A días que se liberen los precios de los combustibles algunas estaciones ya aumentaron pero lo atribuyen al cupo del ITC

A días que se liberen los precios de los combustibles algunas estaciones ya aumentaron pero lo atribuyen al cupo del ITC

El Gobierno nacional anunció que a partir del domingo quedará sin efecto el acuerdo con las petroleras mediante el cual el Estado regulaba los precios de los combustibles, lo que hace prever que la semana próxima habría un aumento que los analistas ubican en torno al 6 por ciento. Pero algunas estaciones de servicios de Posadas se adelantaron y amanecieron hoy con nuevos valores. Faruk Jalaf, presidente de la cámara que nuclea a los empresarios del sector, atribuyó dicha suba al agotamiento del cupo de ITC diferenciado.

La mayoría de las estaciones de servicio de bandera Shell de Posadas sorprendieron a sus clientes con un imprevisto incremento de precios que llevó a la nafta súper a un valor superior a los 22 pesos. El aumento se dio el día posterior a que el ministro de Energía de la Nación, José Aranguren, anticipara que en octubre se cancelará el acuerdo con las petroleras, lo que llevará a una libre flotación de los precios.

Desde las expendedoras de Shell afirmaron que el aumento en cuestión no tenía nada ver con lo anunciado por Aranguren sino que se debía a que se les había acabado el cupo de combustible con ITC subsidiado que les correspondía. Al respecto, el presidente de la  Cámara de Estaciones de Servicio y Afines del Nordeste (Cesane), Faruk jalaf, señaló que “el aumento en algunas estaciones se debe a que se quedaron sin cupo de ITC y por consiguiente las petroleras les vendieron al precio normal. A fin de mes vuelven a tener cupo  y por consiguiente debe bajar el precio”.

Más allá de lo que ocurra con las estaciones de Shell, en el sector todos esperan que la semana próxima, cuando ya estén cancelados los acuerdos con las petroleras, se registre un incremento en los precios de los combustibles. Aunque todavía no hay nada definido, estiman que el primer movimiento de precios sería en torno al 6 por ciento.

Con los precios fluctuando a merced del mercado, son dos las variables que determinarán el comportamiento de los valores en los surtidores: el precio del barril del petróleo y la cotización del dólar. Tomando en cuenta que ambas variables aumentaron bastante desde la última vez que se tocaron los precios de los combustibles, se esperan incrementos rápidos para las nastas y el gasoil.

El barril de petróleo a cotización Brent pasó de 48 a cerca de 58 dólares en pocas semanas, mientras que el dólar se incrementó unos 50 centavos en pocos días. Con esos antecedentes se anticipa una suba de alrededor de 6 por ciento en los combustibles.

La buena sintonía de las petroleras con el Gobierno nacional es el único factor que podría demorar esos incrementos, pero lo haría solamente hasta después de las elecciones del 22 de octubre.

Hasta ahora, el precio de las naftas y el gasoil se revisa trimestralmente en función de una fórmula polinómica, que tiene en cuenta entre otras cosas el precio del dólar. Pero con la modificación en la metodología anunciada por Aranguren, el valor de los combustibles quedará liberado.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE