Pía Astori: “El país empieza a tener el despegue que necesitamos los argentinos”

Pía Astori: “El país empieza a tener el despegue que necesitamos los argentinos”

La presidente de la Fundación Mediterránea y titular de uno de los grupos empresarios más grandes de Sudamérica en su rubro, indicó que comienza a verse una reactivación de la industria que no se daba desde hace muchos años. Con 23 años, la cordobesa heredó en 1990 la conducción de las empresas fundadas por el emblemático Pietro Astori, que desde entonces no paran de crecer. Siente como una ventaja el hecho de ser mujer en un mundo dominado por hombres y se considera una líder democrática.

Astori considera un honor presidir la fundación que creada por su padre en 1977 y valora especialmente el perfil federal que es marca registrada de la Mediterránea. “Tenemos presencia en todas las regiones con 40 economistas que estudian las posibilidades y proponen planes para el desarrollo del país”, señaló.

A los 23 años asumió la conducción de Astori Estructuras y Palmar, dos empresas líderes relacionadas a la construcción y la industria. “Mi padre se murió en el 90, yo tenía 23 años y siendo hija única quedé al frente de las dos empresas: Astori Estructuras que construye  grandes naves industriales, estadios y Palmar que fabrica ladrillos cerámicos. Fue muy duro, especialmente al principio, pero armé equipos de trabajo muy eficientes, soy muy democrática en la toma de decisiones, todos opinamos y si la mayoría opina distinto, se hace lo que dice la mayoría”, indicó.

Luego de más de 25 años de gestión, Pía Astori llevó a Palmar a ser una de las fábricas más importantes de Sudamérica en su rubro, con una producción de 52 mil toneladas por mes, mientras que la empresa principal del grupo, Astori Estructuras triplicó su tamaño. Además  puso en funcionamiento una empresa constructora y realizó desarrollos inmobiliarios.

La expansión regional fue otro de los desafíos planteados por la empresaria. “Estamos en Uruguay y Brasil y ahora estamos en vistas de expandirnos a Paraguay”, dijo.

Asegura que ser mujer le pudo haber significado un impedimento en sus inicios, pero luego lo comenzó a sentir como una ventaja. “Ser mujer en un mundo de hombres es como una rareza, es distinto, te notan rápido, para mí fue complicado al principio pero después me acomodé”, recordó.

La empresaria se mostró confiada en el rumbo que está tomando la economía nacional. “Lo que veo en estos meses es que empieza a haber el despegue que necesitamos. Astori estructuras es la primera industria que arranca porque es industria de industrias, porque hacemos los galpones para otras empresas, en estos meses vemos mucha demanda de nuevas industrias. Tenemos todo vendido hasta enero o febrero del año que viene, eso hace mucho que no pasaba, es una gran alegría, fundamentalmente porque quiere decir que se van a generar fuentes de trabajo”, consideró.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE