Cómo sobrevivir a la inestabilidad laboral

Cómo sobrevivir a la inestabilidad laboral

El trabajo no solo es un medio que nos puede proveer de estabilidad económica, sino también un medio de realización personal y profesional, que alimenta nuestra autoestima y confianza. Una situación de desempleo que se reitera en el tiempo, puede afectar nuestra estima, algunos planos de nuestras vidas (familia, pareja, amistades) y también la salud.

Sabemos que la realidad actual, se ve impactada entre tantas cosas por la “inestabilidad laboral”.Podríamos enumera múltiples circunstancias que la generan, personales, familiares, sociales, políticas, etc. Pero más allá de ello, lo cierto es que la persona, ante la imposibilidad de encontrar empleo o ante la situación amenazante de posible pérdida de su puesto de trabajo, se ve expuesta al riesgo de padecer síntomas tales como cansancio, dolores de cabeza, espalda, falta de concentración, des-motivación, sudoración, mareos, gastritis, insomnio, aumento del apetito, o por el contrario pérdida del apetito, alteraciones emocionales, entre otros. Síntomas estos, de deterioro físico y/o mental, propios del estrés.

 

Para muchos, puede resultar inevitable hoy convivir con la inestabilidad laboral. Veamos algunas claves para gestionarla y así prevenir potenciales trastornos de salud:

 

  • No permitas que la desesperación te agobie y se adueñe de tus pensamientos.No te centres en el problema, focaliza en todo lo bueno que eres y haces. Remplaza el temor a no poder, por un diálogo interior que te abra posibilidades.
  • Si experimentas ansiedad, inseguridad o miedo al futuro, exprésalos. No los guardes para proteger o no preocupar a los demás, finalmente lo no dicho puede afectar tus relaciones.
  • Olvida pasar horas lamentándote, evita malos hábitos que contribuyen al estancamiento y la desatención personal. No te amigues con la cama, el sofá o la pantalla chica. Elige moverte.
  • Anímate a explorar talentos ignorados, que aportarán a tu desarrollo profesional, incrementarán tu seguridad, tu autoestima y potenciarán tu nivel de competitividad.
  • Opta por capacitarte para tu desarrollo profesional o personal, que además de mantenerte ocupado, incrementará tus posibilidades de empleo.
  • Realiza actividades productivas como trabajos de voluntariados, tareas en ONGs. Hacer acciones solidarias reconforta el alma y resultan contributivas para el otro.
  • El trabajo es buscar trabajo. Elabora un plan con seriedad y disciplina, dedícale un horario y tiempo. Mantén la comunicación con amigos, familiares, colegas, redes sociales, que puedan contribuir.
  • Inclínate por la actividad física, también favorece la autoestima y el adecuado manejo del estrés.
  • Sosténla confianza, la clave es estar totalmente convencido de tu valor profesional y personal, de esta manera será más fácil mostrar tus capacidades a la hora de la entrevista laboral.
  • Se constante y perseverante. Aleja las conversaciones internas de “no puedo”, “no consigo trabajo”, “no hay oportunidades para mí”. Piensa en otras alternativas y en cómo abrir nuevas conversaciones para que algo diferente aparezca.

 

Seguramente has escuchado de personas que han pasado por situaciones dedesempleo, pero que en lugar de ver la situación como un problema, eligieron verlo como posibilidad, lo que les permitió encontrar ideas excelentes y han incluso potenciado sus capacidades y contribuido con otros. ¡Así que anímate, ese puedes ser tú!! Cuida de ti, hazte la vida agradable, todo es posible para las personas que creen y confían en sí mismas.

 

 

Claudia Ríos

Licenciada en Psicólogía

MP088

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE