Nutrición: cinco falsos mitos sobre el colesterol

Nutrición: cinco falsos mitos sobre el colesterol

La hipercolesterolemia es una alteración muy frecuente en nuestra sociedad actual, ya sea por causas genéticas, de un estilo de vida,donde la alimentación es mala y hay sedentarismo, o por efecto secundario de algunas enfermedades o fármacos, lo cual provoca el aumento del colesterol en sangre por encima de los valores normales. Existen muchas afirmaciones populares que no son correctas, sino, más bien, falsos mitos, que debemos conocer para cuidar nuestra salud cardiovascular.

Algunas creencias corrientes acerca del colesterol incluyen errores que pueden llevarlo a un manejo equivocado de este problema, entre los cuales podemos mencionar:

  • “No es necesario controlar el colesterol hasta la mediana edad”: FALSO

Todas las personas deben comenzar a hacerse análisis de colesterol a una edad temprana. Incluso los niños, sobre todo los que tienen familias con antecedentes de enfermedades del corazón, pueden tener niveles altos de colesterol. Además, existe evidencia de que estos niños tienen un mayor riesgo de tener enfermedades del corazón cuando sean adultos. La falta de actividad física regular, los malos hábitos de alimentación y la genética pueden subir los niveles de colesterol de un niño.

  • “Si tengo colesterol alto debo dejar de comer huevos”: FALSO

Numerosos estudios recientes demuestran que no es tan perjudicial consumir hasta 1 huevo por día, debido a que, si bien, la yema contiene colesterol, éste no influye tanto en el colesterol de la sangre como las grasas saturadas, que son la principal causa de su aumento. Las grasas saturadas se encuentran en productos de origen animal, como carnes, leche y quesos enteros, embutidos, fiambres, etc. Estos alimentos son los que deberíamos reducir la frecuencia de consumo.

  • “Usar margarina en lugar de manteca me ayudará a disminuir el colesterol”: FALSO

No es así. Tanto la margarina como la manteca son ricas en grasas “malas”. La margarina contiene grasas trans y la manteca grasas saturadas, ambas aumentan el colesterol total y el LDL (colesterol malo). La mejor opción sería elegir aceites vegetales o queso untable descremado, como reemplazo de la manteca en preparaciones (purés, soufflés, budines, tartas, etc.)

  • “La acelga sube el colesterol”: FALSO

Ninguna verdura o fruta puede provocar el aumento de colesterol, simplemente porque no aportan grasas de ningún tipo. Al contrario, al ser ricas en fibras, favorecen la disminución del colesterol y triglicéridos.

  • “Las personas delgadas no tienen que preocuparse por el colesterol alto”: FALSO

Cualquier organismo puede tener colesterol alto. Las personas que tienen exceso de peso son más propensas a tenerlo, pero, no obstante, las delgadas también deben controlar el colesterol de manera regular. Muchas veces las personas delgadas no cuidan la cantidad de grasa saturada y trans que comen. Se debe controlar el colesterol de manera regular independientemente del peso, como así también, practicar actividad física y alimentarnos de manera saludable.

Para cuidar nuestro cuerpo debemos estar informados, ser conscientes de lo que comemos y consultar siempre a profesionales que nos ayudaran a prevenir, curar o mejorar alguna enfermedad.

Lic. Romina Krauss

M.P. n 147

 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE