Nuevas normas sanitarias complican la exportación de té a Estados Unidos

Nuevas normas sanitarias complican la exportación de té a Estados Unidos

A partir de este año en vigencia, de forma progresiva, la Ley de Modernización de la Inocuidad de Alimentos que impone requisitos mucho más estrictos para vender al país del norte. En Misiones repercute directamente en las exportaciones de té, ya que Estados Unidos es el principal cliente de los tealeros de la región y en menor medida, a las de yerba mate. Desde las oficinas del INTI en Misiones advierten que las industrias misioneras están “muy lejos” de cumplir algunas de las exigencias que impone la norma.

En 2011 se aprobó la nueva Ley de Modernización de la Inocuidad de Alimentos (FSMA, por sus siglas en inglés), que establece requisitos sanitarios mucho más estrictos para la comercialización en Estados Unidos de cualquier tipo de alimento, producidos localmente o importado. A partir de 2017 la norma comienza a exigirse a las empresas grandes; para las medianas, a partir de septiembre 2018 y para las pequeñas, 2019. A partir de ese momento, quien no tenga la certificación no podrá exportar a Estados Unidos.

La entrada en rigor de la ley obligará a las tealeras de la región a incorporar nuevos sistemas de control y certificar normas más estrictas si pretenden seguir operando en el mercado del gran país del norte. El tema no es menor para ese sector dado que la mayor parte de la producción total de té misionero tiene como destino a Estados Unidos.

Desde la oficina local del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) explicaron que la norma exige no solo certificaciones relacionadas a los procesos industriales, sino también otras que se aplican en la producción y que apuntan a la trazabilidad. Explicaron que las certificaciones de Buenas Prácticas en Manufacturas (BPM) van a ser requisitos indispensables a los que habrá que otras más avanzadas. La ley también impone certificaciones que garanticen que todo el personal que interviene en los procesos tiene la debida calificación.

Advierten que la aplicación de la norma podría dejar afuera del mercado a muchas empresas y que no todas están en condiciones de cumplir con todos los requisitos exigidos.

Entre las disposiciones de esta Ley para alimentos importados se incluyen:

– Transparencia del importador: Los importadores deben verificar que sus suplidores extranjeros tengan implementadas las medidas preventivas adecuadas para asegurar la inocuidad.

–  Certificación por terceros: FDA, el ente que administra los alimentos y los medicamentos (Food and Drug Administration, por sus siglas en inglés), tendrá la posibilidad de acreditar a auditores externos calificados para que certifiquen el cumplimiento de los estándares de EE.UU. en las instalaciones extranjeras de alimentos.

–  Alimentos de alto riesgo: FDA tiene ahora la autoridad para solicitar que alimentos importados de alto riesgo vengan acompañados de una certificación externa como condición para su admisión en el país.

–  Recursos adicionales: al aumentarse las labores de inspección, recursos adicionales estarán dirigidos hacia inspecciones en el exterior.

–  Prohibición al ingreso de productos: FDA tiene ahora la autoridad para negar la entrada al país de alimentos provenientes de países o instalaciones que han rehusado una inspección por parte de EE.UU.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE