Corrientes tiene en carrera un segundo proyecto de inversión por US$ 40 millones en generación de energía con biomasa forestal en Santo Tomé

La compañía que se desprende de la constructora familiar Norcon SRL, se embarca en un proyecto para construir una central que aprovechará la producción de biomasa forestal de Santo Tomé, Corrientes, para la generación de energía eléctrica. Se está definiendo la potencia, pero sería de entre 15 y 20 MW, lo suficiente para abastecer la pequeña localidad.

 

Julián Cristiá, hijo del fundador de la compañía constructora con más de 50 años de experiencia en el negocio, referente de “Kuera”, es quién está liderando el proyecto de inversión por 40 millones de dólares. “Viajamos a Europa en la misión comercial con Mauricio Macri y allí firmamos el convenio con el socio tecnológico”, confirmó el joven empresario en contacto con el portal especializado Energía Estratégica.

 

La idea es participar de la Ronda 2.0 del programa “RenovAr”, prevista para el mes de agosto. “La verdad que estamos confiadísimos en que vamos a ganar; tenemos muy buena expectativa, dado el éxito que tuvo RenovAr 1.0; para el pliego anterior no nos dieron los tiempos para presentar el proyecto, pero vimos la oportunidad y nos pusimos manos a la obra porque vemos que hay mucho potencial”, se entusiasmó.

 

La planta estará conectada a la estación transformadora de 132 kV de Virasoro. “La Secretaría de Energía hizo el estudio, con un software de simulación como si la planta estuviera conectada, y nos pidió que se conecte a 33 kV; se conecta a la estación y ahí se abaja 33 kV”, detalló.

 

A priori, explica que “la potencia es similar al consumo actual y futuro de la zona”, por lo que podrá garantizarse el suministro eléctrico durante largos años. Incluso valora que “va a haber pequeño saldo”, para inyectar a localidades aledañas.

Corrientes es la provincia con mayor superficie de bosques implantados del país: según estudios se estima en 500 mil hectáreas. Y de ese total, 300 mil se encuentran en la cuenca comprendida por los departamentos Santo Tomé e Ituzaingó. “Compraríamos el insumo a los aserradores locales de Santo Tomé y productores de la zona. El suministro está asegurado”, aseveró.

 

¿A qué precio podrá comercializar la energía? Lógicamente, el empresario no quiso brindar información a sus competidores. “Me reservo el precio”, dijo riéndose. Pero aseguró que “es muy competitivo”, por lo que entiende que obtendrá contrato de la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (CAMMESA).

 

De ganar en la subasta, Cristiá calcula que en un plazo de 30 meses la planta podrá estar operativa, inyectando energía al sistema. “Estamos trabajando para incrementar el porcentaje de componente nacional”, anticipó a Energía Estratégica.

 

“Con los precios que se estuvieron manejando en el pliego anterior, de la Ronda 1, no dan los números para cultivos energéticos; a esos números, hay que pensar en biomasa residual; para cultivar es el costo es alto; tiene mucho que ver con la logística. A diferencia de la energía eólica y solar, estos son proyectos industriales, de generación de empleo, que desarrollan toda la cadena de valor en la zona”, resaltó.

 

PE

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE