Protestas en Venezuela: murió un adolescente y se eleva a 93 el número de víctimas

Protestas en Venezuela: murió un adolescente y se eleva a 93 el número de víctimas

Tenía 17 años y fue alcanzado por un proyectil en medio los enfrentamientos que tuvieron lugar ayer en varios puntos de Caracas por el “trancazo”, un corte masivo de calles convocado por la oposición en todo el país.

Un joven de 17 años murió ayer tras ser presuntamente baleado durante las protestas contra el gobierno venezolano, en el estado Carabobo, elevando a 93 el número de víctimas fatales desde que comenzaron las manifestaciones contra el presidente Nicolás Maduro.

El joven fue identificado como Rubén Darío González Jiménez. Así lo confirmó el opositor Marco Bozo Tamayo, diputado en la Asamblea Nacional por Valencia Sur y Libertador, según el cual González perdió la vida por un “disparó de arma de fuego” en la ciudad de Valencia, capital del estado venezolano.

Fue en medio de los enfrentamientos que tuvieron lugar ayer, en varios puntos de Caracas, entre manifestantes opositores y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) durante un nuevo corte de calles masivo convocado por la oposición en todo el país para protestar contra el proceso Constituyente impulsado por el Gobierno de Nicolás Maduro.

El epicentro de los choques se dio en Altamira y Las Mercedes, dos puntos del este de Caracas desde donde decenas de jóvenes intentaban cortar la autopista Francisco Fajardo durante el “trancazo”, como se conoce en Venezuela este tipo de protesta, y que fue convocado por la Mesa de la Unidad Democrática.

Miembros de la Guardia Nacional en motocicletas dispararon perdigones de goma y gases lacrimógenos contras los manifestantes, mientras que estos respondieron con piedras en su empeño por tomar el control de la autopista.

Animados con la excarcelación el sábado de su líder Leopoldo López, ahora bajo arresto domiciliario tras pasar tres años y cinco meses en una cárcel militar, los opositores dicen que seguirán en la calle contra la Constituyente, por la liberación plena de 431 “presos políticos” que dicen hay en Venezuela y por la salida de Maduro.

“Lo de Leopoldo es un paso, tenemos que seguir por todos los presos y hasta que haya elecciones generales. Este gobierno nos quiere matar de hambre. El domingo verá que no tiene gente”, le dijo Miguel Vielma, un manifestante de 18 años, a la agencia AFP.

La oposición asegura que los resultados del plebiscito marcarán la “hora cero” de manifestaciones simultáneas y masivas en todo el país, sin descartar una huelga general.

“Voy a seguir en la calle. Ahora que estamos más cerca no podemos parar. Espero que el país entero no tenga miedo y se mueva contra esa Constituyente con la que Maduro quiere el poder absoluto. Venezuela será una Cuba”, sostuvo Yoleima Zambrano, de 50 años, apostada en una calle con la bandera nacional.

La fiscal general, Luisa Ortega, es la figura más sobresaliente del chavismo que se opone a la Constituyente al estimar que violenta la democracia por no haberse realizado un referendo para determinar si los venezolanos querían cambiar su Carta Magna.

A más tardar hoy, el Tribunal Supremo de Justicia -acusado también de oficialista- decidirá si enjuicia a Ortega bajo cargos de “mentir” en señalamientos contra los magistrados.

Su posible destitución desataría otra lluvia de críticas contra el gobierno, tras la que recibió la semana pasada cuando un grupo de seguidores irrumpió violentamente en el Parlamento de mayoría opositora.

En guerra abierta con el gobierno, la Fiscalía imputó por presunta violación de derechos humanos al jefe militar responsable de la seguridad del Congreso. (Clarín)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE