La Casa de la Colectividad Española revivió su cultura con la gastronomía y ballet propio en la Fiesta Nacional del Inmigrante

Después de 38 ediciones, la Colectividad Española de Oberá contó por primera vez en la edición de 2017 con su propio ballet oficial denominado “Alegría Hispana”, dirigido por la profesora Andrea Mutti –directora de la Academia Davinci y el ballet Rincón Flamenco de Posadas- con más de 60 bailarines en total, de entre 6 a 60 años, que se lucieron este año en la Fiesta Nacional del Inmigrante.

Los grupos de infantiles, juveniles y adultos desplegaron alegría y frescura en las noches de la Casa para recibir a los visitantes que se acercaron a disfrutar de la gastronomía típica, la cultura y las danzas tradicionales, que con mucho entusiasmo y un trabajo de varios meses, prepararon los representantes de la colectividad.

Pero además, otro motivo de festejo el fin de semana fue contar nuevamente en la Casa Española con la presencia de una de sus socias fundadoras, doña Isabel Zabala Beitia, para la elaboración de la paella tradicional valeciana, con todos los ingredientes de los frutos de mar (langostinos, camarones, mejillones, tentáculos de pulpo, pollo, verduras y arroz).

En diálogo con MisionesOnline, doña Isabel relató que por razones de salud y complejas cirugías debió alejarse durante 3 años de la Fiesta que tanto le apasiona. “Le pedía a Dios recuperarme y que me deje un día más vivir esta fiesta, que me moviliza y me da fuerza. Aquí estoy, feliz nuevamente”, dijo.

La cocinera es una de las pocas inmigrantes de España que quedan en la colectividad. “Participo de esta fiesta desde la hora “cero”, ya que mucho antes de organizar este evento, nos juntábamos todos los migrantes, tanto los de Galicia, San Sebastián, Valencia, Zaragoza, y fue así que comenzó a sonar la idea de la fiesta en Oberá. Lamentablemente, hoy no queda casi nadie de aquellas épocas. Estoy viuda, pero tengo cuatro hijos, cuatro nueras de otras colectividades, y 12 nietos”, relata Doña Isabel.

Siempre se ocupó sola de sus hijos, de la chacra, y fue toda la vida la cocinera oficial de las paellas españolas en la Casa de la Colectividad en la Fiesta Nacional del Inmigrante en Oberá. “Llevo 33 años cocinando aquí, solo me alejé estos últimos tres años por mi salud, pero volví con más ganas de compartir, la fiesta me da vida”, aseguró. “La gente me ve en la cocina de la Casa y me saludan, quieren fotos, se alegran de verme, me trasmiten su cariño, eso me reconforta y me da energías para seguir”, expresó con gratitud.

Finalmente, destacó el trabajo de formar nuevos bailarines con un ballet propio. “Durante muchos años tuvimos en la Profesora Mirucha una muy buena representante, hizo mucho por la colectividad. Ahora hay un ballet propio y esta muy bien que nuevas alumnas aprendan de esta danza y formen un ballet, ya que las cosas bien aprendidas nunca se olvidan, mujer!”, concluyó una expresiva Doña Isabel.

 

 

El ballet oficial

La profesora Andrea Mutti, directora de Rincón Flamenco y de la Academia Davinci Centro Integral de Disciplina, de Posadas, es quien conformó  -a partir de este año- el primer ballet de la Colectividad Española, logrando formar de abril a septiembre tres grupos. “El ballet está integrado por niñas, adolescentes, mujeres y dos valientes hombres que se animaron a sumarse y formar parte del grupo adulto”, precisó.

Mutti fue primera princesa de la Fiesta Nacional del Inmigrante en el año 2012 en representación de la colectividad española, y ahora volvió a la Casa como directora del Ballet Oficial ofreciendo diversos estilos y, también, invitando a sus bailarinas de Rincón Flamenco a compartir la fiesta, en lo que selló un real reencuentro cultural el sábado por la noche en Oberá.

“Este año presentamos el ballet oficial, después de un gran trabajo que inició en abril, fecha en la que comenzamos con la confección de los trajes típicos que lucieron las alumnas y alumnos de baile, así como también los trajes típicos que lucirá este año Florencia Bueno, Reina 2017”, precisó la directora del Ballet, en la entrevista con Misiones Online.

Infantil con una Jota de Cáceres (El redoble) y un baile ue se ha vuelto típico del flamenco infantil “Herencia Gitana”. Con el Grupo Juveniles presentarán “Guajiras”, un cante de ida y vuelta de flamenco; y con el Grupo Adulto “Alegrías”, un palo flamenco.A su vez, con ambos grupos de juveniles y adultos, bailarán “Rumbas”.

“Que logremos con la colectividad formar un ballet propio es algo realmente hermoso y emocionante, es una oportunidad para quienes quieren aprender e interiorizarse más sobre esta gran cultura. Es una actividad inclusiva, ya que no se necesita de conocimientos previos. Hemos formado este año a niños, adolescentes y adultos desde “cero” para que todos los que se sumaron a esta danza puedan ser parte del Ballet sin importar su ascendencia. La idea es que tengamos personas que disfruten de este arte, se comprometan y quieran ser parte”, expresó Mutti

En tanto, el ballet de Rincón Flamenco, de la Academia DaVinci de Posadas, ofreció danzas sevillanas y alegrías.

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE