Nutrición: Las infusiones dentro de un plan de alimentación saludable

Nutrición: Las infusiones dentro de un plan de alimentación saludable

Las infusiones forman parte de nuestra vida cotidiana, nos acompañan como parte del desayuno o merienda, o bien, en el trabajo, mientras estudiamos o compartimos un encuentro con amigos o familiares. Sin dudas, la infusión que más se consume en nuestra región es el mate. No obstante, hay numerosos consumidores de café y té en todas sus variedades.

La duda más frecuente acerca de la ingesta de infusiones en general es sobre su calidad nutricional. Y en realidad, debemos saber que se las puede incluir perfectamente a un plan de alimentación saludable, ya que nos brindan ciertos beneficios para la salud. Es importante aclarar que no nos aportan gran cantidad de nutrientes como para reemplazar una comida, pero puede consumirse a lo largo del día como un “extra”. Vale la aclaración ya que, muchas personas, no desayunan o meriendan por tomar un mate, un té o café solo, lo cual resulta totalmente deficiente para nuestro organismo.

Hoy les cuento algunos de los aportes más importantes de las infusiones en general y sus beneficios para nuestro organismo, lo cual varía, aunque muy poco, en cada tipo de infusión:

  • Contienen gran cantidad de antioxidantes. El alto contenido de catequinas e isoflavonas del té verde, café, o yerba mate, los transforman en un perfecto aliado para luchar contra el envejecimiento, colaborar con la circulación y evitar el endurecimiento de las paredes arteriales, como así también el deterioro de las células del cuerpo, incluso hay estudios que avalan la capacidad de estos compuestos de prevenir el cáncer.
  • No aportan calorías, resultando ser buenas aliadas en planes de descenso de peso, debido a que nos ayuda a bajar la ansiedad, podemos consumirlo entre comidas, frías o calientes, sin agregado de azúcar, para no sumar un aporte calórico extra.
  • Ayudan a reducir el colesterol, también gracias a su contenido de antioxidantes naturales se ha demostrado que consumir habitualmente infusiones contribuye a la reducción de colesterol en sangre, ayudando de esta manera a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Aportan algunas vitaminas y minerales, como vitaminas del complejo B y C, potasio y magnesio, pero en pequeñas cantidades, si bien se considera su aporte, no resultaría jamás similar al de una fruta o verdura, por ejemplo.
  • Hay estudios que relacionan al té verde y al café, con el aumento del gasto energético, es decir que acelerarían el metabolismo, ayudando a reducir el peso corporal. No obstante, todavía no es un dato evidenciado científicamente en su totalidad.
  • Su efecto antioxidante refuerza el sistema inmunitario, lo cual nos ayuda en la lucha contra algunas bacterias y virus.

Un aspecto importante para recordar, es que, para una hidratación correcta, debemos consumir suficiente cantidad de agua pura, si bien las infusiones suman, no reemplazan al agua.

Podemos consumir infusiones calientes o frías y, en cuanto a la cantidad recomendada, si bien varía según cada persona, en general podemos tomar hasta dos o tres tazas por día, según preferencias. Es importante tomarlas alejadas de las comidas para evitar que inhiban la absorción de algunos nutrientes de los alimentos.

Quizás existan casos en los que su ingesta puede provocar cierto malestar, como en casos de gastritis, reflujo o problemas hepáticos. Ante la duda siempre debemos consultar a un profesional para evitar complicaciones.

Lic. Romina Krauss

M.P. n° 147

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE