Es tiempo de florecer

Es tiempo de abrirnos, de expandirnos, de animarnos a volver a desarrollarnos. Como la naturaleza que en el hemisferio sur hoy (21 de septiembre) comienza a largar sus primeros brotes y flores, a llenar nuestros paisajes de colores y cubrir de hojas los árboles. Así también nosotros, tenemos la oportunidad de soltar lo que no nos funcionó este año, para crecer.

Estamos quizás a mitad de carrera, y ante los primeros obstáculos grandes o pequeños, pensamos en bajarnos. Las cosas no salieron como las programamos, y queremos dejar todo a la mitad. ¿Es necesario o puedo ir por más?

Siempre me pregunto cómo sería si la naturaleza hiciera lo mismo que nosotros, si optara por parar, dejar de avanzar, detenerse, abandonar. ¿Podés imaginar a una orquídea preguntándose si hoy va a abrir sus capullos, a un lapacho si va a seguir alimentando a toda su estructura a través de sus raíces, a las abejas cuestionándose si polinizan o no? ¿Imaginás a las hormigas huyendo ante la primera piedra o zapatazo, a los tucanes definiendo si vuelan o se arrastran?
Cada vez que tengo oportunidad de acompañar a alguna persona en Coaching, cada tanto me toca recordar el valor único que tiene su decisión de accionar para todo el sistema, para nuestra comunidad. Nos vemos aislados, nos encerramos ante las dificultadas, y creemos que si hacemos aquello que realmente nos define como personas da igual. Y lo cierto es que no da igual que cada uno prospere, brote, de frutos y sea capaz de progresar sintiéndose pleno. Porque al igual que el resto de las especies formamos parte de un ecosistema, y cada paso que damos cuando crecemos y evolucionamos es una forma de aportar como corresponde a todo el sistema.
Hoy que llega la primavera, podría ser un buen momento para levantar la vista de los celulares, soltar un rato las pantallas y adentrarnos en el flujo continuo de la vida, que al menos en esta parte del planeta crece a toda velocidad. Tal vez, sería más productivo imitar las virtudes de la naturaleza, su tremenda capacidad de aceptar que cada uno cumple una función indelegable en la trama de la vida.
Es tiempo de brillar más allá de las dificultadas creadas o ilusorias, de las creencias que nos limitan y de la incertidumbre que solemos cultivar. Es tiempo, es hora, y sé que vos también lo vas a lograr.

Sol Jouliá

@soljoulia

 www.soljoulia.com.ar



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE