Por la caída de exportaciones, se duplicó el déficit en cuenta corriente y la deuda

Por la caída de exportaciones, se duplicó el déficit en cuenta corriente y la deuda

Alcanzó 5.954 millones de dólares, tras subir 114 por ciento. El rojo es financiado principalmente con deuda en el exterior del gobierno nacional y provincial.

Producto del atraso cambiario, al déficit generado por los viajes y consumos en el exterior se sumó el deterioro de las exportaciones, y en el segundo trimestre de este año el déficit de cuenta corriente más que se duplicó hasta alcanzar los u$s 5954 millones. Generó un aumento similar en las necesidades de financiamiento de ese rojo, que se tradujeron en una mayor colocación de deuda externa.

Según informó el Indec, “el déficit de la cuenta corriente resultó 114% mayor al de igual trimestre del año anterior, incrementándose en u$s 3175 millones, lo que se explica fundamentalmente por el deterioro de la balanza de bienes, u$s 2480 millones”.

 

Ese resultado, neto del aporte de u$s 9 millones de la cuenta capital, generó necesidades de financiamiento externo neto por u$s 5945 millones, un aumento de 116% interanual.

“Las necesidades netas de financiamiento fueron cubiertas principalmente por emisiones de deuda del Gobierno general y por disminución de activos de reserva del Banco Central de la República Argentina (BCRA)”, explicó el Indec.

“Preocupa que se siga deteriorando la cuenta de bienes y presione más las necesidades de financiamiento. Pero el déficit en servicios es tres veces el de bienes, porque las importaciones de servicios vuelan, y es el que genera las necesidades de financiamiento”, dijo Guido Lorenzo, economista de la consultora ACM. “Lo que tendría que pasar es que el déficit crónico se refleje en el dólar”, agregó.

 Hoy el atraso cambiario exacerba las compras en el exterior y desincentiva las exportaciones.

“Empezamos una fase de crecimiento genuina, pero la pregunta es cuán sostenible es por la restricción externa que genera estar produciendo menos que la demanda interna”, Lorenzo Sigaut Graviña, economista Jefe de Ecolatina.

El déficit en la cuenta corriente de bienes alcanzó los u$s 835 millones, producto de una caída de u$s 27 millones en las exportaciones y un salto de u$s 2453 millones en las importaciones (18%, tras aumentar 8% los precios y 9% las cantidades).

En tanto, el peso de los viajes al exterior (u$s 277 millones) se sintió en el déficit en la cuenta servicios, que se alzó a u$s 2119 millones, por importaciones subiendo u$s 340 millones por encima de las ventas. “El aumento en viajes tuvo su origen en el crecimiento de 28% del número de turistas argentinos que viajaron al exterior, mientras que parte del aumento en transporte se originó en las mayores compras de pasajes a compañías no residentes por parte de los viajeros argentinos”.

En el rojo de la cuenta corriente también fueron relevantes los giros dividendos, que sumaron u$s 3256 millones (un alza de u$s 293 millones en el año).

Para financiar el déficit, en la cuenta financiera ingresó un neto de u$s 6376 millones.

El financiamiento externo se generó en la emisión de deuda por u$s 6.908 millones, principalmente del gobierno nacional y gobiernos locales (u$s 4853 millones) y Lebac del BCRA (u$s 540 millones). El Indec sumó la adquisición de participaciones de capital por u$s 736 millones. (La inversión en cartera fue neteada por activos financieros por u$s 1464 millones.)

La inversión extranjera directa en el país alcanzó u$s 1666 millones (un crecimiento de u$s 969 millones interanual), donde “el principal componente de los ingresos del trimestre ha sido la reinversión de utilidades”, dijo el Indec. Fue neteado por una inversión en el exterior de u$s 248 millones.

Finalmente, las reservas del BCRA se redujeron en el trimestre u$s 2528 millones, después de compensarse con ganancias cambiarias.

Fuente: El Cronista



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE