de su participación en el foro, tomó el avión privado que lo trajo para trasladarse hacia Buenos Aires donde lo espera un coctel con unos 80 empresarios en el Palacio Duhau. Y para mañana tiene previsto un partido de golf con el presidente Mauricio Macri en el country de San Miguel para sacar la foto del final de viaje.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE