Proyecto para facilitar acuerdos de precios en el INYM gana nuevo impulso

Proyecto para facilitar acuerdos de precios en el INYM gana nuevo impulso

La comisión de Agricultura de la Cámara baja emitió un dictamen para cambiar la manera en la que el INYM define los precios de la hoja verde y la canchada. De convertirse en ley, permitirá llegar a acuerdos a través una mayoría especial de dos terceras partes del directorio. El expediente deberá pasar por otras comisiones, pero confían en que se convierta en ley antes de fin de año, dado que hay acuerdo para que ello suceda. Además se evalúa otra iniciativa que propone elección directa para los directores del INYM.

El dictamen de Agricultura unifica varios proyectos que se habían presentado con el objetivo de facilitar los acuerdos en las sesiones de precios del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM). Según explicó el diputado nacional Alex Ziegler, el dictamen apunta solamente a uno de los aspectos que se pretendía modificar en la ley del INYM, que tiene que ver con la forma en la que se debaten los precios.

Según marca la ley yerbatera, los valores oficiales de la hoja verde y la yerba canchada se discuten semestralmente en reuniones en las que participan los doce integrantes del directorio y para lograr una definición, es condición necesaria que todos los integrantes de la mesa se pongan de acuerdo. Este mecanismo le da poder de veto a todos los directores, ya que basta con que solo uno no esté de acuerdo para que se trunque la negociación.

Este requisito de unanimidad en el marco de un directorio en el que confluyen intereses enfrentados, impidió acuerdos en numerosas oportunidades y obligó a remitir la definición de precios a Agricultura de Nación.

Para evitar que eso siga ocurriendo, desde hace varios años se vienen presentando proyectos en el Congreso con el objetivo de que se puedan definir precios sin necesidad de llegar a la unanimidad. Ayer la comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados de la Nación volvió a tratar el tema y optó por unificar varios proyectos en un dictamen que propone que baste el acuerdo de dos terceras partes del directorio para llegar a un acuerdo.

El dictamen propone un mecanismo según el cual se buscará en primera instancia un acuerdo por unanimidad, en cuyo caso los precios quedarían definidos por lo que determine el INYM, pero de no avanzar esa vía, se habilita una segunda instancia en la que se podrá llegar a un acuerdo con el visto bueno de al menos dos terceras partes del directorio.

Pero si el acuerdo llegara por mayoría y no por unanimidad, se deberán remitir las actas al ministerio de Agroindustria de Nación dejando constancia de la postura expresada por el o los directores que no estuvieran de acuerdo con lo resuelto por sus pares. La cartera nacional tendrá entonces 20 días para rectificar lo resuelto por la mayoría, de no hacerlo pasado ese plazo, se tomará como precio oficial el acuerdo de precios de mayoría.

Ziegler explicó que lo que se procura con el proyecto es obligar a todas las partes a sentarse a negociar. “Lo que pasa ahora es que si algún representante de la industria no quiere dar ningún aumento, le basta con no ir a las reuniones o levantarse de la mesa para impedir que todos los demás lleguen a un acuerdo. Lo mismo pasa si algún representante de la producción o de los tareferos se retoba”, indicó.

En líneas generales, los proyectos que se unificaron en un mismo dictamen proponen “darle solución a un problema que se genera año tras año al momento de fijar el precio de la materia prima”, destacó.

El dictamen en cuestión dejó afuera un reclamo que desde hace varios años viene sosteniendo el sector: que el INYM tenga potestad para establecer precios oficiales para la yerba “a salida de molino”. Los legisladores del bloque misionerista reclamaron que ese punto fuera incluido, pero sus pares prefirieron excluirlo para evitar que el proyecto genere rechazo de parte de los poderosos intereses que mueven los hilos de las cadenas comerciales.

El proyecto todavía necesita dictámenes de otras comisiones antes de bajar al recinto y, de ser aprobado, pasar a Senadores. Aún así Ziegler fue optimnista respecto a la posibilidad de que se convirtiera en ley antes de fin de año.

Otro proyecto para modificar el INYM sobre el que está trabajando Congreso es la modificación en la forma en que se eligen los directores que representan a los distintos eslabones que componen la cadena yerbatera. Hasta ahora los directores son electos por asociaciones que están habilitadas para tal fin, lo que impide que muchos actores que no pertenecen a ninguna asociación puedan convertirse en representantes en el INYM.

El proyecto en cuestión propone que los directores sean electos a través de elección directa entre todos los actores –productores, secaderos, tareferos o molineros- que estén registrados como tales ante el INYM.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE