Impulsan un centro provincial de acopio de yerba mate

Impulsan un centro provincial de acopio de yerba mate

La situación de los pequeños productores de yerba mate y los tareferos volvió al centro del debate en la Legislatura durante la sesión de este jueves. El diputado del partido Agrario y Social, Héctor “Cacho” Bárbaro, presentó un proyecto de ley para crear el Centro Misionero de Acopio, Comercialización y Promoción de la Yerba Mate (CEMACoP) con el fin de garantizar que los productores reciban los precios oficiales fijados por la Nación en el  último laudo.

Bárbaro pidió el acompañamiento de sus pares y se valió de una frase que el gobernador Hugo Passalacqua dijo durante su discurso en la apertura de las sesiones ordinarias del Poder Legislativo el 1 de Mayo. “El gobernador dijo que los misioneros somos rebeldes por naturaleza, que no aceptamos hacer lo que nos digan desde Buenos Aires. Y este proyecto es bien misionerista”, indicó Bárbaro durante su discurso en el que criticó, como ya es común, el manejo del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) cuyos directores, según Bárbaro “favorecen a los molinos”.

El legislador insistió que el CEMACoP garantizará el pago de los precios y que con ello se combatirá la concentración de la producción en manos de pocas empresas para favorecer a los pequeños productores, aquellos que poseen 10 hectáreas y que “representan un 70 por ciento de los productores de Misiones”.

En caso de ser aprobada su creación, el centro compraría la yerba canchada a los pequeños productores y secaderos de la provincia con el pago del valor de secanza estipulado por el INYM. Según el proyecto, con 368 millones de pesos podría comenzar a funcionar para la compra de 16,6 millones de kilos de yerba canchada equivalentes a 50 millones de kilos de hoja verde. El centro funcionaría en Santa Ana, en los galpones de lo que fue el la Comisión Reguladora de la Yerba Mate (CRYM).

Debate

Luego de la presentación del proyecto, los diputados Walter Molina (UCR) y Rosana Arguello (FR) recordaron que ya existen herramientas de regulación de la actividad que deben ser reglamentadas por la Nación. Arguello recordó que con decisión política, el Banco Nación tendría que financiar la creación del Mercado Consignatario de la Yerba Mate, aprobado por el Congreso de la Nación pero que nunca se puso en marcha.

Por su parte el diputado de Vanguardia Radical, Hugo Escalada, aprovechó para criticar la gestión del gobierno nacional en materia de regulación de mercados para favorecer a los pequeños productores de cualquier ámbito. “Ellos no creen en la intervención del Estado, no esperen que hagan algo para favorecer a los más chicos”, apuntó el legislador.

Bárbaro insistió que a diferencia de la ACRYM y el Mercado Consignatario, su proyecto es exclusivamente “misionerista” y que será manejado en Misiones por misioneros.

El proyecto se discutirá en la comisión de Desarrollo Forestal, Agropecuario y de Cooperativas, donde su presidente, el renovador Aníbal Vogel, garantizó el apoyo de los diputados del oficialismo



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE