Secuestro del comerciante chino: el Tribunal Federal ordenó medidas de prueba suplementarias para poder llevar adelante el juicio oral

Secuestro del comerciante chino: el Tribunal Federal ordenó medidas de prueba suplementarias para poder llevar adelante el juicio oral

El Tribunal Federal de Posadas dispuso una serie de medidas de prueba suplementarias en el marco de la causa por el secuestro del comerciante chino Daniel Wu, ocurrido en agosto del año pasado en Posadas.
De la misma manera, rechazó el pedido de excarcelación de uno de los seis imputados que tiene la causa: el soldado voluntario Maximiliano Nicolás Penayo.
Los camaristas Manuel Alberto Jesús Moreira, Mario Hachiro Doi y Norma Lampugnani hicieron lugar además al pedido de la defensa del sospechoso, conformado por los abogados Paola Vera y Ricardo Skanata, de que el muchacho no sea traslado al penal bonaerense de Marcos Paz para seguir con la prisión preventiva. Quedará cerca de Misiones, para que no esté tan alejado de su familia.
“Teniendo en cuenta los motivos de acercamiento familiar invocados por la Defensa, y atento a la imposibilidad de alojar a Penayo en la unidad Federal de Candelaria –por su condición de soldado voluntario-, corresponde oficiar a la Dirección del Servicio Penitenciario Federal, haciéndoles saber que este Tribunal no tiene objeciones que formular al alojamiento del detenido en el establecimiento federal más próximo a la provincia de Misiones que disponga de cupo para militares, siempre que lo requerido por la parte se ajuste a las leyes y reglamentos carcelarios”, sostuvo el Tribunal.
Lin “Ale” Shihua, Penayo, Alejandro y Fernando “Nando” Senesoopha, Adam Alcides “Api” Rojas y Alexis Puchalski están acusados por el secuestro extorsivo agravado por la participación de tres o más personas, del comerciante Wu, que ocurrió el 16 de agosto de 2016, en la capital misionera.
Aquel día, cerca de la medianoche, la víctima acordó encontrarse con una mujer, en el Parque Vicario. Allí, se sube al auto de la víctima y lo guía hacía la Costanera de Villa Cabello, “donde Penayo y Rojas lo abordan y reducen para llevárselo cautivo”, según la reconstrucción que hizo el fiscal Diego Stehr en su requerimiento de elevación a juicio.
La víctima fue introducida en otro vehículo y trasladado hacia una vivienda del barrio San Isidro –alquilada por Shihua Lin y Penayo al efecto-. En el lugar los esperaban Fernando Senesoopha, Puchalski y una tercera persona, apodada “Chiqui”, que aún no pudo ser detenida. El joven permaneció atado en la vivienda durante su cautiverio, añadió.
Para el fiscal, ya en la madrugada del 17 de agosto, Penayo se comunicó primero con el padre de la víctima y luego con un amigo de la familia, y les exige el pago de U$$500.000 por la liberación del joven. Tres horas después, volvieron a comunicarse con el hombre y le exigieron la mitad de la suma, aunque finalmente acordaron un pago de 200 mil pesos, que debían ser dejados en las cercanías del hipódromo de la ciudad de Posadas.
Cuando Antonio, el padre de la víctima, se dirigía a efectuar la entrega, los secuestradores le indicaron que dejase el bolso con el dinero frente a la entrada de un templo de la comunidad laosiana, cerca de la ruta nacional 12. Tras dejar el pago, el comerciante esperó y volvió a pasar por el lugar, donde notó que el bolso estaba allí, por lo que decidió llevárselo.
Al mediodía del 17, la víctima aprovechó un descuido de su captores y logró liberarse y huir hasta una casa de la zona, donde avisó a su familia que estaba bien.
El juicio por el secuestro, el primero de ese tipo en Misiones, se concretaría recién en 2018. El 4 de agosto de este año se ha producido la citación a juicio, con pruebas ofrecidas por las partes, en las que requieren medidas de instrucción suplementarias que están pendientes de producción.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE