Afirman que la foresto-industria generaría unos 4.000 puestos de trabajo en Misiones a partir del convenio con Nación para usar madera en la obra pública

Afirman que la foresto-industria generaría unos 4.000 puestos de trabajo en Misiones a partir del convenio con Nación para usar madera en la obra pública

El presidente de la APICOFOM (Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y NE de Corrientes), Pedro López Vinader, anticipó que el próximo martes se firmaría el convenio mediante al cual la Nación se comprometerá a utilizar madera como material base en al menos 10 por ciento de las viviendas que se construyan mediante planes del Estado.  Anticipó que se eliminará la obligación de contar con Certificado de Aptitud Técnica (CAT) para construir con madera.

El titular de la cámara que nuclea a los empresarios de la foresto-industria del sur de Misiones y norte de Corrientes confirmó que el martes al mediodía se firmará el convenio con la Nación mediante el cual se promocionará la utilización de madera en la construcción de viviendas. Destacó que a partir de ese convenio se multiplicará por diez la participación de la madera como material de construcción de casas en planes nacionales.

En el marco de la Feria Forestal Argentina 2017 que comenzó ayer, López Vinader estimó que se pasará de un promedio que oscila entre las 800 y 1.000 viviendas por año, a entre 8.000 y 10.000, lo que generará unos 6.000 puestos de trabajo en la foresto-industria de todo el país, de los cuales entre 70 y 80 por ciento estarían en Misiones.

Indicó que la idea es que el Gobierno nacional comience firmando algunos de los programas que presentó Misiones en la subsecretaría de Viviendas, el más ambicioso de ellos el que prevé construir 880 casas en el barrio Itaembé Guazú, financiadas por la Nación.

López Vinader consideró que Misiones será la más beneficiada por el impulso que se le pretende dar a la construcción con madera, no solo por la abundancia de materia prima, sino también por la capacidad industrial instalada y la amplia experiencia que tienen los empresarios del sector en la utilización de madera para viviendas. “Tenemos materia prima como para hacer 12 millones de casas y tenemos mucha capacidad ociosa en la industria. En Misiones estamos a la vanguardia de la construcción de casas con madera, se hicieron más de 7.000”, destacó.

Anticipó además que a partir de fin de año no va a ser necesario tener un Certificado de Aptitud Técnica (CAT) para construir con madera, ni para tramitar créditos hipotecarios. “A la madera se la va a tratar como a un material más, lo que implica un gran paso para simplificar mucho los trámites para construir con madera”, dijo.

El dirigente del sector empresarial valoró la creación de la Mesa Nacional que convocó la Sociedad Rural Argentina y que nuclea a todos los actores involucrados del sector de la foresto-industria del país y tiene contacto directo con las esferas más altas de decisión del Gobierno nacional. “El sector realmente nunca estuvo en una mesa nacional. Siempre trabajamos en mesas regionales o provinciales, pero que el Estado nacional lo tome como una cuestión importante y se genere la Mesa de la Cadena Foresto-industrial nacional y la Mesa de Construcción de Vivienda con Madera, eso es muy importante”, opinó.

Explicó que la mesa planteó al presidente Macri la necesidad de recuperar los niveles de exportación de años anteriores. “Misiones y Corrientes exportaron 450 mil metros cúbicos de madera en 2005, cantidad que bajó a 120 mil metros cúbicos en 2016. Eso quiere decir que el sector tiene un potencial grandísimo y puede dar mucho más. La industria tiene capacidad, pero no tiene a quien vender porque no están las condiciones dadas”, indicó.

Remarcó que el mercado demanda, pero Argentina no tiene competitividad en comparación a otros oferentes. Consideró que tres puntos principales que minan la competitividad del sector son los costos laborales, los costos de logística y la presión impositiva.

“No queremos entrar en la discusión del tipo de cambio, pero sí creemos que hay que bajar costos en logística, habilitar puertos fluviales. En 2003 el costo promedio de transporte para exportadores de madera era de 25 dólares por metro cúbico y hoy son 65 dólares, a alguien del norte de la provincia le cuesta 80 dólares. Bajar por lo menos a 35 dólares ese costo nos serviría mucho, en el comercio de commodities, una diferencia de 30 dólares por metro cúbico puede ser la diferencia entre hacer negocio o no hacerlo”, dijo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE