Preocupación de académicos por desmantelamiento del proyecto UNILA que impactará a universidades de Brasil y latinoamericanas

 

La Universidad Federal de la Integración Latinoamericana (UNILA) –con sede en Foz de Iguazú, Brasil- fue en los últimos años una opción para muchos jóvenes de la región. Desde 2010, la UNILA abrió sus puertas después de años trazando las directrices de un proyecto de integrar la región Sur a través de la formación de personas capaces de contribuir con la integración latinoamericana, el desarrollo regional y el intercambio cultural, científico y educacional en la Región.

 

Pero la crisis en Brasil amenaza la continuidad del proyecto educativo ante intereses políticos, económicos y culturales de sectores conservadores que han adquirido fuerza frente al escenario que atraviesan. Contrarios a un proyecto inclusivo de universidad, iniciaron una campaña de desprestigio de la UNILA. Fue el caso del senador Álvaro Dias (PV) quien señaló “como un mal uso de recursos públicos, al ser éstos destinados a un número importante de extranjeros” en una institución que califica como un “aparato ideológico” que “direcciona a los jóvenes hacia doctrinas bolivarianas”.

 

El último de los ataques fue del diputado Sérgio Souza (PMDB/PR), quien el pasado 14 de julio presentó una enmienda a la medida provisoria 785/2017 –sobre financiamiento estudiantil- que tensiona la situación de la UNILA al proponer reemplazar ésta por la creación de la Universidade Federal do Oeste do Paraná, con la justificación de transformar la misión institucional de UNILA -la integración latinoamericana- en “la formación técnica y social de recursos humanos aptos para contribuir con el desarrollo regional del Oeste del estado de Paraná”, zona donde existen importantes intereses del agronegocio regional, explicaron en un informe especial Celeste Skewes Guerra (periodista y comunicadora social UACh, Magíster en Estudios Latinoamericanos UNILA) y Víctor Pacheco Garrido Antropólogo Sociocultural UdeC, Magíster en Estudios Latinoamericanos UNILA y Doctorando en Estudios Comparados sobre las Américas, Universidad de Brasilia -UnB.)

 

Debate llega al Senado

Por sugerencia de la senadora Fátima Bezerra (PT-RN),  senadores de la Comisión de Educación, Cultura y Deporte del Senado brasileño aprobaron el martes un pedido que cuestiona los intentos de acabar con el proyecto educativo de la Universidad Federal de Integración Latino Americana (UNILA), a partir de la enmienda propuesta por el diputado federal Sérgio Souza (PMDB / PR) para desmantelar parte importante de gestión educativa de la UNILA.

La propuesta de Fátima Bezerra, pide la supresión de la enmienda agregada con la Medida Provisional nº 785/2017, que reformula el FIES. “La enmienda desmantela parte importante de la UNILA, transformándola en una universidad específica, lo que escapa totalmente a la idea de integración latinoamericana propuesta en su proyecto original”, explicó la senadora. “Esa es una actitud equivocada y representa un retroceso. La UNILA fue una conquista de América Latina, con el objetivo de formar recursos humanos aptos para contribuir con el desarrollo y la integración regional”, enfatizó la senadora.

 

En la actualidad, la UNILA cuenta con 3.500 alumnos de Brasil y de los otros 19 países de América Latina, en 22 cursos de bachillerato, en áreas de interés común, siempre con foco de formación en el intercambio cultural y el desarrollo e integración regionales.

El desmantelamiento propuesto de la Unila fue objeto de críticas de la comunidad académica. La Asociación Nacional de los dirigentes de las Instituciones Federales de Enseñanza Superior (Andifes), en una nota, dijo que “la enmienda representa una afrenta a la autonomía universitaria, no sólo a la UNILA y a la Universidad Federal de Paraná (UFPR), sino a todo el sistema de universidades federales brasileñas”, cuestionaron.

“Desmantelar el proyecto UNILA representaría una pérdida cualitativa grave al sistema de universidades brasileñas y latinoamericanas. Cabe resaltar que el proyecto diferenciado de la UNILA es el resultado de una Política de Estado que enriquece el sistema de universidades brasileñas y realiza, por medio de una acción educativa, la previsión del artículo 4, párrafo único de la Constitución de la República Federativa del Brasil, por la integración de los pueblos de América Latina. Además de contribuir a la expansión universitaria en el Oeste de Paraná, se trata de un proyecto que pretende promover una nueva geopolítica del conocimiento desde la perspectiva latinoamericana, entendida como constitutiva y necesaria para el escenario académico nacional”, remarcaron desde el ámbito académico.

 

El foco en la integración regional

Con sede en Foz de Iguazú, ciudad brasileña situada en la Triple Frontera – región fronteriza entre Brasil, Paraguay y Argentina – se emplaza la casa de estudios que en la actualidad recibe a miles de estudiantes y profesores de toda América Latina. Una reconocida universidad pública, gratuita, de excelencia académica y comprometida con un proyecto de integración y respeto por la diversidad y autonomía de nuestros pueblos. Con casi la mitad de estudiantes extranjeros, un carácter bilingüe –con clases impartidas tanto en español como en portugués-, un creciente número de cursos de idiomas utilizados en nuestros territorios, como es el quechua, guaraní, francés y creole, la UNILA evidencia su constante búsqueda de una integración regional y cooperativa, rompiendo prejuicios y construyendo, a partir de sus bases, una América más justa.

 

 

PE

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE