La forestal norteamericana Weyerhaeuser vendió sus operaciones en Uruguay a un grupo brasileño por US$ 402,5 millones

La gigante forestal estadounidense Weyerhaeuser concretó la venta de sus operaciones en Uruguay por un monto algo superior a los US$ 402 millones en efectivo, informó hoy la empresa en su portal web.

Según el anuncio, el acuerdo para vender sus negocios de madera y manufactura en el país se realizó con un consorcio liderado por Timberland Investment Group (TIG) de BTG Pactual, un banco de inversión brasileño especializado en capital inversión y riesgo, además de administración de fondos patrimoniales y gubernamentales.

La transacción incluye más 120.000 hectáreas de bosques maderables en el noreste y centro-norte de Uruguay -de las cuales 65.000 son forestadas- , así como una planta de fabricación de madera contrachapada y chapa, para construcción de casas y muebles. Además, posee una instalación de cogeneración y un vivero de plántulas.

“Nuestro negocio en Uruguay es una combinación única de terrenos forestales de alta calidad, operaciones de manufactura de valor agregado y personal calificado y dedicado, y esta transacción posicionará mejor al negocio para alcanzar su potencial máximo”, señaló el presidente y director ejecutivo de Weyerhaeuser, Doyle Simons, en el comunicado de la empresa.

La empresa norteamericana ha estado reestructurando sus negocios desde que compró Plum Creek Timber en febrero del año pasado, una operación que combinó a las dos principales compañías madereras de Estados Unidos.
“El hecho de esta fusión y que esté concentrándose en ver el portfolio de inversiones que tiene, (fue el disparador de la revisión) para ver si se alinea (el negocio en Uruguay) con la estrategia general de la empresa”, explicó Molinari a la agencia Reuters en octubre del año pasado.

Los negocios de la compañía estadounidense en Uruguay se habían recuperado luego de atravesar serias dificultades como consecuencia de la crisis inmobiliaria que explotó en 2008 y 2009 en Estados Unidos, su principal mercado junto con México.

En sus declaraciones a Reuters el año pasado, Molinari aclaró que la revisión no se debía al desempeño que había tenido la empresa ni a diferencias sindicales con los trabajadores, sino que acompañaba la coyuntura económica internacional donde se percibía una mejora lenta pero sostenida

Weyerhaeuser aterrizó en Uruguay en 1997. Al día de hoy la empresa posee 120.000 hectáreas de bosques en el noreste y centro-norte (Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo y Treinta y Tres), así como una fábrica de madera contrachapada, una instalación de cogeneración forestal y un centro semillero.

En el país, la empresa se dedica a la plantación de bosques y posterior producción de contrachapados y madera aserrada con destino a encofrados y la construcción de casas, así como también a la elaboración de muebles.

La operación local de la empresa tiene una plantilla de 740 trabajadores y brinda empleo a otras 1.200 personas a través de contratistas, además de empleos indirectos

 

 

PE

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE