La Escuela de Ballet Mariana Leopardi sigue profesionalizando la danza clásica en la región

La Escuela de Ballet Mariana Leopardi sigue profesionalizando la danza clásica en la región

La profesora de danzas, Mariana Leopardi, trabaja incansablemente para darle mayor prestigio a la danza clásica en el NEA, obteniendo numerosos logros con sus alumnos, muchos de ellos realizando sus carreras en el exterior y en el Teatro Colón, y siempre formando excelentes profesores de danza en sus dos escuelas de ballet, en Apóstoles Misiones y en Gobernador Virasoro Corrientes.

Mariana desde los 3 años ya sentía un profundo amor por la danza, se calzó las zapatillas de ballet y a pesar de los numerosos traslados que realizó con su familia, por el trabajo de bancario de su papá, nunca se las quitó: “Realicé mi carrera en varios lugares, soy oriunda de Capital Federal allí comencé a estudiar, después nos mudamos y luego volvimos, pero siempre seguí tomando clases de ballet. Me formé con los maestro Raul Candal, Katty Gallo, Orfilia Pérez Román y cuando vine para Misiones estudié con Laura de Aira. Fue raro tener que formarme sin una continuidad en un lugar, pero a la ciudad a donde iba buscaba seguir con mi pasión que es la danza”.

 

“Yo siempre supe que mi camino en la danza era ser maestra de ballet, me gusta mucho bailar estuve en el Ballet  Municipal  de Posadas y en el Ballet de María Emilia Barba en el Chaco. Pero mi mayor anhelo fue tener mi propia escuela de danzas, dictar clases y poder tramitarles a mis alumnos todos mis conocimientos, por eso durante mi formación busqué escuelas que me brinden la pedagogía para poder implementarla en el futuro. No me costó bajar del escenario porque ese realmente era mi objetivo, poder dedicarme de lleno a la enseñanza. Y en el año 1995 pude formar mi primera escuela el Estudio de Danzas Cascanueces,  en Pergamino. Estuve 8 años y actualmente la escuela sigue con las egresadas. En ese entonces en esta ciudad no había danza clásica así que pude sembrar esa semillita”, recordaba Maia, como le dicen sus alumnas cariñosamente.

 

Luego Mariana se radicó en Posadas y formó su familia. Empezó a enseñar, y como viajaba tanto a Apóstoles a dar clases, decidió establecerse con su familia en  la Capital Nacional de la Yerba Mate: “Desde que comencé con mi escuela de danzas en Apóstoles, traté de que el nivel sea cada vez mejor y que mis alumnos tengan oportunidades de crecer como artistas. El maestro tiene que saber descubrir el valor de una criatura y no ser egoísta. Por ejemplo uno de mis alumnos está ahora en el Teatro Colón, y realmente le costó mucho trabajo, pero desde un principio yo vi las condiciones en él y las ganas de progresar. Era el único varón de la escuela, el partenaire de todas las chicas, y yo le dije que debía dar un paso mayor, lo llevé para que pruebe ingresar al Centro del Conocimiento, estuvo un año y se preparó para audicionar en el Teatro Colón, entró como becario en el escuela y ahora ya lo contrataron para algunas obras”.

 

Con respecto a que el maestro de danzas busque la superación de sus alumnos Mariana decía: “Los alumnos no son propios uno los forma y trata de darles lo mejor, para hacer una carrera importante deben irse y se debe tener consciencia de eso. También tengo alumnas que han ganado becas en Estados Unidos y otras que van a recibir una formación universitaria en el UNA y siguen estudiando, uno trata de darles todas las herramientas para que se les abra la cabeza y no sólo me conozcan a mí, que se nutran de muchos maestros y así enriquezcan su conocimiento. También tenemos un programa de becas, donde hay chicas que no pagan absolutamente nada, tratando de ayudar a la sociedad y estar presentes para que puedan acceder a una formación artística profesional”.

 

Los cursos que organiza la Escuela de Ballet Mariana Leopardi siempre son abiertos a la comunidad: “Cada vez que traigo una estrella reconocida a la academia les incentivo a las alumnas y a sus familias a estudiar su trayectoria para que puedan valorarla. Han venido muchísimos bailarines: Hernán Piquín que bailó en una gala, Maximiliano Guerra que dictó clases, y el mayor desafío fue traer el año pasado a Paloma Herrera, que resultó una experiencia maravillosa, hubo alrededor de 250 personas que realizaron las clases y asistieron a la charla.

Certamen Apóstoles Danza y Formación en Danza Clásica y Jazz

En 9 de septiembre se desarrollará el “Certamen Apóstoles Danza”, con todas las modalidades y edades; donde vienen bailarines de Brasil, Uruguay, Santa Fe, Córdoba, y de diferentes lugares de Misiones. La competencia es el sábado 9 y el domingo 10 hay cursos con los jurados. También en el marco del certamen hay un “Encuentro de Danza Infantil” para niñas de 2 a 9 años, que es totalmente gratuito y deben enviar una ficha para reservar el lugar.

En la Escuela de Ballet Mariana Leopardi sede Virasoro Corrientes, siguen las inscripciones abiertas para los niños que deseen estudiar danza a partir de los 3 años, en el Club Atlético Planta Alta (Gobernador Virasoro, Corrientes) y se pueden comunicar al teléfono (0376)154589802.

En la “Escuela de Ballet Mariana Leopardi” de Apóstoles, Misiones, que sigue creciendo año tras años, se dictan las carreras de Profesor en Danza Clásica y Danza Jazz, también tienen preparación física y actividades complementarias. Siguen las inscripciones abiertas desde los 3 años donde hacen introducción al movimiento y van conociendo su cuerpo, para comenzar la carrera a los 6 años. Para los interesados pueden acercarse a Alvear 659 (Apóstoles, Misiones), o comunicarse al teléfono (0376)154589802.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE