La Generación Z promueve un cambio de cultura y ética en las organizaciones

La Generación Z promueve un cambio de cultura y ética en las organizaciones

El 2017 será recordado como el año en el que lo tan temido, llegó. Finalmente los Baby Boomers inician su retirada dejando el lugar a los X; los millennials se mueven hacia puestos de alto mando y los departamentos de recursos humanos se abocan al recruiting de la primera camada de la generación Z, los nacidos en 1995, que actualmente tienen entre 21 y 23 años. Ingresan al mercado de trabajo y con ellos, comienza un nuevo proceso de cambio cultural y ético.

 

Como todo cambio generacional, para atraer y retener un nuevo grupo es fundamental escuchar, entender y cambiar. Lo fue cuando ingresaron los millennials y se vuelve a repetir, hoy, con los Z.

 

Esta es una generación global, conectada, educada y por sobretodo altamente tecnológica. Han crecido con la recesión mundial, la creciente preocupación acerca del cambio climático, y el terrorismo, factores que moldean fuertemente sus creencias, cultura y ética.

 

Si bien los Gen Z son los novatos del mercado tienen claridad acerca de lo que esperan de un trabajo, especialmente, en las organizaciones. Tener una voz, ser escuchados por los líderes y mentores, saber que trabajan para generar un cambio y estar alineados con la misión y visión de la empresa son los puntos claves a la hora de elegir un lugar de trabajo. Y son estas expectativas las que de una u otra manera van introduciendo nuevos cambios culturales y éticos en las organizaciones.

 

De esta manera, en un futuro próximo, se espera el resurgimiento  de una cultura organizacional a nivel mundial, transparente, positiva y de confianza. No basta con exponer los valores en carteleras o manuales, se las debe implementar, vivenciar en cada uno de los estamentos de la organización.

Viven en una sociedad donde cada vez es más común que los corruptos sean juzgados y vayan presos.  Empiezan a creer en otro tipo de justicia y luchan por ella.

No comparten trabajar para una marca de primera línea que tiene grandes preguntas acerca de su ética.  La marca no les alcanza. No negocian.

 

Se espera que para los próximos 5 años,  el 20 % de la fuerza laboral global sea GZ y, a diferencia del comportamiento de los millennials, los Z esperan trabajar de manera continua y hacer carrera en una organización pero esperan por ello recibir una muy buena paga y si no obtienen lo que buscan, rápidamente cambiarán de empleo.  Buenos proyectos, marcas humanas, transparentes y buena paga son los ejes de elección de esta nueva generación que ya está en movimiento.  Tendremos que esperar unos pocos años para ver como desarrollan aún más estas primeras decisiones.

 

 

 

Por Alejandro Mascó, socio de M-R Partners

 

 

 

 

 

 

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE