Javier Weber: “El chico debe sentir placer y divertirse a la hora de jugar al vóley”

Javier Weber: “El chico debe sentir placer y divertirse a la hora de jugar al vóley”

Antes de su llegada Misiones, el histórico jugador de la Selección Argentina de vóley y actual entrenador campeón de la Liga Argentina con Bolívar Voley explicó de qué se trata “Campus con tu ídolo”, la clínica que dictará en Posadas desde mañana.

Si se habla de vóley en Argentina, su nombre es el primero que viene a la cabeza: Javier Weber. Y si de pasiones hablamos con Weber también aparece el fútbol, River Plate, y sus años de arquero en la reserva de la entidad millonaria. Pero ahora, “Campus con tu ídolo” es el eje central de la charla. Claro que el ídolo es él y cuando uno lo escucha referirse a sí mismo lo hace con tanta sencillez y humildad como la de todos los grandes deportistas de la historia. Para entenderlo mejor, Weber es en el vóley lo que fue Amadeo Carrizo en el arco de River.

Al escucharlo hablar, se entiende que es un profesional influyente en voleibol argentino. Lo que dice es reflejo de la pasión que le pone a este deporte y cada una de sus palabras es referencia para grandes y chicos. A pesar de sus múltiples actividades y el armado del nuevo equipo de Bolívar para la nueva temporada, se hizo tiempo para responder nuestras preguntas y recorrer el país con 16 clínicas. Quizás no alcance a darse cuenta la dimensión que tiene para muchos tenerlo cerca, al tiempo que explica con lujo de detalles cada una de las tareas que hará lo largo y ancho de la Argentina.

¿Cómo surgió tu incorporación al programa Campus con tu ídolo y qué hizo que te sumaras al proyecto?
Fui convocado por la Secretaría de Deportes de la Nación a través de la Federación Argentina de Voleibol. Eligieron mi nombre para realizar las 16 clínicas que se harán a lo largo de todo el país. Un proyecto y una iniciativa de altísimo nivel por los integrantes que tiene cada deporte como José Meolans, el Chapa Retegui, Magui Aicega, Guillermo Coria y muchos otros que están en esta idea de transmitir los conceptos hacia los profesores de educación física, entrenadores del deporte, gente allegada a los mismos y sobre todo, hacia los chicos, mediante clínicas que son prácticas y teóricas. Además de compartir vivencias y transmitir todas las experiencias que uno tuvo a lo largo de todos estos años. La verdad que esto es muy importante, sobre todo, en lugares donde no se puede llegar si no es de esta manera y me pareció espectacular sumarme desde ese lado. Me gusta mucho estar y compartir con la gente de cada lugar las experiencias que tuve en mi carrera, tanto como jugador y como entrenador.

¿Cómo resultó la primera experiencia en San Miguel, Buenos Aires y cómo fue trabajar con un grupo tan grande integrado por más de 1300 personas?
La experiencia fue espectacular desde todo punto de vista. Primero por la gran cantidad de personas que reunió. No sólo entrenadores y profesores de educación física, sino que también se sumaron muchísimos chicos y padres a través de jugadores y jugadoras de todas las edades, federados y no federados, además de la edad colegial. Pasamos por diferentes etapas y momentos que resultó una experiencia increíble. Había grupos de 40 y 50 en una hora y media, desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde, donde hubo que dividirlos, porque no todos eran del mismo nivel, pero la clínica salió bárbara. Cada uno de los chicos tuvo una pelota, la tocó muchísimas veces y pudo experimentar lo que se estaba haciendo, desde el lado del juego, el toque de pelota y compartir con un grupo de amigos de manera hermosa.

La clínica en San Miguel que brindó Weber estuvo dirigida el primer día a los hombres y el siguiente a las mujeres. La misma modalidad tendrá cada una de las 15 que quedan en el resto del país. “Una vez que terminó la parte práctica entramos en lo teórico y claramente, fue una experiencia única donde todos tuvieron su participación y pudieron jugar conmigo que fue lo que más me gustó”, enfatizó el actual entrenador de Bolívar Voley.

Haciendo referencia al trabajo con los chicos en la etapa formativa. ¿Cuál es la meta principal del entrenamiento? Y en cuanto a los profes, ¿qué aspectos puntualizas para su trabajo?
Desde mi punto de vista la idea básica para un chico que recién empieza a jugar es que se divierta. El vóley es un deporte en el cual la parte técnica tiene un valor fundamental y la enseñanza de ese aspecto, para que el chico pueda tener control de la pelota, para mí es el objetivo principal que tienen que inculcar los profes a través del estímulo. Otra cosa importante para los profes es valorizar cuando el chico lo hace bien y no estar constantemente en la corrección de lo que hace mal. Porque el vóley es un juego muy mecánico, donde los que están aprendiendo este deporte necesitan saber, claramente, cuando algo está bien hecho y ahí es donde está la mano de la persona que indica y orienta de manera constante para que lo bien hecho, sea mecanizado de manera más rápida y lo que está mal hecho, sea parte de una prueba para que después se realice de la mejor manera. En líneas generales, pasa por tener el control de la pelota y para eso hay que tocarla mucho. Algo decisivo y fundamental para mí, es sentir placer y divertirse a la hora de jugar al vóley.

En estos campus, además de trabajar en la formación técnica-deportiva de los chicos, ¿se apunta también a hacer captación de talentos o eso será parte de una nueva etapa?
El campus apunta a tener una jornada y media o dos completas prácticamente de convivencia al lado de la persona que se vio por televisión, que jugó el deporte y a través de eso detectar a alguno que juegue mejor que otro. Pero en definitiva esto es masivo y para todos. La idea es poder aprender y transmitir conceptos, no sólo desde el punto de vista técnico-táctico, sino también desde una experiencia de vida. No apunta a la captación de talentos para el alto rendimiento. Seguramente eso será en una segunda etapa.

Respecto de la clínica que brindará en la tierra colorada el 16 y 17 de mayo, explicó: “Algo muy importante que vamos a hacer en Misiones es poner énfasis en lo teórico apuntando tanto a los profes, entrenadores y jugadores. Por supuesto que habrá práctica y demostración de tipos de entrenamientos, técnicos y tácticos con diferentes estímulos para que los profes puedan tener mejores herramientas que lo ayuden a crecer en el desarrollo de los chicos a los que les toque dirigir”.

Javier Weber tiene 51 años y se dedica cien por ciento a la actividad en el vóley. Podría decirse que piensa en ello las 24 horas del día. El pasado 20 de abril se consagró campeón de la Liga Argentina con su equipo Bolívar Voley, con quien renovó por cuatro años más, y pudo cortar la hegemonía de UPCN San Juan Voley, de los últimos seis años y tras dos finales consecutivas que quedaron para el conjunto de Fabián Armoa (2015 y 2016). Sin dudas, es el responsable del proyecto del equipo de Marcelo Tinelli y en un año donde por momentos parecía no encontrarle el rumbo a Las Aguilas, encarrilló el tren y no paró hasta conseguir el objetivo.

Desde 1996 y aquel primer campeonato de Peñarol de Mar del Plata la Liga Argentina ha crecido muchísimo, muchas franquicias se bajaron y otras aparecieron en escena. Bolívar, el equipo de Weber, actualmente es el máximo ganador del torneo nacional con siete títulos: cinco dirigidos por Javier y los otros dos por Daniel Castellani. Pero para analizar y un poco la actualidad le preguntamos su opinión al respecto.

¿Cómo ves el voleibol argentino en general, más allá del nivel de la Liga que ha subido mucho, el trabajo que hace Julio Velasco en la selección y el posicionamiento de Argentina a nivel Mundial?
La Liga Argentina mejora año tras año de manera constante. Es un producto que tiene todo tipo de condimentos. Es una Liga muy técnica donde se juega realmente y desde ese aspecto, para mi es una de las mejores del mundo. Es una liga que no se basa tanto en el físico, la fuerza o la potencia, sino en los valores técnicos de los diferentes fundamentos del deporte y en eso ha crecido muchísimo. Los grandes equipos de Argentina estamos muy cerca de los grandes equipos de Europa o de Asia. Considero que hay proyectos que hace muchos años invierten, no sólo a nivel de contratación de jugadores, sino también en estructura, para que cada uno de los jugadores puedan potenciarse al cien por cien y de esa manera, la liga crece. Tenemos equipos experimentados que juegan con jóvenes de mucho talento, que se refuerzan año tras año, que tienen proyectos de llegar entre los ocho, luego entre los cuatro, para poder ser de las mejores ligas. Seguramente, nos falta mejorar en cuanto a la parte estructural, de marketing y visibilidad, pero se va creciendo de a pasitos y ojalá lo podamos lograr. A nivel de juveniles y menores el voleibol argentino pasa por un momento muy bueno, que considero se ve reflejado en la Liga Nacional.

La visita de Javier Weber desde este martes a Misiones no será la primera. Estuvo en la tierra colorada enfrentando a Misiones Voley, el equipo dirigido por Marcelo Silva, actualmente entrenador de Lomas Voley y además ganó con Bolívar la Copa Mercosur en 2007, la única que se hizo en nuestro país, que tuvo como sedes Formosa y Puerto Iguazú.

“Fui a Misiones tres o cuatro veces. Lógicamente que a Cataratas, y con el vóley estuve jugando con Misiones Voley y con Bolívar ganamos un torneo espectacular jugando la final ante Gigantes del Sur. Tengo un gran recuerdo de la provincia y la expectativa de volver es enorme. Está Aldo Steinhorst a quien conozco muy bien de River. Sé el trabajo que está haciendo allá, lo que ama este deporte y el conocimiento que tiene por haber sido jugador de Liga Nacional, de División de Honor Metropolitana en uno de los equipos más importantes. Sé también, que me voy a encontrar con gente que va a querer pasar momentos excepcionales y seguramente, voy a estar en la inauguración de los Juegos Misioneros que es algo muy lindo, donde vamos a estar con más de 100 chicos, jugando al minivoley y pasando un mediodía espectacular. Así que los convoco a todos los misioneros para compartir dos jornadas hermosas, disfrutando de este deporte que tanto amamos”, concluyó Weber.

Sobre Javier Weber

Carlos Javier Weber nació el Buenos Aires, el 6 de enero de 1966 y fue medallista olímpico, tras ganar la Medalla de Bronce en Seúl 88 como jugador. Además obtuvo dos diplomas olímpicos tras la octava ubicación en los JJOO de Atlanta (1996) y cuarto en Sidney (2000). Fue armador titular y capitán durante 7 años de la Selección Argentina. Obtuvo la Medalla de Oro en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata (1995) y la de Bronce en 1991. En 5 oportunidades fue campeón sudamericano y en el año 2000 obtuvo el Premio Konex como Mérito al ser uno de los cinco voleibolistas más importantes de la década de nuestro país. Como jugador lo hizo en Argentina, Italia y Brasil. Fue el Mejor Jugador de la Superliga Brasileña. EN sus últimos años de jugador, comenzó a desempeñarse como entrenador del Unisul, equipo con el que logró el bicampeonato 2004 y 2005. Dirigió en Grecia y fue campeón de la Liga en 2005/2006 con el Panathinaikos. La temporada siguiente volvió a la Argentina como entrenador de Bolívar con quien ganó 4 títulos consecutivos (2007/2008/2009/2010). Dirigió la Selección Argentina Mayor Masculina entre 2008 y 2013, tuvo un paso por Rusia, hasta que nuevamente retornó a nuestro país y a Bolívar Voley con quien logró esta temporada su quinto título con Las Aguilas y el séptimo en la historia del club. Actualmente, arma el equipo para la nueva temporada manteniendo la base de varios jugadores.

Fuente: Visión Voley y Forster Media.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE