Se cumple una semana de la caída del puente Goya-Esquina y continúa sin aparecer Rogelio Schering

Se cumple una semana de la caída del puente Goya-Esquina y continúa sin aparecer Rogelio Schering

Las tareas de búsqueda del misionero que se despistó con su camioneta el pasado miércoles no se detienen. Hasta el momento no hay rastros del vehículo. La sobreviviente Elena Dzikovski declaró y se instaló en Corrientes. Su tío Carlos declaró: “si el operativo que hay hoy en ese lugar hubiese estado aquel día, esta tragedia no hubiese pasado”

 

 

Hoy se cumple una semana de la caída del puente sobre el arroyo Guazú que une las localidades correntinas de Goya y Esquina y todavía no hay noticias de encontrar a Rogelio Schering, el misionero que despistó con su camioneta el pasado martes y de cuyo siniestro sobrevivió su esposa Elena Dzikovski. Mientras en Corrientes cuestionan incluso el mal estado de otros puentes en la región, las fuerzas de seguridad inician hoy un nuevo día de búsqueda de Rogelio, quien presuntamente fue arrastrado por la corriente del torrentoso río Corrientes, en una zona donde la profundidad mínima es de 12 metros.

Sin rastros siquiera hasta el momento de la camioneta Eco Sport que trasladaba a la pareja de Andresito, los familiares de las víctimas continúan en la zona con la esperanza de obtener noticias de Rogelio de 47 años.

Carlos Dzikovski, tío de Elena quien se instaló en la zona apenas se enteró del accidente, declaró ante medios correntinos que su sobrina se está recuperando de los golpes. “Yo le pregunte por la señalización de la ruta y me dijo que no había nada. Estaba la casilla, dos conos en la banquina y nada más. Disminuyeron la velocidad y pasaron porque no había nada que indicara que había un puente roto. No había ningún cartel luminoso, ni escrito, ni nada”.

La pareja salió desde Andresito  hacia Corrientes Capital. De ahí fueron para Goya, durmieron un rato y volvieron a salir para Buenos Aires. “En el trayecto no pasaron ningún control que le avisara que había un puente caído, Elena me cuenta que iba leyendo todos los carteles porque nunca habían transitado esa ruta”.

“Cuando me enteré de todo me trasladé para allá. En Goya ya había control, más adelante estaba Gendarmería, después había otro policía. A los 3 km donde decían que estaba esa noche el control, cuando fui estaba la policía, pusieron un cartel luminoso, dos  carga de tierra sobre el pavimento y como 30 conos”. Esto fue a las 17 horas del miércoles.  “La policía que estaba ahí me dijo que el operativo estaba desde el sábado y que no sabían cómo paso la camioneta”.

“Estoy indignado con todos los funcionarios que dijeron que estos controles estaban desde el sábado.  Les quiero decir que mi sobrino no es un suicida, es un padre de 7 hijos, un trabajador, muy humilde. Si estos controles estaban como hoy está, esta tragedia se hubiese evitado y los chicos no estarían llorando la ausencia del padre, rogando que por lo menos se encuentre el cuerpo”, declaró.

 

El accidente

Según la sobreviviente de la tragedia, esa madrugada había mucha neblina, por lo que  iban despacio.  Cuando se dieron cuenta la camioneta se cayó al agua. “La camioneta cayó con las ruedas hacia arriba. La misma presión del agua la dio vuelta. Ahí salieron por la ventanilla, ella se largó primero y su marido atrás. Nadaban a la par. Hasta que en un momento la corriente lo llevó a Rogelio un poco más atrás. “El le gritaba salí a la costa Eli, no sigas nadando contra corriente”.

Finalmente ella llegó hasta unos arbolitos,  hizo pie en un montículo de arena, se paró y se sentó ahí en los árboles.  Desde ahí trató de guiar a su marido para que la alcanzara. “En eso sintió  un gemido como un grito y él se hundió y no salió más. Ella vio cuando su marido se hundía”.

A los 3 minutos la rescato el Ejército, y lo primero que hizo fue pedirles que sacaran del agua a Rogelio, pero tras varias rondas en busca de él, no pudieron encontrarlo.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE