Reflexión del Pastor Decena: El rechazo y la pobreza

Reflexión del Pastor Decena: El rechazo y la pobreza

Muchos confunden pobreza con humildad, esta última es una virtud que los cristianos debemos tener, pero la Biblia dice que la pobreza no es para los hijos de Dios, podemos pasar por circunstancias difíciles, pero Él nos creó para vivir en victoria y prosperidad. En  3° Juan 1:2 dice “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. Veamos qué más nos enseña su Palabra.

 

 

El rechazo trae consigo consecuencias, pero dice la Biblia que lo menospreciado llamó Dios.

1° Corintios 1:28 “y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es”.  

Es de verdadera importancia la manera en la que lidiamos con el tema del rechazo por la pobreza y qué actitud tenemos por haber atravesado estas circunstancias. También es muy importante entender la dimensión espiritual del asunto, para romper el ciclo perverso de la pobreza y luego, poder ayudar a los demás.

La pobreza significa no tener para cubrir las necesidades básicas de una familia y es una característica circunstancial en la vida de los seres humanos, en ningún caso debe formar parte de la identidad.

La pobreza es una situación indeseable e injusta que comenzó con la consecuencia del pecado. (Ver Génesis 3:17 al 19). Pero como todas las consecuencias del pecado, es totalmente superable con la ayuda de Dios.​

La posibilidad de que las personas puedan salir de la situación de pobreza y abandonar la exclusión social es real y nos toca a nosotros ver los factores espirituales de esta situación y cómo con la ayuda del Señor se puede lograr.

La aporofobia (odio, miedo y rechazo a las personas pobres) surge de un pensamiento que relaciona a los pobres con delincuencia, situándolas como posibles malhechores antes que como potenciales víctimas de la discriminación y rechazo.​ Aquí hay  un sistema maligno que se auto alimenta: la pobreza trae exclusión produciendo dolor, heridas emocionales y dando lugar a los espíritus engañadores, como el espíritu de odio, al asesinato y a la delincuencia.

 

José pasó de ser esclavo a Ministro de Economía

Recordemos la vida de José que fue rechazado, terminó en la absoluta pobreza y desde allí Dios lo levantó. José fue vendido como esclavo por sus hermanos habiendo nacido libre; esta historia nos muestra que el cristiano puede pasar circunstancialmente por la senda de la pobreza pero debe creer que hay una salida por más que se demore, debe creer que saldrá en victoria!

(Ver Génesis 41:53 al 57)

En la vida de José nos damos cuenta que el origen de la pobreza es profundamente espiritual y la salida es también profundamente espiritual. José recibió una poderosa revelación previniendo la crisis económica que se avecinaba y dando las medidas adecuadas para poder llevar alivio en la situación de pobreza de la población de Egipto.

Deuteronomio 28:29  “y palparás a mediodía como palpa el ciego en la oscuridad, y no serás prosperado en tus caminos; y no serás sino oprimido y robado todos los días, y no habrá quien te salve”.

Por ejemplo la Biblia dice que habrá maldiciones si se le desobedece y se deja de lado su palabra. Y lamentablemente esta maldición no solo afecta a individuos, sino también a países.

Pero en Cristo Jesús, el deseo de Dios se puede hacer realidad. Y este es el deseo de Dios para sus hijos: 3° Juan 1:2  “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”.

 

Algunos factores que incentivan la  pobreza en una persona son:

1.Espíritu de Idolatría.

(Ver Jueces 6:5 al 10)  Lo primero que le hizo hacer Dios a Gedeón fue romper las estatuas idolátricas. ¿Será casualidad que los países más idolatras del mundo son los más pobres?

2.Estar bajo una cobertura espiritual que fomenta la pobreza.

Ser parte de una iglesia que fomenta la pobreza como una virtud es un factor fundamental. Por ejemplo, hay iglesias que fomentan la pobreza como una virtud espiritual y no es casualidad que la mayoría de los países que profesan esa religión sean los más pobres en Europa y América.

3.Espíritu de Orgullo.

Pensar que lo sé todo. Los que piensan que saben todo, son los que más hablan, siempre tienen las respuestas pero nunca hacen nada, son los que menos participan a la hora del esfuerzo.

Proverbios 26:16  “En su propia opinión el perezoso es más sabio que siete que sepan aconsejar”.

 

4.Argumentos

Proverbios 22:13  “Dice el perezoso: El león está fuera; Seré muerto en la calle”.  

Algunos cristianos enseñan que Cristo vivía en la pobreza absoluta. Pero está demostrado en la Biblia que no era así pues sus palabras nunca aseveraron esto, sino todo lo contrario. Luchando denodadamente contra la pobreza, aunque también aseverando a sus discípulos que siempre habría pobres en el mundo, Jesús tuvo un ministerio próspero, y que siempre buscó ayudar a los necesitados. (Ver Marcos 14:3 al 7)

5.Fantasías

Proverbios 13:4  “El alma del perezoso desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada”.

Hay personas que sueñan con todos los lujos posibles pero no trabajan para recibirlo, solo se lo piden a Dios sin hacer algo para recibirlo.

Proverbios 21:25  “El deseo del perezoso le mata, porque sus manos no quieren trabajar”.

6.Querer todo gratis

El espíritu de pobreza y miseria no tiene la mentalidad de producir para multiplicar, pues su norma de vida es la carencia, por lo tanto anda pidiendo por todos lados a ver si les dan “algo gratis”. Estas personas tienen una mentalidad de mendigo, lo cual los hace dignos de lástima de todos los que le rodean.

Hechos 20:35 “En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir”.  

Proverbios 20:4  “El perezoso no ara a causa del invierno; Pedirá, pues, en la siega, y no hallará”.

7.Buscar el menor esfuerzo

Rechazar toda idea de sacrificio (Ver Proverbios 6:9-11).

8.Irresponsabilidad.

Nunca dura en los trabajos, no quiere compromisos ni muchas responsabilidades.

Proverbios 18:9 “También el que es negligente en su trabajo Es hermano del hombre disipador”.  

9.Los vicios

Empobrecen de a poco. Proverbios 23:21  “Porque el bebedor y el comilón empobrecerán, y el sueño hará vestir vestidos rotos”.

10.Hablar mal

Proverbios 14:23  “En toda labor hay fruto; más las vanas palabras de los labios empobrecen”.

11.Las malas compañías

Proverbios 12:11 “El que labra su tierra se saciará de pan; mas el que sigue a los vagabundos es falto de entendimiento”.

Proverbios 28:19  “El que labra su tierra se saciará de pan; pero el que sigue a los ociosos se llenará de pobreza”.

Veamos también las últimas palabras de David, un hombre que fue pastor de ovejas y Dios lo levantó como rey (Ver 1 Reyes 2:1 al 3).

Y cuando Gedeón venció a los enemigos que los empobrecían todo el pueblo tuvo victoria. ¡Les dio victoria duradera y los libró del que los empobrecía!

Jueces 8:28  “Así fue subyugado Madián delante de los hijos de Israel, y nunca más volvió a levantar cabeza. Y reposó la tierra cuarenta años en los días de Gedeón”.

En 40 años la pobreza se sanó. Ahora le desafío a usted a usar el poder de los 40 días para vencer todo espíritu de pobreza. Que Dios pueda usar nuestras vidas para extender su Reino y mostrar su gloria, como lo hizo con Gedeón, un hombre que no miró sus inseguridades sino que se atrevió a ver más allá de sus imposibilidades, confió en Dios y este lo premió abundantemente. Una vez más la palabra se hace realidad y como decía el apóstol Pablo: “Cuando soy débil entonces soy fuerte”.

Pastor Guillermo Decena, Centro Familiar Cristiano Eldorado.

Prédicas en vivo los miércoles y domingos 20 horas, a través de http://cfceldorado.org/



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE