Registros de yerbales y productores, una herramienta para todo el sector yerbatero

Registros de yerbales y productores, una herramienta para todo el sector yerbatero

Como todo ámbito productivo, el sector yerbatero necesita de información concreta para poder proyectarse al futuro. Esta necesidad de datos precisos fue uno de los planteos más recurrentes formulados allá por los años 2012 y 2013, durante la elaboración del Plan Estratégico consensuado por todos los actores de la producción y elaboración de yerba mate.

 

Profundamente arraigada en la vida económica, e incluso social y cultural, de esta parte del país, la yerba mate tuvo históricamente un déficit de información,  fundamentalmente en la base de la pirámide productiva; es decir cantidad de productores y  extensión de plantaciones.

 

A partir de la puesta en marcha del INYM en el año 2002 se encararon diversas acciones para conformar, precisamente,  esa fuente de datos en la cual se encuentren vinculadas las tierras cultivadas con yerba mate, sus propietarios y quienes las explotan. Este último aspecto no es menor, ya que existen casos en los cuales los dueños ceden la explotación de sus yerbales a sus familiares,  e incluso a otros terceros.

 

Todo este contexto fue considerado por el INYM al momento de conformar el Registro de Yerbales y el Registro de Productores, los cuales son actualizados mediante un operativo que comenzó en octubre del 2016 y finalizará en septiembre de este año. Como estrategia para llegar a los diversos puntos de la zona productora se montaron 18 centros de atención en distintos municipios, además de sede central del Instituto en Posadas. Al mismo tiempo, se dispusieron de “oficinas móviles” que en forma rotativa se irán instalando en las comunas para facilitar aún más los trámites a los colonos, como lo hicieron en los últimos días en las localidades de San Pedro, El Soberbio, Colonia Liebig y Colonia Aurora.

 

 

 

Requisitos  flexibles

 

De acuerdo al Registro Aerofotogramétrico de Plantaciones, la cuenca yerbatera de Misiones y Corrientes suma 166.882 hectáreas que se encuentran distribuidas en casi 33.856 parcelas. Sobre esta última cantidad, la información disponible indica que hasta el momento ante el INYM se iniciaron trámites por unas 18 mil parcelas.

 

Otro aspecto a considerar es que 6.500 parcelas con yerba mate corresponden a tierras fiscales (propiedad del estado nacional, provincial o municipal), donde la documentación indispensable es el permiso de ocupación. Un dato surgido de este operativo dejó en evidencia que la tenencia de la tierra es un tema complejo al momento de relevar actividades agropecuarias, especialmente en Misiones: sobre esas 6.500 parcelas estatales, a la fecha iniciaron el trámite solamente unos 1.400 colonos.

 

En lo relacionado a las tierras privadas el panorama es similar, repitiéndose situaciones relacionadas a la propiedad de las parcelas. Por citar un ejemplo, existen casos en los que sucesiones de tercera generación aún no se han abierto. En términos sencillos: habiendo fallecido el titular, ni sus hijos, ni los actuales nietos abrieron la sucesión de la propiedad.

 

Para tratar de abarcar el mayor universo de situaciones, el INYM flexibilizó al máximo los requisitos. En el caso de las tierras fiscales, si el productor no cuenta con permiso de ocupación con solo tener el inicio de ese trámite en la delegación de la Dirección de Tierras de su zona ya puede acercarse al Registro de Operadores Productores. Cuando se trata de sucesiones indivisas, el INYM acepta una nota manuscrita certificada por escribano o juez de paz del que se presenta a hacer la inscripción. Sin embargo, estas facilidades no suelen ser suficientes, ya que en el trámite intervienen otros organismos

 

En cuanto a la actualización del Registro de Productores, el cuadro de situación es bastante similar: sobre unos 12.000 colonos registrados en la zafra pasada, a mediados de mayo de este año actualizaron su condición alrededor de 4.000 productores.

 

Como queda expuesto, toda la cadena yerbatera enfrenta un desafío importante para alcanzar su objetivo de contar con información detallada  en cada uno de sus eslabones. Y se trata de un objetivo común, propuesto por todos, allá por los años 2012 – 2013, cuando diseñaron el Plan Estratégico que seguirá marcando el rumbo del Sector Yerbatero hasta el año 2028.

 

Registro dinámico

 

El Registro de Operadores Productores es habitualmente denominado “censo”, pero esto implica un error conceptual, ya que un censo por definición se asemeja a una “foto”, a una “instantánea” de un momento determinado, como el caso de los censos poblacionales.

 

Un registro, en cambio, permite la incorporación de nuevos datos, de nueva información; es decir,  tiene la característica de ser un elemento dinámico.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE