Macri pidió a la Provincia apoyar la lucha contra “la mafia de los juicios laborales” y bajar impuestos para generar trabajo

Macri pidió a la Provincia apoyar la lucha contra “la mafia de los juicios laborales” y bajar impuestos para generar trabajo

En la última semana de campaña previa a las PASO el presidente Mauricio Macri destacó que trabaja “muy cómodo” con el gobierno provincial encabezado por Hugo Passalacqua, aunque lanzó críticas al funcionamiento de Rentas y EMSA. Consideró que para que se recupere el empleo privado habría que avanzar en una reducción de impuestos en los tres niveles de gobierno. Puntualmente solicitó que Misiones deje de cobrar Ingresos Brutos a los créditos hipotecarios y adhiera a la Ley ART. Resaltó el récord de visitas alcanzado en Puerto Iguazú y anticipó que el turismo seguirá creciendo con la llegada de las low cost.

El mandatario nacional brindó una entrevista al canal posadeño Misiones Cuatro en la cual reiteró que mantiene una buena relación con el Gobierno provincial a pesar de que pertenecen a diferentes espacios políticos, pero dejó dos pedidos concretos a la gestión de Passalacqua: la adhesión a la ley ART y la quita de Ingresos Brutos a los créditos hipotecarios.

Remarcó la necesidad de reducir la litigiosidad laboral, a la que consideró factor importante para frenar el desarrollo de las empresas -especialmente de las Pymes- y la recuperación del empleo. “Tenemos que terminar con la mafia de los juicios laborales adhiriendo a ley ART”, pidió al Gobierno de Misiones, tal como lo viene haciendo en otras provincias, para luego argumentar que “ocurre que un juicio trucho que tiene que enfrentar una Pyme, muchas veces termina dejando sin trabajando a mucha gente. Misiones es una provincia muy emprendedora, pero muchos no se animan a empezar por este tema, por temor a tener que enfrentar un juicio y sin Pymes no hay trabajo”.

Consultado sobre las asimetrías de frontera y el reclamo por la reglamentación del artículo 10 de la Ley Pyme, el Presidente indicó que son temas que están bajo análisis, pero se ocupó de remarcar que tanto los gobiernos provinciales cuanto los municipios también deberían colaborar para reducir la presión impositiva, a la que consideró un desincentivo para la inversión.

“Necesitamos bajar los impuestos, las empresas no aguantan más la presión fiscal que hay, los tres niveles tenemos que bajar, tenemos que hacer una reforma impositiva seria, pro empleo, acompañada por una baja del déficit fiscal”, indicó.

En ese punto recordó que solicitó especialmente a Passalacqua la baja del impuesto a los Ingresos Brutos para créditos hipotecarios. “Cada dos minutos una familia recibe un crédito para una vivienda propia después de años que no había crédito y el ingreso bruto es un obstáculo porque encarece la cuota en más de mil pesos”, señaló.

Además cuestionó los puestos de control montados por Rentas en el ingreso a la Provincia a los que consideró “inconstitucionales”.

El mandatario destacó el record histórico de visitantes alcanzado en julio en Cataratas y anticipó que el turismo seguirá creciendo en toda la región a partir de la mejora en la conexión aérea y el desembarco de diferentes opciones en aerolíneas. “Necesitamos más camas, una cadena importante anunció inversiones, van a venir más vuelos para conectar a Iguazú con el mundo y con otras provincias. Es un fenómeno que recién comienza, un paso en la dirección correcta del camino al desarrollo”, consideró.

Ante una consulta, el Presidente fue crítico respecto a la gestión de EMSA, a la que consideró “un problema de la provincia desde hace muchos años”. Para Macri, la eléctrica provincial es ineficiente en su gestión, lo que genera sobrecostos que terminan perjudicando a todos los misioneros. Emsa termina cobrando muy por encima de la tarifa del interconexión nacional… … los misioneros quieren crecer y para eso hace falta energía barata y Emsa no contribuye a eso, contribuye a encarecer el costo de la energía porque tiene un funcionamiento muy ineficiente”, disparó.

Consolidar el cambio

A pocos días de las elecciones, Macri se dirigió directamente a los sectores de la sociedad a los que, según sus propias palabras, todavía no llegaron las ventajas del cambio. Volvió a apelar al argumento de la “pesada herencia” dejada por el gobierno anterior para explicar por qué hay argentinos que no experimentaron ninguna mejora en su situación personal, o incluso empeoraron, en los 19 meses de gestión de Cambiemos.

“Decidimos un cambio, ese cambio nos dio mayor libertad, la seguridad de que estamos combatiendo el narcotráfico, hemos hecho muchas incautaciones, la gente sabe hoy que tiene un gobierno que no mira para el costado no tiene connivencia con el narcotráfico sino que lo está enfrentando. Tenemos un país que volvió a crecer, que volvió al mundo, se le abren las oportunidades, que está logrando bajar la inflación, este año vamos a crecer más y va a haber más obra pública, lo que necesitamos el domingo es aprovechar esta oportunidad, es decir ‘creemos en lo que hemos decidido’”, dijo.

Luego apuntó directamente a los sectores que no fueron beneficiados por los cambios aplicados por su gobierno, a los que pidió un “acto de amor, de fe, de convicción” y que entiendan que “después de casi seis años de no crecer, que nos hayan dicho un montón de mentiras, que no haya habido generación de empleo genuino, solamente algún empleo público sub pagado y sin tarea específica. Este cambio no se podía hacer todo en 19 meses, es el comienzo de un camino largo, pero les aseguro que todas las mañanas me levanto pensando qué más puedo hacer por ese argentino que necesita que le llegue este aire de recuperación económica y les aseguro que este camino es el que nos va a llevar, es el único que existe para que Argentina llegue a ser un equipo, genere trabajo y felicidad”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE