El vicepresidente de Amayadap desmintió que el Iplyc haya comprado fenólicos de Brasil

El vicepresidente de Amayadap desmintió que el Iplyc haya comprado fenólicos de Brasil

Román Queiroz, autoridad de la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná dio su explicación sobre la polémica que surgió ayer en torno a los materiales adquiridos para la realización de la torre Iplyc Costanera.

El vicepresidente de Amayadap, Román Queiroz, desmintió hoy que el Instituto Provincial de Loterías y Casinos de Misiones (Iplyc), haya comprado fenólicos del Brasil para la obra que se emplaza sobre la costanera de Posadas, a pocas cuadras del hospital Ramón Madariaga.

“Quién compró los fenólicos brasileros no fue el Iplyc, fue la empresa constructora correntina AET S.A., ganadores de la licitación de la obra”, publicó Queiroz.

Incluso se supo que la compañía constructora compró el material a proveedores misioneros, de la ciudad de Eldorado, que integran la Cámara de Madereros de Misiones, lo que echa por tierra las denuncias contra el organismo provincial que circularon por redes sociales sin comprobar el origen de dicho material.

Queiróz brindó precisión ante las versiones difundidas, aclaró el origen de los fenólicos cuestionados, a la vez que elevó el reclamo para que en las obras contratadas por organismos del Estado provincial a futuro se obligue a que los materiales de madera que se utilicen sean de origen misionero.

Según el directivo de la Asociación de Madereros, Aserraderos Y Afines del Alto Paraná (Amayadap), esta situación lo afecta “directamente, porque se trata del producto que nosotros fabricamos, pero quiero aclarar algunas cuestiones que trata de lo que pedimos al Estado Provincial”:

1. “Es mentira que en Misiones no se fabrican fenólicos con las características físicas que requiere la empresa constructora para este tipo de obra. Es más, podemos decir que nuestros productos son considerablemente mejores que los brasileros. Incluso hemos vendido nuestro producto para la construcción de centrales nucleares. Sólo la calidad que tenemos es lo que nos permite, medianamente, seguir en el mercado ante la apertura de importaciones”.

2. “Quién compró los fenólicos brasileros no fue el Iplyc, fue la empresa constructora correntina AET S.A., ganadores de la licitación de la obra”.

“Nuestro reclamo, entonces, es solicitar a la provincia que en los pliegos de obra se aclare que todos los productos madereros sean de origen misionero. De esta manera, se genera mano de obra local y se contribuye a generar trabajo a las PYMES castigadas”, finalizó Queiroz.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE