Nutrición: ¿Qué son las grasas “trans” y cuáles son sus efectos en la salud?

Nutrición: ¿Qué son las grasas “trans” y cuáles son sus efectos en la salud?

En los últimos tiempos, en salud, se ha estado haciendo mucho hincapié sobre el consumo de grasas y su relación con la salud, pero, para comprender mejor acerca de ellas y sus efectos en el organismo, debemos conocerlas en mayor detalle, ya que existen diferentes tipos de grasas en los alimentos que consumimos.

Existen las grasas “buenas”, ricas en ácidos grasos esenciales, conocidos como omega 3, 6 y 9, los cuales tienen propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular, y las encontramos en los aceites vegetales crudos, semillas, frutos secos y pescados de mar, principalmente. Por otra parte, hay otro grupo de grasas denominadas “malas” para el organismo, entre las cuales encontramos a las grasas saturadas, el colesterol y las famosas “grasas trans”. Hoy les cuento un poco más sobre estas últimas y sus posibles efectos en la salud humana.

Las grasas trans son un tipo de grasa que se forma cuando el aceite líquido se transforma en una grasa sólida añadiendo hidrógenos. Este proceso se llama hidrogenación y sirve, entre otras cosas, para incrementar el tiempo de vida útil de los alimentos. Así se obtienen grasas para freír que son muy útiles para la industria alimentaria, puesto que ayudan a mejorar la perdurabilidad, el sabor y la textura de los productos.

La hidrogenación facilitó que los aceites fueran más estables y menos propensos al enranciamiento oxidativo. También permitió que las grasas resultantes, las trans, tuvieran una textura sólida o semisólida parecida a las de origen animal.

Los principales efectos que tienen las grasas trans en la salud es que aumentan los valores de colesterol “malo” (LDL) y los triglicéridos sanguíneos, aumentando así, el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Incluso, muchos estudios demuestran que su efecto dañino es más potente que las grasas saturadas y el colesterol de los alimentos. Además, debemos saber que también influyen en el aumento de grasa corporal, favoreciendo el sobrepeso u obesidad.

¿En qué alimentos encontramos grasas trans?

La mayoría de las grasas trans de nuestra alimentación provienen de alimentos procesados preparados con aceites vegetales parcialmente hidrogenados: margarinas, bollería industrial, galletas, papas fritas industriales y otros snacks, también en alimentos congelados, como empanados, croquetas, hamburguesas, “patitas”, en embutidos y chacinados. Debemos mirar los envases de dichos productos para asegurarnos de que no contengan grasas trans o, al menos, estén reducidas.

La Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud y la Asociación Americana del Corazón, sugieren que menos del 1% por ciento de las calorías ingeridas procedan de grasas trans. Esa información debe figurar, para los consumidores, en los rótulos (etiquetas) de los productos industriales.

Lic. Romina Krauss

M.P. n° 147

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE