Conocé los aportes nutricionales de la mandarina

Conocé los aportes nutricionales de la mandarina

Estamos en época de cítricos en nuestra región y la mandarina, es sin dudas, una de las preferidas, de este grupo, por los misioneros. Comenzamos a encontrarla de distintas clases, en verdulerías, puestos callejeros, ferias francas, al costado de la ruta, o, también hay quienes tienen la posibilidad de tener una planta en el domicilio, gozando de su fácil acceso.

Diferentes son las formas de consumirla, lo cual varía de acuerdo a las costumbres, gustos y preferencias, la comemos como fruta fresca, en jugos exprimidos, postres, licuados, entre otros, pero, más allá de ello ¿qué nutrientes nos proporciona la mandarina y cuáles son las propiedades y efectos en nuestra salud?

  • Aporta un gran contenido de agua, alrededor del 85 al 95% de la fruta es agua. Lo cual favorece la hidratación del organismo.
  • Es rica en vitamina C: indispensable para el desarrollo y crecimiento. Favorece la absorción de hierro de los vegetales verdes y legumbres, lo cual es importante sobre todo para quienes padecen anemia. También, la vitamina C ayuda en la reparación de tejidos del cuerpo y al fortalecimiento del sistema inmunológico o de defensas, por eso se la asocia con la prevención de enfermedades virales como la gripe.
  • Aporta betacarotenos (provitamina A), los cuales tienen función antioxidante, es decir, protegen a las células del daño causado por sustancias llamadas radicales libres. Se cree que los radicales libres contribuyen al desarrollo de ciertas enfermedades crónicas y juegan un papel en los procesos del envejecimiento.
  • Es rica en potasio, necesario para múltiples funciones del organismo, como la contracción muscular. Indicado para pacientes con hipertensión, calambres musculares, sensación de cansancio o debilidad muscular, etc.
  • Aporta calcio y magnesio: minerales necesarios para la salud de los huesos y articulaciones.
  • Es baja en calorías, como la mayoría de las frutas, por lo tanto, podemos incluirla en planes de descenso de peso. Cabe aclarar que este concepto aplica a la fruta entera, una vez que las exprimimos y agregamos endulzantes, puede resultar más calórica.
  • Aporta fibras, de tipo soluble, es importante para el tránsito intestinal normal, como así también para disminuir el colesterol y triglicéridos. Para aprovecharlas debemos comer la fruta entera, ya que, en el jugo, en la mayoría de los casos, se desecha la pulpa.

Una receta para incorporarla: Budín de mandarina

Ingredientes:

  • 1 Huevo
  • 2 Mandarinas grandes
  • 100cc de aceite de girasol
  • 150 gr de azúcar
  • 300 gr de harina leudante
  • chips de chocolate y almendras trituradas (2 cdas. soperas aprox.)

Preparación: Cortar una mandarina por la mitad, exprimirla y reservar el jugo. Cortar la otra mandarina por la mitad, sacarle las semillas, cortarla en trozos y ponerla en la licuadora o procesadora (con cáscara). Sumarle el aceite, el huevo, el azúcar y agregarle el jugo de la que exprimimos. Procesar todo hasta que desaparezca la cáscara.

Poner la mezcla en un bol y añadirle la harina, mezclar con movimientos envolventes para airear el batido.

Verter la preparación en una budinera enmantecada y enharinada y volcar la mitad de la preparación, colocarle los chips de chocolate y almendras y terminar de volcar el resto de la preparación. Cocinar a fuego moderado durante 45 minutos.

 

Lic. Romina Krauss

M.P. n° 147



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE