Crimen del misionero Sartori: Rosales ya se encuentra en Corrientes y será indagado en breve

Crimen del misionero Sartori: Rosales ya se encuentra en Corrientes y será indagado en breve

Ayer arri­bó a la ciu­dad de Mer­ce­des, Corrientes, Fé­lix Ama­deo Ro­sa­les, sos­pe­cho­so de­te­ni­do en Bue­nos Ai­res por fi­gu­rar co­mo pre­sun­to ho­mi­ci­da del misionero Héc­tor Sar­to­ri, un pro­duc­tor sep­tua­ge­na­rio que fue ata­ca­do por un gru­po de la­dro­nes, sien­do gol­pe­a­do has­ta la muer­te, de­li­to que ocu­rrió en la es­tan­cia de la víc­ti­ma du­ran­te 2015.
Des­de el ase­si­na­to, Ro­sa­les era bus­ca­do in­ten­sa­men­te ya que se cree que fue el au­tor ma­te­rial, por lo que es­tá sos­pe­cha­do de “ho­mi­ci­dio en oca­sión de ro­bo; ho­mi­ci­dio do­ble­men­te ca­li­fi­ca­do (por en­sa­ña­mien­to y cri­mi­nis cau­sa) en ca­li­dad de co­au­tor y por­ta­ción de ar­ma de fue­go de gue­rra, sin la de­bi­da au­to­ri­za­ción le­gal en ca­li­dad de au­tor, to­do en con­cur­so re­al”.
Se­gún co­men­ta­ron las fuen­tes con­sul­ta­das, el arri­bo de Ro­sa­les a Mer­ce­des (don­de se si­gue la cau­sa) se pro­du­jo al­re­de­dor de las 18 en me­dio de un in­ten­so ope­ra­ti­vo de se­gu­ri­dad que in­clu­yó a nu­me­ro­sos efec­ti­vos po­li­cia­les.
Es así que el tre­men­do ase­si­na­to, ocu­rri­do du­ran­te un in­ten­to de ro­bo, es­ta­ría ca­si es­cla­re­ci­do ya que tam­bién per­ma­ne­ce tras las re­jas Jo­sé An­drés Ge­nes, quien ha­bría si­do el au­tor in­te­lec­tual del atra­co mor­tal. De­be re­cor­dar­se que la tra­ge­dia al­can­zó al pro­duc­tor por­que los de­lin­cuen­tes ha­brí­an te­ni­do el da­to fal­so de que la víc­ti­ma guar­da­ba 10 mi­llo­nes de pe­sos en su cam­po. En ese mar­co, Sar­to­ri fue re­du­ci­do, ata­do y gol­pe­a­do con un ob­je­to con­tun­den­te, pre­sun­ta­men­te una lla­ve in­gle­sa, has­ta que mu­rió. Ro­sa­les, co­no­ci­do en el ca­so co­mo “El Por­te­ño”, fue atra­pa­do el pa­sa­do 22 de sep­tiem­bre lue­go de que la Po­li­cía de Bue­nos Ai­res to­ma­ra co­no­ci­mien­to a tra­vés de una lla­ma­da anó­ni­ma de que el pró­fu­go se en­con­tra­ba en una vi­vien­da por ca­lle Ta­gle al 4.000, del ba­rrio Vi­lla Ca­ra­za. Tras es­to, agen­tes lo in­ter­cep­ta­ron mien­tras cir­cu­la­ba en su co­che. Se­gún se cree es un pe­so pe­sa­do en el mun­do del ham­pa que co­me­tió otros atra­cos vio­len­tos.

Fuente: diario Época



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE