Leer la información nutricional de los alimentos nos puede ayudar a comer más sano

Leer la información nutricional de los alimentos nos puede ayudar a comer más sano

A la hora de ir al supermercado y, con el objetivo de comprar de manera más saludable, deberíamos comenzar a observar más los envases para elegir mejor nuestros alimentos. Especialmente analizar datos en cuanto a los ingredientes que poseen y el aporte de calorías, de sodio, azúcar y/o grasas, por ejemplo.

En primer lugar, debemos saber que existen normas que establecen el tipo de información y la manera en que ésta debe figurar en los rótulos de los alimentos. El objetivo es orientar la decisión de compra, brindando información relevante, evitando que se describa al alimento de manera errónea, o se presente información que de algún modo resulte falsa, engañosa o carente de significado en algún aspecto; para protección del consumidor y mejorar la libre circulación de los productos.

En los rótulos deben aparecer datos, como la lista de ingredientes, contenidos neto, identificación del origen, identificación del lote, fecha de elaboración y vencimiento, preparación e instrucciones de uso del alimento y la información nutricional.

La información nutricional es toda descripción destinada a informar al consumidor sobre las propiedades nutricionales de un alimento. Éste comprende la declaración del valor energético y de nutrientes, de carácter obligatoria, y la declaración de propiedades nutricionales (información nutricional complementaria), de carácter opcional.

Los datos aparecen, por lo general, en un cuadro donde se detalla la cantidad correspondiente a una porción de dicho alimento. Este primer dato es muy importante que observemos, ya que podemos aprender a servirnos adecuadamente la porción de cada alimento, pues no es lo mismo comer un paquete de galletitas que una porción que equivale a 5 unidades, por ejemplo. Luego se detallan el aporte de calorías por porción y cada 100 gramos, como así también, el aporte de cada nutriente: hidratos de carbono, proteínas, grasas de distintos tipos (saturadas, trans, monoinsaturadas, poliinsaturadas, colesterol, etc.), fibras, vitaminas, minerales como el sodio, que es de suma importancia observar para evitar una ingesta elevada del mismo, sobre todo en personas que padecen hipertensión, retención de líquidos, problemas renales, entre otros.

La importancia de comenzar a observar los rótulos de los envases es para elegir mejor los alimentos a la hora de la compra, lo cual determinará que mejore la calidad de nuestra alimentación y, además, recordemos que no existen alimentos malos o buenos, sino que todo depende de la cantidad y frecuencia con la que los consumimos, y para hacerlo adecuadamente debemos informarnos, la lectura de los envases es una estrategia muy buena para implementar en este sentido, obviamente sin llegar a la obsesión.

Cabe destacar que, la información que figura en los rótulos debe cumplir con lo establecido en las normas del país donde se va a comercializar. En Argentina, los requisitos para el rotulado de alimentos se encuentran en el Código Alimentario Argentino.

 

Lic. Romina Krauss

M.P. n° 147



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE