La “fiebre del spinner” llegó a Posadas

La “fiebre del spinner” llegó a Posadas

El juguete no hace más que girar y en algunos casos tirar luces, no tiene demasiada ciencia y las posibilidades de uso son limitadas, sin embargo el “spinner” – o “hilandero” en español- es el gran juguete de moda del momento.

Seguramente ya habrás leído sobre el juguete en cuestión, es que es inevitable el furor que causa en los chicos y jóvenes hace que hoy por hoy sea uno de los tópicos principales en sus conversaciones, se los ve en la televisión, en la calle, en las escuelas y en las jugueterías. Misiones Online recorrió la ciudad de Posadas para intentar saber más acerca del spinner y qué lo hace tan atractivo y si bien surgieron opiniones encontradas en cuanto a si es o no entretenido, todos los testimonios tenían un punto en común: todos escucharon hablar del famoso spinner.

Obviamente y como no podía ser de otra manera, el lugar que lo tuvo primero y más lo vende es el Mercado Modelo La Placita, en el cual algunos comerciantes aseguran que en un día promedio se venden más de treinta spinner, esto da cuenta de la gran demanda que los chicos tienen de éste juguete. Además uno de nuestros entrevistados comentaba que gran número de personas se acercan día a día al Mercado Modelo a comprar spinners en grandes cantidades para revenderlos en las calles, las plazas y los colectivos.

En cuanto a los precios: no es muy variado, el más barato ronda los 120 pesos mientras que el más caro puede llegar a salir 200 pesos, la diferencia que hay entre ellos va desde el diseño hasta algunos agregados como puede ser la posibilidad de intercambiar piezas del juguete. La calidad es prácticamente la misma entre los modelos de distintos precios, están hechas de plástico con un ruleman en el centro de la hélice que conforma el spinner y que le otorga la capacidad de girar un largo tiempo sin detenerse.

La utilidad del spinner es cuestionada, ya que técnicamente no hace otra cosa que simplemente girar, pero según aseguran, el giro constante y armonioso del ruleman sobre su eje es efectivo contra la ansiedad y el estrés, además destacan los beneficios de su uso cuando se trata de personas con autismo ya que las características del juguete serían apropiadas para un uso terapéutico en éstas personas.

No parece tener mayor ciencia ni ser demasiado atractivo, pero a los chicos y jóvenes les encanta, a lo mejor será una moda pasajera como lo fue el “Yoyo” o el “Tiki Taka”, lo cierto es que al igual que estos juguetes, el spinner es inofensivo y está lejos de ser un juego violento, así que habrá que acostumbrarse a oír de él hasta que simplemente la “fiebre del spinner” pase al olvido.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE