Mayra acudió al STJ para evitar que la causa por violación vaya a juicio oral

Mayra acudió al STJ para evitar que la causa por violación vaya a juicio oral

La defensa de Mayra Patricia Magdalena Bogado, acusada de haber violado a un chico de 13 años en Garupá, acudió al Superior Tribunal de Justicia para evitar que el expediente llegue a la instancia de juicio oral, tal como lo decidió el juez de la causa y lo ratificó la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Menores.
Los abogados Alejandro Jabornicky y Nelson Ortiz trabaron un recurso de casación ante el STJ para que revierta el fallo de la Cámara.
Desde la defensa de Mayra apuntaron que tienen el acompañamiento de todas las organizaciones que luchan por la defensa de género y que sostienen que la causa contra Mayra se enmarca en una clara fobia ante los travestis y transexuales.
Por otra parte, persiste el pedido de que la travesti cumpla arresto domiciliario. Jabornicky y Ortiz explicaron que ella está pasando una seria crisis por su sexualidad, que amerita tratamiento psicológico y psiquiátrico en un ambiente que no sea el carcelario.
Según consta en el expediente, el hecho sucedió el 16 de septiembre de 2015 en el barrio Fátima de Garupá. Allí Mayra tenía una despensa. Un vecino suyo, entonces de 13 años, fue a comprar. De acuerdo con la denuncia, en determinado momento la travesti cerró la puerta con llave, encerró al niño en el lugar y luego lo violó.
Apenas pudo escapar, la víctima le contó a la madre lo que había sucedido, pese a las amenazas que le habría proferido Mayra. De inmediato, la mujer fue a la Comisaría de la Mujer para radicar la denuncia.
Interiorizado de la acusación, el juez de Instrucción Siete, Carlos Giménez, ordenó el arresto de la sospechosa, medida que la concretó la División Investigaciones de la Unidad Regional X de la Policía.
Mayra está alojada en la Cárcel de Mujeres de Miguel Lanús.
En mayo, la fiscal de Instrucción Siete, Patricia Inés Clérici, pidió que Bogado vaya a juicio, pero la defensa de la acusada planteó un recurso de nulidad contra el requerimiento.
Los defensores de Mayra sostuvieron que el requerimiento de la Fiscalía carecía de especificaciones y no había una acusación fundada en indicios sólidos.
La sospechosa y sus letrados sostienen que el chico no fue examinado al momento de ingresar al centro de salud donde lo llevaron tras el hecho y también afirman que se desestimó el relato de docentes de la escuela a la que asistía la supuesta víctima, en donde otros estudiantes habrían escuchado al chico decir que había hecho la denuncia contra la travesti a instancias de su madre y para sacarle dinero.
Los camaristas Marisa Di Laccio y Ricardo Venialgo rechazaron todos esos cuestionamientos y dejaron firme la elevación a juicio con la actual calificación legal.
Ahora el STJ deberá pronunciarse.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE