El dólar más calmo y tasas más altas renovaron el atractivo del ‘carry trade’

El dólar más calmo y tasas más altas renovaron el atractivo del ‘carry trade’

En el mercado recomiendan a los inversores que sigan apostando por las letras ante un tipo de cambio sin grandes fluctuaciones y antes de un octubre en el que se espera un escenario distinto al de la previa de las PASO.

Luego de las primarias, el mercado cambiario entró en un terreno de calma. Ante la duda de si es la tranquilidad del ojo del huracán o es un fenómeno que se mantendrá por un período prolongado, en las mesas de dinero  contestan rápidamente que la volatilidad y el peligro de fuertes subas ya pasó y para octubre no esperan un panorama similar.

En las últimas tres semanas el dólar -tanto en el mercado mayorista como en el minorista- no registró fuertes variaciones y se negocia al público en torno a los $ 17,50 para la venta. En este contexto, se renueva el interés por el carry trade.

El mes pasado, el Banco Central vendió Lebac en el mercado secundario por un total de $146,2 mil millones. Dichas ventas generaron una contracción monetaria que superó la expansión asociada a la renovación parcial del vencimiento del mes y en el transcurso de agosto el efecto monetario del total de operaciones con LEBAC fue una contracción monetaria de $ 31.000 millones.

Curva positiva

Durante agosto, el Banco Central fue cambiando la pendiente de la curva de las Lebac con sucesivas intervenciones en el mercado secundario y la pasó de negativa a levemente positiva. Así, para los plazos más largos – entre 230 y 260 días- el rendimiento observado en el mercado secundario de Lebac se incrementó 190 puntos básicos respecto al mismo día del mes previo, indicó la autoridad monetaria en el Informe Monetario Mensual publicado esta semana.

La intención de la entidad es estirar los vencimientos que hasta hace un mes estaban concentrados en el tramo corto de la curva. Un dato que ejemplifica esto es que el 35% del stock de Lebacs vence a más de dos meses, y en junio este porcentaje era de sólo el 20%, indicaron desde Allaria Ledesma.

“Más allá de que las elevadas tasas del orden del 27% que ofrecen las Lebac han renovado al carry trade, los operadores siguen apostando a que un favorable resultado electoral en octubre junto a más señales de reactivación económica contribuirán a continuar impulsando una convergencia hacia las valuaciones regionales, con Brasil”, indicó el analista Gustavo Ber.

Tramo corto y reinvertir

“Creemos que el carry trade ingresando a la Lebac más corta y reinvirtiendo en cada licitación puede resultar muy atractivo para los próximos 3 o 4 meses, aunque el análisis de la posición debe realizarse siempre tomando un plazo largo y no en forma diaria o semanal, dado el esquema de tipo de cambio flotante con volatilidad”, remarcaron desde Ficonomics.

Además, desde la consultora afirman que “el escenario queda reforzado por el escaso margen del BCRA para recortar las tasas de Lebacs en el tramo corto, frente a la resistencia de la inflación núcleo (1,8% en julio), las subas de tarifas esperadas para el último trimestre del año (ya anunciadas en gas natural y electricidad, con la incógnita de transporte público en el AMBA) y los agregados monetarios creciendo por encima del 30% interanual”.

Tras las PASO, el dólar mayorista, que cotizaba a $ 17,80, cayó a un intervalo de entre $ 17,05 y $ 17,45. Durante agosto, el BCRA vendió divisas al sector privado por u$s 1533 millones. “Es importante destacar que, aun en el contexto del establecimiento de un esquema de flotación cambiaria, la autoridad monetaria mantiene la capacidad de intervenir ante dinámicas potencialmente disruptivas en el mercado cambiario”, destacaron desde la entidad que conduce Federico Sturzenegger.

A plazos más largos

“Los fundamentos económicos favorecen a un peso fuerte y por ello mantenemos nuestra recomendación de colocarse en tasa de pesos y hacer carry tradeLas Lebacs de marzo, abril y mayo 2018 son nuestras preferidas ya que arriba del 27% de rendimiento ofrecen retornos reales muy positivos en comparación con las expectativas de inflación (17% para los próximos 12 meses)”, resaltan desde Econviews.

Para Ber, en este sentido, el apetito inversor no sólo está quedando demostrado en “la reactivación de tácticas de carry trade, con preferencia al tramo más largo tras la normalización de la curva de Lebac, sino también en la reanudación  de las emisiones provinciales y corporativas en el exterior, cuya oferta de divisas mantendría calmo al dólar”.

(El Cronista)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE