Venezuela fue suspendida del Mercosur por la: “ruptura del orden democrático”

Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, fundadores del Mercosur, decidieron de forma unánime suspender a Venezuela del bloque por “ruptura del orden democrático”.

“La suspensión de Venezuela fue aplicada en función de las acciones del gobierno de Nicolás Maduro y es un llamado para el inmediato inicio de un proceso de transición política y restauración del orden democrático”, dice el comunicado suscrito tras una reunión de los cancilleres de los cuatro países en San Pablo.

Esta es la segunda vez que el Mercosur, fundado en 1991, aplica esa cláusula suscrita en 1998 en Ushuaia y ratificada y ampliada en 2011, que estipula que “la plena vigencia de las instituciones democráticas es condición esencial” para la integración regional.

Venezuela se encuentra suspendida del Mercosur desde diciembre de 2016, pero por incumplir obligaciones comerciales con las que se comprometió cuando se incorporó al bloque en 2012.

El único precedente aplicación del “Protocolo de Usuhaia” se aplicó en 2012 contra Paraguay, tras la destitución del presidente Fernando Lugo.

“Esta es una declaración que agrega un aislamiento del Mercosur a Venezuela y en la que cumplimos nuestro deber. Es un elemento a más que estamos colocando para contribuir que Venezuela pueda a tener el derecho de volver a participar como país democrático”, explicó el canciller brasileño, Aloysio Nunes.

El Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático, conocido como “cláusula democrática”, permite la aplicación de sanciones a los países en los que se rompa el hilo institucional, incluso de tipo económico y comercial.

No obstante, Nunes aclaró que “no está previsto una sanción comercial”, pues existen “acuerdos bilaterales con Venezuela, lo que va a tener (con la aplicación de la cláusula) es un efecto de aislamiento político”.

Después de la rueda de prensa, Nunes dijo que la suspensión “es por tiempo indefinido” y según el comunicado “el levantamiento de la suspensión solo sucederá cuando a juicio de los demás integrantes del bloque haya sido restablecido el orden democrático”.

En la reunión de este sábado, además de Nunes, participaron los cancilleres de Argentina, Jorge Faurie; de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, y de Paraguay, Eladio Loizaga.

En su exposición para justificar la decisión, Nunes, como representante de Brasil, que ocupa la Presidencia Pro Témpore del Mercosur, dijo que el bloque “tiene una vocación económica y comercial con bastantes iniciativas en curso para completar esa integración”.

“Estamos en tratativas con otros países y otros bloques como la Unión Europea o Canadá. El Mercosur está desarrollándose en su campo económico y comercial, pero la dimensión social del Mercosur también es una de nuestras preocupaciones”, apuntó.

En ese sentido, el ministro brasileño de Relaciones Exteriores recordó que “evidentemente la exigencia de la democracia como condición para pertenecer al bloque fue un compromiso adoptado en Ushuaia en 1998”.

“Y cuando un país se aparta (de esos compromisos) se aplican sanciones previstas en procedimientos previstos en el mismo Protocolo de Ushuaia. Esta reunión de hoy tiene varios antecedentes y partió de un camino adoptado por Venezuela que lo llevó a apartarse de la institucionalidad democrática”, subrayó.

El 1 de abril, citó Nuns, “nos reunimos en Buenos aires como consecuencia de un ultraje cometido por el Gobierno venezolano en relación a la Asamblea Nacional y constatamos que había una ruptura del orden democrático que es una pre-condición para la aplicación de los demás puntos previstos en el protocolo”.

“Instamos al Gobierno a dialogar seriamente con la oposición, pero Venezuela no comparece a las consultas y tenemos que dar el segundo paso”, explicó.

En ese sentido, el canciller brasileño aclaró que “el protocolo de Ushuaia no prevé la expulsión porque queremos que Venezuela vuelva y esperamos que vuelva, vamos a acompañar atentamente el desdoblamiento de la situación y defendemos el diálogo constante”.

“Vamos a continuar luchando en la OEA (Organización de Estados Americanos), Naciones Unidas y Unasur (Unión de Naciones Suramericanas)”, resaltó.

Sobre la diferencia de la suspensión que había determinado el bloque a finales del año pasado, Nunes aclaró que esa vez “Venezuela fue suspendida no por el Protocolo de Ushuaia y sí por el Gobierno no haber adoptado protocolos a los que se había comprometido cuando se unió al Mercosur”.

Nunes puntualizó que el Gobierno venezolano será notificado oficialmente de la decisión a través de la Secretaría del Mercosur. Ambito.com



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE