Objetivos de Desarrollo del Milenio vs. Objetivos del Desarrollo Sostenible

“A estos objetivos le siguen las políticas locales y los recursos financieros adecuados que posibilitarán el cumplimiento de los mismos, que como profesionales debemos conocerlos e integrarlos en los alcances laborales que nos correspondan, claro. La responsabilidad mayor sigue siendo de los Estados, pero como ciudadanos y profesionales sabemos que no estamos exentos”, sostiene en su columna mensual Silvia Kloster (*), quien analiza estos indicadores como un aporte para avanzar hacia el desarrollo de una sociedad más equilibrada y menos injusta.

 

En el marco de globalización actual, los Objetivos del Milenio y, luego, los Objetivos de Desarrollo Sostenible se convierten en los indicadores en pos de lo que necesariamente hay que avanzar para lograr -en mayor o menor medida- el desarrollo de una sociedad más equilibrada y menos injusta.

Hoy la mayoría de los países los contemplan e incorporan en sus planes y acciones de gobierno, son los grandes desafíos que esta sociedad consumista, postmoderna y competitiva ha sabido conseguir.

Aun hoy emergen como imágenes del espanto la pobreza, el hambre, la enfermedad, el desamparo y la marginalidad, en este marco los objetivos son un llamado a unir esfuerzos y recursos a la comunidad internacional, quienes tienen la obligación de crear las condiciones idóneas para avanzar hacia el valorado “desarrollo sostenible”.

“A estos objetivos le siguen las políticas locales y los recursos financieros adecuados que posibilitarán el cumplimiento de los mismos, que como profesionales debemos conocerlos e integrarlos en los alcances laborales que nos correspondan, claro. La responsabilidad mayor sigue siendo de los Estados, pero como ciudadanos y profesionales sabemos que no estamos exentos”, sostiene en su columna mensual Silvia Kloster (*), quien analiza estos indicadores como un aporte para avanzar hacia el desarrollo de una sociedad más equilibrada y menos injusta.

 

¿Qué son los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)?

Las Naciones Unidas en el año 2000 deciden trabajar en conjunto a los fines de hacer frente a uno de los problemas globales más urgentes: “la pobreza en sus múltiples dimensiones”, para lo cual fijaron ocho Objetivos denominados de Desarrollo del Milenio (ODM), con el fin de disminuir o reducir la pobreza, para lo cual se fijaron prioridades, programas y acciones que marcaron la agenda mundial durante los últimos 15 años.

Hoy, a la luz del informe del año 2015 de Naciones Unidas respecto del cumplimiento de las mismas se concluye lo siguiente:

Objetivo 1: Erradicar la pobreza extrema y el hambre

En el curso de las últimas dos décadas, la pobreza extrema se ha reducido de manera significativa. En 1990, casi la mitad de la población de las regiones en desarrollo vivía con menos de 1,25 dólares al día, este porcentaje ha descendido al 14% en 2015. A nivel mundial, la cantidad de personas que viven en pobreza extrema se ha reducido en más de la mitad, cayendo de 1900 millones en 1990 a 836 millones en 2015. La mayor parte del progreso ha ocurrido a partir del año 2000. El porcentaje de personas con nutrición insuficiente en las regiones en desarrollo cayó a casi la mitad desde 1990, pasando de 23,3% en el período 1990–1992 a 12,9% en el período 2014–2016.

Objetivo 2: Lograr la enseñanza primaria universal

La tasa neta de matriculación en enseñanza primaria en las regiones en desarrollo ha alcanzado el 91% en 2015, a partir del 83% en el año 2000.La cantidad de niños en edad de recibir enseñanza primaria que no asistió a la escuela cayó a casi la mitad a nivel mundial: pasando de 100 millones en el año 2000 a aproximadamente 57 millones en 2015. La tasa de alfabetización entre los jóvenes entre 15 y 24 años ha aumentado globalmente de 83% a 91% entre 1990 y 2015.

Objetivo 3: Promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer

Muchas más niñas asisten ahora a la escuela que hace 15 años. Las regiones en desarrollo en conjunto han alcanzado la meta de eliminar la disparidad de géneros en la enseñanza primaria, secundaria y terciaria. Entre 1991 y 2015 el porcentaje de mujeres con empleos vulnerables como parte del total de mujeres empleadas se ha reducido en 13 puntos porcentuales. En contraste, el empleo vulnerable entre los hombres cayó en 9 puntos porcentuales.

En el curso de los últimos 20 años las mujeres han ganado terreno en la representación parlamentaria en casi el 90% de los 174 países para los que se dispone de datos. La proporción promedio de mujeres en el parlamento casi se ha duplicado en el mismo período; sin embargo todavía solo uno de cada cinco miembros es mujer.

Objetivo 4: Reducir la mortalidad de los niños menores de 5 años

La tasa mundial de mortalidad de niños menores de 5 años ha disminuido en más de la mitad, reduciéndose de 90 a 43 muertes por cada 1000 niños nacidos vivos entre 1990 y 2015. A pesar del crecimiento de la población en las regiones en desarrollo, la cantidad de muertes de niños menores de 5 años se ha reducido de 12,7 millones en 1990 a casi 6 millones en 2015 a nivel mundial. Desde principios de la década de 1990, la tasa de reducción de la mortalidad de niños menores de 5 años se ha triplicado en el mundo. La vacunación contra el sarampión ha ayudado a evitar cerca de 15,6 millones de  muertes entre 2000 y 2013. La cantidad de casos de sarampión reportados en todo el mundo disminuyó en un 67% en el mismo período. En 2013, aproximadamente el 84% de los niños de todo el mundo recibieron al menos una dosis de vacuna contra el sarampión, en comparación con el 73% en el año 2000.

Objetivo 5: Mejorar la salud materna

Desde 1990, la tasa de mortalidad materna ha disminuido en un 45% a nivel mundial y la mayor parte de esta reducción ocurrió a partir del año 2000. Más del 71% de los nacimientos en todo el mundo fueron atendidos por personal de salud capacitado, lo que significa un aumento a partir del 59% de 1990. La prevalencia de anticonceptivos entre las mujeres de 15 a 49 años, casadas o que viven en pareja, se incrementó de 55% a nivel mundial en 1990 hasta 64% en 2015.

Objetivo 6: Combatir el VIH /SIDA, el paludismo y otras enfermedades

Las nuevas infecciones del VIH disminuyeron en aproximadamente 40% entre 2000 y 2013, de un estimado de 3,5 millones de casos a 2,1 millones. En junio de 2014, en todo el mundo, 13,6 millones de las personas que vivían con el VIH recibían la terapia antirretroviral (TAR), un aumento inmenso a partir de solo 800.000 personas en 2003. La terapia antirretroviral evitó 7,6 millones de muertes por SIDA entre 1995 y 2013.

Se han evitado más de 6,2 millones de muertes causadas por paludismo entre los años 2000 y 2015, principalmente de niños menores de 5 años de edad en África subsahariana. Se estima que la tasa de incidencia mundial del paludismo ha caído un 37% y que la mortalidad mundial por paludismo se ha reducido en un 58%.

Se estima que entre 2000 y 2013 se salvaron 37 millones de vidas mediante intervenciones de prevención, diagnóstico y tratamiento de la tuberculosis. La tasa mundial de mortalidad por tuberculosis cayó en un 45% y la tasa de prevalencia en 41% entre 1990 y 2013.

Objetivo 7: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente

Prácticamente se han eliminado las sustancias que agotan la capa de ozono desde 1990, y se espera que la capa de ozono se recupere a mediados de este siglo. Las áreas terrestres y marinas protegidas en muchas regiones han aumentado sustancialmente desde 1990. En América Latina y el Caribe, la cobertura de áreas terrestres protegidas aumentó de 8,8% a 23,4% entre 1990 y 2014.

En 2015, 91% de la población mundial utiliza una fuente de agua mejorada, en comparación al 76% en 1990. Desde 1990, de los 2.600 millones de personas que obtuvieron acceso a fuentes de agua potable mejorada, 1.900 millones lo hicieron a través de agua potable suministrada por cañería hasta su propio hogar. Más de la mitad de la población

mundial (58%) ahora disfruta de este nivel más alto de servicio. En todo el mundo, 147 países han cumplido con la meta del acceso a una fuente de agua potable, 95 países han alcanzado la meta de saneamiento y 77 países han

cumplido ambas. A nivel mundial, 2.100 millones de personas han obtenido acceso a saneamiento mejorado.

El porcentaje de personas que defecan al aire libre se ha reducido casi a la mitad desde 1990. La proporción de población urbana que vive en barrios marginales en las regiones en desarrollo bajó de aproximadamente 39,4% en el 2000, a 29,7% en 2014.

Objetivo 8: Fomentar una alianza mundial para el desarrollo

La asistencia oficial para el desarrollo por parte de países desarrollados aumentó en un 66% en términos reales entre los años 2000 y 2014, alcanzando 135.200 millones de dólares. En 2014, el 79% de las importaciones provenientes de los países en desarrollo hacia países desarrollados fueron admitidas libres de aranceles, en comparación al 65% del año 2000.

El servicio de deuda externa como porcentaje del ingreso por exportaciones en los países en desarrollo cayó del 12% en el año 2000 al 3% en 2013.

Al 2015, 95% de la población mundial tiene cobertura de señal de telefonía móvil. La penetración de Internet ha crecido de solo un poco más de 6% de la población mundial en el año 2000, a 43% en 2015. Como resultado, 3.200 millones de personas están conectadas a una red global de contenido y aplicaciones

Los objetivos del milenio lograron enormes avances en la lucha contra el VIH/SIDA y otras enfermedades tratables, como la malaria y la tuberculosis. Si bien los logros han sido significativos, el progreso ha sido desigual a través de las regiones y los países, dejando enormes brechas, millones de personas siguen desamparadas, en particular los más pobres y los desfavorecidos debido a su sexo, edad, discapacidad, etnia o ubicación geográfica. Se necesitarán esfuerzos específicamente dirigidos a alcanzar a aquellas personas más vulnerables.

Algunas de las vallas aun persisten como: la desigualdad de género, las brechas entre hogares más pobres y los más ricos, entre hogares rurales y urbanos, los conflictos bélicos han producido migraciones de familias que han dejado sus hogares, todavía hay personas que viven en pobreza extrema y sin acceso a servicios básicos, y a todo ello el cambio climático ha generado nuevos sectores desprotegidos en situación de riesgo los que normalmente son los más pobres.

El informe también reconoce que el trabajo no se ha completado y debe continuar en la nueva era del desarrollo.

 

¿Qué son los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)?

En este marco la Cumbre para el Desarrollo Sostenible, que se llevó a cabo en septiembre de 2015, los Estados Miembros de la ONU recogen los objetivos del milenio y aprueban la denominada Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que incluye un conjunto de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad, la injusticia y hacer frente al cambio climático.

Estos 17 Objetivos se basan en los logros de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, incluyendo otras problemáticas como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible y la paz y la justicia, entre otras. El propósito era crear un conjunto de objetivos mundiales relacionados con los desafíos ambientales, políticos y económicos con que se enfrenta nuestro mundo, proporcionan orientaciones y metas para todos los países en conformidad con sus propias prioridades .

Responder a la amenaza del cambio climático repercute en la forma en que gestionamos nuestros frágiles recursos naturales, lograr la igualdad de género o mejorar la salud ayuda a erradicar la pobreza y fomentar la paz y sociedades inclusivas reducirá las desigualdades y contribuirá a que prosperen las economías. En suma, es una oportunidad sin igual en beneficio de la vida de las generaciones futuras.

Estos objetivos coincidieron con otro acuerdo histórico celebrado en 2015, el Acuerdo de París aprobado en la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP21). Junto con el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, firmado en el Japón en marzo de 2015, estos acuerdos proveen un conjunto de normas comunes y metas viables para reducir las emisiones de carbono, gestionar los riesgos del cambio climático y los desastres naturales, y reconstruir después de una crisis.

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó a través de la Resolución Nº 70/1 de fecha 25 de septiembre de 2015 la “Agenda 2030”, en la que reconocen que en la actualidad el mayor desafío mundial es la erradicación de la pobreza y proponen un plan de acción a favor de las personas y el planeta mediante el fortalecimiento de la paz universal y el acceso a la justicia.

En la Agenda, cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años, para lo cual todo el mundo debe involucrarse y hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y los ciudadanos.

Objetivo 1. Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.

Objetivo 2. Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

Objetivo 3. Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

Objetivo 4. Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

Objetivo 5. Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

Objetivo 6. Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

Objetivo 7. Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.

Objetivo 8. Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.

Objetivo 9. Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación.

Objetivo 10. Reducir la desigualdad en y entre los países.

Objetivo 11. Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Objetivo 12. Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.

Objetivo 13. Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Objetivo 14. Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

Objetivo 15. Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de forma sostenible, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica.

Objetivo 16. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.

Objetivo 17. Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible

 

 

 

Argentina: los ODS y su implementación

En la Argentina el ejercicio efectivo del acuerdo firmado se realiza mediante el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, dependiente de la Presidencia de la Nación creado en el año 2002 como un espacio de articulación para la planificación, coordinación y seguimiento de las políticas sociales nacionales.

Integrado por los siguientes organismos: Comisión Nacional Asesora para la Integración de Personas con Discapacidad; Consejo Nacional de Mujeres; Sistema de Identificación Nacional Tributaria y Social; Sistemas de Información, Evaluación y Monitoreo de Programas Sociales y Primeros Años.

 

El Consejo tiene como objetivos en el marco de los ODS, los siguientes:

  • POSICIONAR a los ODS en la agenda del estado nacional, provincial y local, y sensibilizar a la sociedad en conjunto.
  • IMPULSAR mecanismos de participación y colaboración con los ODS desde el sector privado empresarial, las universidades y las organizaciones de la sociedad civil.
  • COORDINAR los procesos de adecuación a los ODS en las distintas instancias gubernamentales.

 

Por Decreto 499/2017 se establece al CONSEJO NACIONAL DE COORDINACIÓN DE POLÍTICAS SOCIALES de la PRESIDENCIA DE LA NACIÓN como organismo responsable de coordinar las acciones necesarias para la implementación de la “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible” aprobada por la Resolución Nº 70/1 de la Asamblea General de las Naciones Unidas de fecha 25 de septiembre de 2015, con intervención de las áreas competentes de la Administración Pública Nacional.

Se instrúye al CONSEJO NACIONAL DE COORDINACIÓN DE POLÍTICAS SOCIALES de la PRESIDENCIA DE LA NACIÓN, a través de la UNIDAD DE COORDINACIÓN TÉCNICA de la SECRETARÍA EJECUTIVA, a implementar una metodología de trabajo interministerial e intersectorial con participación de los Organismos competentes de la Administración Pública Nacional para el cumplimiento de su cometido. También deberá articular acciones con aquellos Organismos Internacionales cuyas competencias se relacionen con los postulados de la “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”. Podrá conformar comités técnicos y grupos de trabajo, sectoriales como territoriales, para el adecuado monitoreo, seguimiento y evaluación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030.

El gobierno nacional estableció como condición prioritaria que los diferentes Ministerios y Organismos que componen la APN trabajen en la confección de planes estratégicos de largo plazo. El proceso de planificación consistió en identificar los principales objetivos e iniciativas prioritarias, los cuales permitirían contribuir al desarrollo económico, promover el desarrollo humano y social y fortalecer las instituciones de la vida pública argentina.

Se establecieron 8 grandes Objetivos de Gobierno y 100 iniciativas prioritarias de gestión para los diferentes Ministerios y organismos de la administración publica nacional. Los OGs, son una herramienta para promover el desarrollo de la Argentina, y tienen una notoria vinculación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, cuyo proceso de adaptación de las metas está impulsado por el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales.

 

Objetivos de Gobierno

1.- Estabilidad macroeconómica

2.- Acuerdo productivo nacional

3.- Desarrollo de infraestructura

4.- Desarrollo humano sostenible

5.- Combate al narcotráfico y mejora de la Seguridad

6.- Fortalecimiento institucional

7.- Modernización del Estado

8.- Inserción inteligente al mundo

 

Documentos elaborados

  • Guía para el proceso de adaptación de los ODS en el gobierno provincial
  • Manual para la adaptación local de los ODS
  • Estado de avance de la implementación de la agenda 20130 en Argentina
  • Informe voluntariado nacional – Foro político de alto nivel
  • Transformar nuestro mundo: La agenda 2030 para el desarrollo sostenible
  • Materiales gráficos ODS Argentina
  • El sector privado empresarial y los ODS

 

 


(*) Abogada

Postgrado en Derecho Ambiental. Diplomatura en Economía del Cambio Climático

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE