La caída del juicio por el caso Selene hizo que otros debates orales sean reprogramados, entre ellos el de la Masacre de Panambí

La caída del juicio por el caso Selene hizo que otros debates orales sean reprogramados, entre ellos el de la Masacre de Panambí

La vuelta a fojas cero del juicio oral por el crimen de la nena discapacitada Selene Aguirre (2) en Oberá, causa que ayer se quedó sin Tribunal juzgador por una inhibición de todos los jueces, tuvo un efecto cascada sobre otros casos que esperaban turno para la realización del debate.
El proceso por la llamada Matanza de Los Helechos, por ejemplo, también quedó sin jueces, porque los magistrados que se apartaron del caso Selene tampoco intervendrán en ese, ya que uno de los abogados defensores que tiene el expediente es Roberto Bondar, el mismo que motivó la inhibición de los camaristas Lilia Avendaño, Francisco Aguirre y José Pablo Rivero, quienes se sintieron “violentados moralmente” por críticas vertidas por el letrado.
Ahora se deberá integrar otro triunvirato de jueces para llevar adelante el debate oral por el crimen de Lidia Bezus (69) y su hijo Diego Kosaczuk (29), ultimados en su casa de Los Helechos en agosto de 2015.
La fecha original para el juicio era el 3 de agosto.
Jorge Miguel Chiluk (27), Jorge “El Tuerto” Pereyra (35) y Sergio Machado (27) son los imputados que tiene la causa.
El móvil de la matanza habría sido el robo de dinero, algo que finalmente no concretaron los malvivientes, porque en la residencia de las víctimas encontraron billetes guardados en un cuaderno.
En la mañana del 16 de julio de 2015, primero asesinaron balazos a Diego en la entrada de la vivienda. Bezus escuchó los disparos y se encerró bajo llave en la casa. Quiso esconderse bajo la cama, pero igual la encontraron y ejecutaron.
El juicio por la Masacre de Panambí también sufrió el “efecto Selene”. Si bien no perdió a los jueces juzgadores, tuvieron que buscarle otra fecha tentativa. Empezaría en los primeros días de septiembre y se extendería durante todo ese mes y la sentencia se conocería en octubre.
Los camaristas Francisco Aguirre, Lilia Avendaño y José Pablo Rivero decidieron que el debate oral se lleve adelante en el salón de usos múltiples de la Unidad Regional Dos de la Policía.
Marcial Alegre, Pablo Julio Paz y a Juan Ramón Godoy son los acusados por el caso. Ellos se encuentran con prisión preventiva por el atraco que sucedió en una casa del kilómetro 7 de la ruta provincial 5, en Panambí, el 25 de mayo de 2014. Ese día, una banda de cinco asaltantes copó la casa del maderero Oscar Carlos Knack (43) y lo tomó de rehén, junto a su mujer Graciela (42) y dos de los hijos del matrimonio, Bianca (12) y Cristian (25). Después de despojarlos de unos 300 mil pesos provenientes de una carga de madera que habían vendido, les prendieron fuego a las víctimas. Con el correr de los días, todos murieron.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE