Defraudación al Pami: detectan en Misiones la inserción de otros 182 troqueles apócrifos en las recetas para su posterior cobro

Defraudación al Pami: detectan en Misiones la inserción de otros 182 troqueles apócrifos en las recetas para su posterior cobro

La Unidad Fiscal para la Investigación de delitos cometidos en el ámbito de actuación del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJP), a cargo del fiscal federal Javier Arzubi Calvo, actualizó y amplió el informe presentado en mayo pasado, donde se da cuenta de la intervención de la referida unidad en múltiples causas donde se investigan millonarias defraudaciones contra la administración pública a través de la facturaciónde tiras reactivas e insulina a beneficiarios falsos -en muchos casos, fallecidos- y la inserción de troqueles apócrifos en las recetas para su posterior cobro. El relevamiento permitió establecer no sólo la presunta responsabilidad de un conjunto de personas -entre las que se encuentran funcionarios del INSSJP, titulares, directores técnicos, empleados de farmacia y particulares- sino también la vinculación entre distintas jurisdicciones, detectándose así la utilización de los datos de un mismo profesional y/o afiliado y/o terceros intervinientes, al igual que envíos de medicamentos y/o recetas entre jurisdicciones involucradas. El perjuicio económico a la obra social de los jubilados ascendería aproximadamente a los 30 millones de pesos.

Las maniobras
Tal como quedó plasmado en el primer informe, el equipo de trabajo encabezado por el fiscal Arzubi Calvo identificó tres modalidades delictuales, que se replican en distintos puntos del país. La primera de ellas refiere a la facturación por diversas farmacias de recetas médicas pertenecientes al INSSJP, en las cuales se simuló la provisión de tiras reactivas e insulinas para afiliados del Instituto en fechas posteriores a su fallecimiento. Un factor determinante para llevar a cabo estas maniobras fue la falta de registros en los padrones de la obra social, y de la baja correspondiente de aquellos beneficiarios. Se detectó así la provisión de 23.330 unidades de tiras reactivas en 583 farmacias de todo el país utilizando los datos de 1133 afiliados fallecidos. En tanto, se estableció un consumo irregular de insulina por parte de 863 afiliados fallecidos a través de 364 farmacias de distintos puntos del país, lo que habría ocasionado un perjuicio patrimonial de 10 millones de pesos a las arcas del Instituto.
La siguiente modalidad tiene que ver con la inclusión en el “Padrón de Diabéticos” -en el ámbito del PAMI- de personas que no padecían tal patología. Cabe recordar que en 2012 y luego de advertir un crecimiento desproporcionado de este tipo de insumos, la Subgerencia de Medicamentos del INSSJP ordenó una baja masiva del mencionado padrón, exigiendo que los beneficiarios presentaran nuevamente toda la documentación necesaria para acreditar que padecían la enfermedad. Considerando que se trata de una patología crónica -quien la padece debe consumir los medicamentos referidos de por vida- desde la UFI PAMI se advirtió una significativa cantidad de afiliados de diferentes provincias del país que no habían cumplido con el trámite. A partir de esa referencia, se pudo determinar que la mayor parte de los afiliados que no se reempadronó no padecía diabetes, motivo por el cual no utilizaba tiras reactivas ni insulina y, más aún, ni siquiera conocían a los médicos que habían efectuado las prescripciones.
Finalmente, un tercer modus operandi está vinculado a la presentación de recetas del INSSJP por parte de establecimientos farmacéuticos de distintas jurisdicciones para su facturación y posterior cobro, en las cuales se adjuntaron troqueles -tanto de insulinas como tiras reactivas y otros medicamentos- presuntamente apócrifos.

Jurisdicciones
En Santiago del Estero, la UFI PAMI denunció el consumo irregular de 1.076 dosis de insulinas por parte de 50 afiliados fallecidos, a través de 20 farmacias y con la participación de 40 médicos distintos, resultando de ello un perjuicio patrimonial al Instituto de cerca de 2 millones de pesos.
En la provincia de Mendoza, la investigación desarrollada por la Fiscalía Federal n°2 determinó la utilización de los datos de 145 afiliados fallecidos, en cuyo nombre se presentaron 744 recetas a 100 farmacias que dispensaron insulina y tiras reactivas, lo que habría ocasionado un perjuicio patrimonial cercano a los 7 millones de pesos. En agosto pasado se realizó una ampliación de la denuncia original en base al consumo de insulinas por parte de 60 afiliados fallecidos al momento de la dispensa de 621 consumos que involucran a 60 farmacias y 91 médicos, sumando así un perjuicio patrimonial de más de 1 millón de pesos.
Tal como se desprende del primer informe, en la provincia de Córdoba, la Fiscalía Federal N°2 investiga la provisión efectuada por 100 farmacias usando los datos de 582 afiliados no reempadronados o fallecidos, al tiempo que se detectó que dos establecimientos presentaron al cobro recetas con troqueles apócrifos en las que se empleaban los datos de 17 afiliados. Ahora bien, en agosto pasado, se realizó una ampliación de la denuncia original a través de la cual se puso en conocimiento del magistrado interviniente la detección de 1.269 consumos irregulares de insulinas en 75 farmacias por parte de 201 afiliados ya fallecidos al momento de su dispensa, maniobra que habría ocasionado un perjuicio superior a los dos millones de pesos al INSSJP.
En lo que respecta a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el mes pasado se realizó una ampliación de denuncia, dando cuenta de la detección de nuevos casos: 14 farmacias habrían dispensado 614 consumos a 85 afiliados ya fallecidos, provocando una pérdida estimada en 1 millón de pesos a la obra social.
En la Provincia de Buenos Aires hay actualmente investigaciones abiertas en Lomas de Zamora, Morón, San Isidro, Tres de Febrero, San Isidro, Quilmes, Mar del Plata, Campana, Mercedes, Pergamino, Dolores, San Martín y Arrecifes.
En la jurisdicción de Lomas de Zamora, en la provincia de Buenos Aires, la Fiscalía Federal n°2 tiene a su cargo una investigación donde se encuentran involucradas 54 farmacias que presentaron recetas -tiras reactivas e insulina- de 380 personas. Ahora bien, el nuevo informe de la UFI-PAMI señala que en el mes de julio se realizó una ampliación de la denuncia, en esta ocasión por la utilización de los datos de 43 afiliados que se encontraban fallecidos al momento de la presentación de 167 recetas en 20 farmacias distintas, con un perjuicio al Instituto de $ 291.963,78. Asimismo, en agosto se detectó ante la misma Judicatura la utilización de 66 recetas con troqueles presuntamente apócrifos en una de las farmacias ya denunciada con anterioridad.
En Morón, la Fiscalía Federal n°2 lleva adelante una investigación por maniobras con recetas falsas de insulina en perjuicio del PAMI. A esa pesquisa se anexaron, en agosto pasado, los casos de 43 afiliados fallecidos que habrían retirados dichos medicamentos en 20 farmacias distintas, resultando de ello un perjuicio patrimonial de 291.963,78 pesos. Adicionalmente, se presentó ante la Fiscalía de turno documentación vinculada al cobro de 94 recetas efectuadas por una farmacia con troqueles insertados que serían apócrifos.
En Entre Ríos, en el marco de la investigación a cargo de la Fiscalía Federal de Concepción del Uruguay, el equipo de la UFI-AMIA realizó una ampliación de la denuncia original, tras detectar el irregular consumo de 43 elementos de insulinas respecto de 7 afiliados fallecidos al momento de su dispensa por parte de tres farmacias distintas.
En la provincia de Corrientes, se amplió la denuncia original -cuya investigación se encuentra a cargo de la Fiscalía Federal n°2- por el consumo irregular de insulinas a través de 16 farmacias de la jurisdicción, donde se presentaron 562 recetas respecto de 37 afiliados, lo que habría ocasionado un perjuicio de superior a 1,3 millones de pesos.
En Tucumán la UFI-PAMI presentó en agosto una ampliación de la denuncia inicial -cuya investigación se encuentra a cargo de la Fiscalía Federal n°1- por el consumo espurio de insulina por parte de 14 afiliados que ya habían fallecido al momento del dispendio. La maniobra, que tiene en la mira a 7 farmacias distintas, ocasionó un perjuicio de casi $75.000 al erario de la obra social.
En Misiones, por su parte, se inició una nueva investigación por 182 casos de inserción de troqueles apócrifos correspondientes a insulina e insumos para diabéticos. Interviene la Fiscalía Federal n°1 de esa jurisdicción.
En la jurisdicción de Santa Fe se denunció la utilización de datos de 20 afiliados ya fallecidos al momento de registrarse el consumo de 563 productos de distintas especialidades. Se puede estimar por las investigaciones en curso por maniobras como las denunciadas un perjuicio al PAMI de $ 336.686,03. En Rosario, en tanto, se investiga el consumo irregular de insulinas y tiras reactivas que involucran a una farmacia de la jurisdicción respecto de una afiliada que se encontraba fallecida al momento de las dispensas. Todo ello, habría ocasionado al Instituto un perjuicio patrimonial que sería de $ 2.749,85. En esta causa interviene la Fiscalía Federal N° 3 de Rosario.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE