Por la suba del dólar hay menos ventas a argentinos en Encarnación y paraguayos vuelven a comprar algunos productos en Posadas

Por la suba del dólar hay menos ventas a argentinos en Encarnación y paraguayos vuelven a comprar algunos productos en Posadas

La devaluación del peso provocó una leve corrección en las asimetrías comerciales entre las vecinas Posadas y Encarnación. Los precios siguen siendo más bajos en la capital de Itapúa en casi todos los rubros, pero la diferencia se redujo y con ello disminuyó el flujo de compradores argentinos, tanto posadeños cuanto los que llegan desde otras provincias en tours. En la capital de Misiones volvieron a verse compradores paraguayos, aunque solamente en lugares puntuales, como el Mercado Central o supermercados mayoristas.

El tipo de cambio comienza a darle al comercio misionero algo de aire en la competencia con sus pares encarnacenos. El dólar, que en marzo cotizaba por debajo de los 15 pesos, en los últimos diez días se estableció por encima de los 18 pesos a pesar de los esfuerzos del Banco Central por contenerlo y en Encarnación vale más de 20 pesos. La variación se hizo sentir en la frontera, siempre susceptible a los vaivenes de las monedas, disminuyendo aunque sea un poco las asimetrías que desde hace más de un año y medio perjudican al comercio posadeño.

Mirta Montiel, presidente de la Cámara de Comercio de Encarnación, afirmó que durante toda esta semana se notó una merma en las ventas a argentinos en todos los rubros, aunque aclaró que el flujo de compradores de este lado del Paraná sigue siendo constante.

Otro dato significativo en ese sentido es la notoria disminución de colectivos de tours de compras que llegan desde otras provincias para cruzar a Encarnación.

Por otra parte, en Posadas volvieron a verse vehículos con patentes paraguayas y comenzaron a registrarse ventas a paraguayos, aunque solamente en algunos rubros. El ejemplo más notorio se da en el Mercado Central, cuyo presidente Jorge Brignole, afirmó que en las últimas semanas los paraguayos se convirtieron en compradores importantes de frutas y hortalizas. “Los paraguayos nos dicen que ahora les conviene el cambio para comprar acá, así que vienen y llevan grandes cantidades”, afirmó.

Los habitantes de la vecina orilla también volvieron a las góndolas de supermercados, especialmente los mayoristas, y compran por paquetes cerrados algunos productos puntuales, como harina, aceite o vinos de mesa. Empresarios posadeños aclararon que fuera de estos casos específicos, no se ven paraguayos comprando en la capital provincial.

Desde ambas orillas coinciden en que pese a la suba del dólar en Argentina, la mayoría de los precios son todavía más bajos en Encarnación, aunque la diferencia se redujo y con ello también disminuyó el atractivo de cruzar el puente en plan de compras.

La pregunta que mantiene en vilo al comercio de frontera es qué pasará con la moneda argentina luego de las elecciones del domingo y hasta cuándo el Central seguirá conteniendo al dólar mediante intervenciones en el mercado que comienzan a sentirse de manera negativa en las reservas. La otra gran duda es cuánto de la devaluación se traducirá en inflación, ya que si los precios siguen subiendo en Argentina, de poco servirá el aumento del dólar.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE