Tres argentinos fabrican autos eléctricos para chicos de 6 a 14 años y son buscados desde Estados Unidos

Tres argentinos fabrican autos eléctricos para chicos de 6 a 14 años y son buscados desde Estados Unidos

Tres amigos fabrican autos eléctricos para niños de 6 a 14 años, que además evocan las carrocerías de varios de los mejores automóviles de la Fórmula 1 de la década del ’50.

 

Una charla de amigos desencadenó el comienzo de esta historia: Juan Mercado Virasoro tenía un karting a pedal con la silueta de un viejo Fórmula 1 que usaba su hijo; un día, conversando con Rodolfo Manochi se propusieron perfeccionar y mejorar ese rodado. Ahí comenzaron con el proyecto al que luego se sumó Teddy Brea. Así, un licenciado en marketing, un ingeniero y un abogado le dieron vida a Locomóviles, la empresa que hoy fabrica pequeños autos eléctricos para chicos de entre 6 y 14 años.

 

La primera versión se hizo a comienzos de 2009: fue sobre un Alfa Romeo 158. Aunque era sólo una maqueta, decidieron participar con ella en Autoclásica, la muestra de autos clásicos que se desarrolla todos los años en el Hipódromo de San Isidro. Fue tal la repercusión que tuvieron que ese fue el empujón que necesitaban para apostar de lleno por la idea. Fue entonces que comenzaron a diseñar en 3D los dos autos que hoy presentan. La carrocería está hecha en fibra de vidrio, es autoportante, y está montada en los trenes delantero y trasero.

 

A modo de homenaje a Juan Manuel Fangio, eligieron al Mercedes-Benz W196 (con el que el balcarceño obtuvo ocho victorias en la Fórmula 1 y dos títulos mundiales, en 1954 y 1955), y la Ferrari D50, con la que el quíntuple campeón ganó tres veces en 1956 y con el que logró la corona en esa temporada también.

 

El hecho de que, salvo las baterías (que son importadas) y los frenos (se adaptaron unos de bicicleta), todo el resto del producto es desarrollo 100% argentino es un orgullo para los mentores de la idea. Cada pieza fue diseñada por los proveedores que trabajan con Locomóviles en nuestro país, cuya casa central está en Capilla del Señor, Buenos Aires.

 

Mediante la pedalera regulable, estos autos los pueden manejar chicos de entre 6 y 14 años. Los mismos desarrollan una velocidad de entre 2 y 18 km/h, la cual se puede regular por medio de la amplitud que se le da al acelerador a medida que el niño va tomando confianza.

 

El costo del auto es algo elevado, aunque es un producto que se amortiza porque puede pasar de padres a hijos e, incluso, a nietos. El precio comienza desde los $ 49.000; a partir de ahí, y con los accesorios que se le quieran colocar como otros espejos, parabrisas o volantes, puede llegar hasta 54.000 pesos.

 

Para quienes quieran conocer de cerca los vehículos pueden acercarse al Autódromo de Buenos Aires donde Locomóviles dispone de un box; allí, además, se pueden probar los productos.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE