Una llamada telefónica le salvó la vida a un bebé en Neuquén

Una llamada telefónica le salvó la vida a un bebé en Neuquén

El nene se había tragado una moneda. Un enfermero y una operadora del sistema de emergencias les dieron instrucciones a sus padres sobre cómo proceder y salvaron al pequeño.

La acertada indicación de una operadora y un enfermero le salvaron la vida a un bebé a través de una llamada telefónica. De un lado de la línea estaban los padres de un nene que se ahogaba con una moneda que se había tragado. Del otro, el enfermero y la operadora del sistema de emergencias de Neuquén, que les dieron instrucciones y lograron sacar al chico de esa situación límite.

El episodio ocurrió el lunes en una casa de barrio Cuenca XVI. El nene, de apenas un año y cuatro meses, estaba jugando con una moneda de un peso. Se la metió en la boca y comenzó a tener problemas para respirar.

Uno de los padres trató que lo expulsara, mientras el otro llamó al 107, según informó el diario La Mañana de Neuquén.

La operadora Sonia Arratia y el enfermero César Hernández, les dieron las indicaciones a los padres para que hicieran movimientos contra el abdomen, llamados “maniobra de Heimlich”, hasta lograr que el bebé expulsara la moneda. Minutos después llegó la ambulancia y le brindó asistencia.

“Puede ocurrirle a un niño o a un grande”, señaló Ortiz Luna, titular del Sistema Integrado de Emergencias del Neuquén (SIEN). “Es fundamental seguir las indicaciones de los operadoras y nunca trasladar en un vehículo particular al paciente, sino esperar la llegada de la ambulancia. Nunca hay que meter los dedos en la boca para extraer el elemento”, agregó.

La maniobra de Heimlich consiste en una serie de empujones en el abdomen, por debajo del diafragma. Es un método recomendado para despejar la vía aérea bloqueada en los adultos. Debe usarse sólo en caso de una obstrucción grave, cuando la persona ya no puede emitir sonidos. Si puede toser, no se debe aplicar. En el caso de niños muy pequeños, una opción sería colocarlos boca abajo en nuestro antebrazo, aplicando con la otra mano unos golpes bruscos entre los omóplatos.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE