En el Día Mundial del Medio Ambiente la ONU convoca a sumarse a una innovadora campaña global #ConLaNaturaleza

“La nefasta decisión de retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París sobre cambio climático no debe frenar la acción internacional para hacer frente a este problema global ni puede empañar la celebración, el 5 de junio”, señalaron en un comunicado desde la Organización de Naciones Unidas en el llamamiento para que los habitantes de todo el planeta se acerquen a la naturaleza y compartan sus experiencias publicando las fotos de sus lugares para crear el álbum de fotos de la naturaleza más grande del mundo, a través de las etiquetas #DíaMundialMedioAmbiente o #ConLaNaturaleza.

 

El 5 de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente, establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas, y a partir de 1973, esta fecha fue marcada como recuerdo de la Conferencia de Estocolmo, celebrada en 1972, cuyo principal tema de debate fue el medio Ambiente, y fue una de las primeras veces en las que los Estados debatieron sobre los problemas que causa la degradación ambiental y el cambio climático.

 

Mucho sucedió desde aquella primera celebración, hoy en día, la mayoría de los países del mundo e instituciones han logrado desarrollar conciencia medioambiental y trabajan de forma activa en la lucha contra el cambio climático, la desertificación, la deforestación, o la destrucción de los fondos marinos y los océanos.

 

Pero no hay mucho para celebrar: Cada hora el tráfico de fauna silvestre le otorga un millón de dólares de ganancia a los que comercian ilegalmente tortugas terrestres, papagayos o cuernos de rinoceronte. Cada hora una minera a cielo abierto consume medio millón de litros de agua para convertir la montaña en oro para hacer lingotes. Cada hora los océanos del mundo reciben mil toneladas de plástico en forma de basura, en un planeta cuyos líderes arengan contra el uso de los combustibles fósiles. Cada hora la atmósfera reciben cinco mil millones de kilos de dióxido de carbono que provoca el calentamiento global. Cada hora la selva amazónica pierde 60 hectáreas: el equivalente a 120 canchas de fútbol. “Todo eso pasa en sólo una hora: incluso, multiplicada por 24, durante la efeméride que promete respetar el ambiente”, señala Sergio Federovisky, en Infobae.

 

Sin embargo, a pesar las diferentes visiones, los objetivos principales de la celebración mundial son varios, aunque cabe destacar que la concientización es el elemento fundamental. Naturalmente, el objetivo no es que en un único día se realicen actividades encaminadas al respecto del medio. Sin embargo, estas actividades sí que tienen el poder de crear conciencia ciudadana y hacer que diferentes personas a lo largo del planeta adopten hábitos de vida más responsables y sostenibles, por lo que su labor va más allá del propio 5 de junio.

 

¿Qué medidas podemos adoptar en nuestra vida cotidiana para mitigar el impacto y luchar contra el cambio climático?: Ser un consumidor responsable (productos orgánicos, ecológicos, o sello verde) comprando productos locales y de temporada, usar más la bicicleta y menos el automóvil, no cazar animales silvestres, plantar árboles, usar focos o lámparas de bajo consumo y desenchufar los artefactos eléctricos, separar los residuos y reciclar, usar sin derrochar el agua potable, son algunas sencillas acciones a llevar adelante.

 

Innovadora propuesta de la ONU

 

Desde la Organización de Naciones Unidas avanzaron en un llamado para que, coincidiendo con esta fecha, los habitantes de todo el planeta se acerquen a la naturaleza y compartan sus experiencias uniéndose a una campaña mundial: estoy #ConLaNaturaleza por el Día del Medio Ambiente

Entre los centenares de acciones que se llevan a cabo en todo el mundo para celebrar el Día del Medio Ambiente, la ONU y su programa de Medio Ambiente (PNUMA) proponen esta actividad global para capturar y compartir imágenes que representen de forma personal al eslogan de la jornada de este año: Conectar a las personas con la naturaleza.

 

Es que cada año tiene un país anfitrión diferente y un eslogan en particular, en 2017, ese país es Canadá. Se trata de uno de los países del planeta con una mayor riqueza natural, especialmente forestal, donde se destacan sus parques naturales. Con el objetivo de promover el conocimiento y disfrute de estos espacios naturales, el país está llevando a cabo actos encaminados a concienciar y fomentar el respeto de esos santuarios naturales.

El  eslogan de este año, “Conectar a las personas con la naturaleza“, se entiende como necesario para recuperar la conexión del ser humano con la naturaleza del mismo modo que se tenía en generaciones pasadas.

 

 

Para ello, realizaron una innovadora propuesta tecnológica. Además de poder participar en la colección de fotografías con las etiquetas #DíaMundialMedioAmbiente o #ConlaNaturaleza la ONU recuerda también en esta fecha que nos podemos unirse al número creciente de personas que participan en acciones de ciencia ciudadana relacionada con el medio ambiente. Cada vez hay más aplicaciones para teléfonos inteligentes que permiten registrar las observaciones y ponerse en contacto con personas capaces de identificar las distintas especies. Estos registros se incorporan a las estrategias de conservación y ofrecen un panorama de la repercusión del cambio climático sobre la diversidad biológica.

 

Una de estas aplicaciones es iNaturalist (disponible en las diversas plataformas para dispositivos móviles), traducida al español, catalán, euskera y gallego gracias al trabajo del CREAF http://blog.creaf.cat/es/noticias/inaturalist-ya-habla-espanol-catalan-euskera-y-gallego/

iNaturalist permite registrar fotos de insectos, anfibios, reptiles, mamíferos, plantas, hongos, pájaros,  y colgarlas online asociadas a una coordenada, una fecha y una hora. De esta forma se contribuye también a la creación de inventarios de naturaleza y la actualización de los datos científicos internacionales.

 

“El tema de 2017 se centra en la conexión de las personas con la naturaleza, y nos anima a que salgamos al aire libre y nos adentremos en la naturaleza para apreciar su belleza y reflexionar acerca de cómo somos parte integrante y lo mucho que de ella dependemos. Nos reta a descubrir maneras divertidas y apasionantes de experimentar y promover esa interrelación. Miles de millones de habitantes de zonas rurales en todo el mundo pasan su jornada diaria «en conexión con la naturaleza» y son plenamente conscientes de que dependen del suministro de agua natural y de que la naturaleza les provea de su modo de subsistencia gracias a la fertilidad del suelo. Estas personas son quienes sufren primero las amenazas que los ecosistemas afrontan, ya se trate de la contaminación, del cambio climático o de la sobreexplotación”, fundamentan desde la ONU.

 

Por lo general, es difícil asignar un valor monetario a los dones de la naturaleza. Como ocurre con el aire limpio, no solemos apreciarlos hasta que pasan a ser un bien escaso. No obstante, los economistas están desarrollando maneras de medir el valor multimillonario de los denominados “servicios de los ecosistemas”, que abarcan desde la actividad de los insectos cuando polinizan los árboles frutales, hasta los beneficios espirituales, para la salud o recreativos que aporta practicar senderismo.

 

PE

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE