Coiform: Preocupa a los profesionales la demora en la aprobación de planes forestales y proyectos de uso del suelo

El presidente del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones (Coiform) realizó un balance de su gestión al frente de la institución con sus avances y desafíos,  y expuso los temas de agenda prioritarios para la prestación de servicios de los profesionales. “Sin duda que una preocupación permanente es la demora de los organismos involucrados en la aprobación de planes y proyectos de uso del suelo, pero nos hemos puesto a disposición de las instituciones para que, a través de la capacidad operativa del Colegio, podamos contribuir a reducir los plazos”, expresó Juan Pablo Cinto.

El docente de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) y director de la consultora Gerencia Socio-Ambiental fue reelecto en agosto en la conducción del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones (Coiform), institución que lleva adelante con los integrantes de la comisión directiva.

Durante la primera etapa de gestión que debió presidir entre 2015-2017, puso como prioridad de gestión, la atención de los matriculados que ejercen su profesión en forma independiente, ya que tienen una problemática diferenciada de quienes ejercen la profesión de relación de dependencia se privada o pública. “Esta problemática involucra la gestión ante organismos públicos, presión impositiva, escalas de honorarios profesionales, retrasos en los pagos, la apertura de nuevos campos de trabajo, etcétera. En este sentido, hemos logrado importantes avances, como el reconocimiento de la AFIP como tasadores autorizados de propiedades rurales para el blanqueo que finalizó en marzo; la gestión ante la Dirección del Registro de la Propiedad que autorizó la intervención directa de los profesionales forestales ante el organismo”, destacó en la entrevista con ArgentinaForestal.com el presidente del Coiform.

Sin duda que una preocupación permanente de los Colegas es la demora de los organismos involucrados en la aprobación de planes y proyectos de uso del suelo, pero nos hemos puesto a disposición de estas instituciones para que, a través de la capacidad operativa del Colegio, podamos contribuir a reducir los plazos”, aseveró el profesional.

A nivel institucional, entre las actividades institucionales realizadas, indicó que han participado en carácter de co- organizadores de las Jornadas Técnicas Forestales y Ambientales 2016 del INTA y la FCF-UNaM; en la comisión formuladora del Proyecto de Reglamentación de la Ley que crea el Instituto de Suelo, en las reuniones convocadas a propósito de la prorroga y reforma de la Ley 25.080, entre otras actividades. Paralelamente, mantuvieron y consolidaron la representación ante la Federación de Colegios y Consejos Profesionales de Misiones (FECCOPROMI), en la Agencia de Desarrollo de Eldorado (AGEDEL) y en el Aglomerado Productivo Forestal (APF).

 

 

Impacto económico

Respecto al escenario económico actual, señaló de que más allá del contexto difícil que se enfrenta en general, han logrado mantener las finanzas del Colegio en situación de equilibrio, facilitando además que los profesionales colegiados puedan adherir al débito automático para el pago de los derechos de ejercicio profesional.

En lo que respecta a la prestación de servicio en general de los profesionales, si bien el directivo evitó abundar en como una serie de medidas de gobierno ha impactado sobre la economía en general y la forestal en particular ya que otros actores del sector  lo han expresado oportunamente, explicó que “el impacto se sintió además de la  afectación en los pagos, en la caída de las actividades, pero éstas se están recuperando lentamente”, dijo.

Aunque existen incentivos del Estado Nacional tanto para las plantaciones forestales, como para la conservación y manejo de bosque nativo, “la demora tanto en la aprobación como en la efectivización de los pagos, actúa como un contra incentivo para una franja importante de actores económicos del sector forestal de Misiones”, admitió.

 

Desafíos profesionales

El Ingeniero Forestal tiene una doble responsabilidad. Ante el Estado y ante la sociedad, frente al servicio que prestan “El profesional es responsable ante el Estado, de que las actividades productivas de nuestros clientes cumplan con las disposiciones legales sobre recursos naturales y ambiente y, al mismo tiempo, que en el marco de ese cumplimiento, de que se generen resultados con impactos positivos en lo económico, social y ambiental. Y la función del profesional debe ser valorada en ambos sentidos. De modo que desde el Colegio seguiremos trabajando por la fortalecimiento y ampliación del nuestro campo profesional y su valoración social”, indicó Cinto.

En este sentido, adelantó que se encuentran trabajando en la formulación de un Plan de Desarrollo Institucional con la participación de los Colegiados, para afrontar los desafíos del contexto actual y futuro de la profesión en la actividad forestal.

Otra iniciativa que llevan adelante desde el Coiform, es proponer un proyecto de Ley que permita lograr la incorporación de nuevos profesionales de actividades afines, que hoy no cuentan con una institución colegiada para matricularse. “Las industrias forestales forman parte del campo de competencia profesional de la Ingeniería Forestal, de modo que la incorporación de los Ingenieros en Industrias de la Madera o Ingenieros Foresto Industriales, fue evaluada positivamente por lógica afinidad”, expresó Cinto.

“En la última asamblea de la comisión directiva del Colegio se estableció que otras ingenierías afines a la forestal, como la de Recursos Naturales y Ambiente, también puedan incorporarse a nuestra institución. Para ello, se conformó una Comisión Redactora que en el plazo de 45 días deberá elaborar el anteproyecto de modificación de la Ley de Colegiación para que, a través del Poder Ejecutivo, pueda ser enviada a la Cámara de Diputados de Misiones para su tratamiento”, concluyó.

 

 

Por Patricia Escobar



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE