Frigerio consideró histórico el acuerdo para construir casas de madera en planes de vivienda

Frigerio consideró histórico el acuerdo para construir casas de madera en planes de vivienda

Los ministros del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio; de Producción, Francisco Cabrera; de Agroindustria, Ricardo Buryaile; y de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman; suscribieron un acuerdo con el sector maderero para construir viviendas sociales de madera que dará un fuerte impulso a la industria forestal y generará 200.000 puestos de trabajo.

“Este acuerdo con los representantes del sector foresto-industrial, con lo bancos, con las compañías de seguro y con la Cámara Argentina de la Construcción es histórico y muy importante. Impulsamos la industria forestal y a la vez reducimos el déficit habitacional”, afirmó Frigerio durante la firma del convenio que tuvo lugar en el Salón Sur de Casa de Gobierno y en la que también participaron los subsecretarios de Coordinación de la Obra Pública Federal, Ricardo Delgado; de Vivienda y Desarrollo Urbano, Iván Kerr.

Subrayó también que “la utilización de la madera permite una construcción más veloz que favorece el cuidado del medio ambiente” y destacó que el acuerdo será muy beneficioso para Chaco y la Mesopotamia, “una región siempre postergada de la Argentina”.

Buryaile, por su parte, aseguró que “el objetivo de la construcción con madera radica en la necesidad de dinamizar la demanda, generando mayor valor agregado, empleo, movilización de recursos, y contribución al desarrollo regional” y agregó: “Es un compromiso multisectorial a través del cual se lograrán beneficios sociales, ambientales, económicos y constructivos”.

En tanto, Cabrera dijo que “el acuerdo suscripto es una cuestión muy positiva que impactará en el empleo y el desarrollo la industria de la madera”, y remarcó el aporte que brindará Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) para la implementación del mismo.

“Desde que asumimos la gestión, trabajamos con todas las provincias en la definición de sectores estratégicos, para impulsar el desarrollo local, la creación de empleo y el fortalecimiento de las PyMEs, para que sean cada vez más competitivas. Esto implica trabajar sector por sector, a lo largo de toda la cadena de valor, para definir reglas de juego claras y acordar una visión colectiva de largo plazo”, sostuvo Cabrera.

El acuerdo, que tiene un plazo de 10 años, fue también rubricado por representantes de los gremios de la construcción y de la industrial de la madera; cámaras inmobiliarias, federaciones madereras y asociaciones bancarias.

Además, establece que al menos el 10% de las viviendas sociales financiadas por el Estado a través de la Subsecretaría de Vivienda y Desarrollo Urbano serán construidas con madera y prevé además, brindar capacitación en este tipo de construcción a los institutos provinciales de Vivienda.

Por su parte, el sector bancario se compromete a generar mismas condiciones de acceso al crédito para viviendas hechas con madera y a promocionar líneas que posibiliten a los fabricantes realizar inversiones.

El acuerdo también dispone que los gremios capaciten a los trabajadores para lograr profesionalizar esta técnica de construcción y que los empresarios se comprometan a ampliar el uso de la madera para construir.

El Convenio de Colaboración para la Promoción de la Construcción con Madera es el resultado de una mesa integrada por equipos técnicos de distintos organismos del Gobierno Nacional y de las provincias, cámaras empresarias y empresas. Estas instancias de diálogo y trabajo conjunto, llamadas Mesas de Integración, se replican en los distintos sectores y regiones del país.

Estas Mesas de Integración son parte de un programa de la Secretaría de Integración Productiva, dependiente del Ministerio de Producción de la Nación.

Entre otros beneficios la construcción de viviendas con madera reduce los tiempos de ejecución de las obras, minimizando así costos financieros. Además es un material renovable, reciclable y capturador de dióxido de carbono, lo que permite la mitigación del calentamiento global, siendo el material de menor demanda energética para su fabricación, y a su vez, debido a su capacidad aislante, tiene un bajo consumo energético que implica ahorro para el usuario.

Argentina cuenta con 1.300.000 has de forestaciones implantadas, con un 70 % de ellas en dos provincias del NEA: Corrientes y Misiones.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE