Picazo al STJ: su intervención en los casos más resonantes de la historia criminal misionera

Picazo al STJ: su intervención en los casos más resonantes de la historia criminal misionera

La postulación de la fiscal Liliana Mabel Picazo como ministra del Superior Tribunal de Justicia trajo halagos desde diferentes sectores. Distintas instituciones y funcionarios felicitaron el ofrecimiento del gobernador Hugo Passalaqcua y el “sí” que dio la funcionaria.
Entre esas voces de reconocimiento estuvieron la de familiares de distintas personas fallecidas en hechos violentos y a las que Picazo, en su rol de integrante del Ministerio Público Fiscal, representó en el juicio. Ella misma contó que la felicitaron los parientes de Jorge “Pelado” Brítez y de Guido Kachuk, por ejemplo.
La mención a esos episodios trae a la memoria la intervención de la fiscal en los casos más resonantes ocurridos en los últimos años.
– En junio de 1994, se realizó el primer debate oral en Misiones y Picazo fue la fiscal. Se llevó adelante por la muerte en 1993 de la joven Marta Karina Silva, quien falleció tras caer del auto Fiat 147 en el que viajaba con Jorge Edgardo Lutz y Jorge Gamarra, en inmediaciones del Parque de la Ciudad de Posadas. Ambos fueron absueltos del delito de “homicidio simple”, pero Lutz fue condenado a dos años y medio de cárcel por “homicidio culposo”.
– En 2000, Picazo pidió la prisión perpetua para el médico peruano Hugo Fernando Salazar del Risco por la explosión de una bomba en El Alcázar (en 1998) que le costó la vida al niño orge Daniel “Pelado” Brítez (11). La detonación se produjo cuando el chico levantó una caja que estaba sobre la vereda. Pero el Tribunal Penal Uno de Posadas absolvió al sospechoso. La fiscal apeló el fallo y este fue revocado. Pero el imputado ya había huido de la Argentina. Años después lo detuvieron en Perú, pero no pudieron traerlo porque Argentina no tenía acuerdo de extradición con el país andino.

– En 2004, Picazo solicitó la prisión perpetua a Carlos Alberto “Carretilla” Lezcano, Raúl Victoriano “Sapo” Ponce y José Félix “El Rengo” Ríos, considerados partícipes necesarios del delito de “homicidio calificado” por el crimen del médico del Pami Carlos Iriarte. Ese fallo fue revocado por la Corte Suprema de Justicia y queda pendiente la realización de un nuevo proceso oral y público.
– Roberto Bertoldo Neumann recibió dos condenas a prisión perpetua, una por haber asesinado a tiros y después desfigurado al abogado Guillermo José Valdez, en complicidad con la ex mujer del letrado y amante de Bertoldo, Adriana García, y de su amigo íntimo Jorge Alberto “Mosquito” Ramírez; y la otra por haber ejecutado a balazos al sereno del IPS Alfonso Pintos Cardozo, para luego robar computadoras en una sede del Instituto; también en complicidad con Mosquito. Los dos crímenes sucedieron en 2003, en Posadas. Neumann está preso desde junio de 2003 y con condena desde junio de 2007. Fue Picazo quien requirió la pena máxima para Neumann en el caso Valdez.
– En 2009, la fiscal logró acordar con la defensa del DT de fútbol infantil Luis Vargas la pena más dura que recibió un violador en Misiones: 40 años de cárcel. Fue en un juicio abreviado. Vargas fue detenido en marzo de 2007. Almacenaba las fotos de sus víctimas en un teléfono celular que extravió. Lo halló un policía y se inició una investigación.

– En 2014, Francisco Bourscheid (54) fue condenado a prisión perpetua por el asesinato a golpes de la adolescente Angélica Ramírez (14), hecho ocurrido en 2012 en Puerto Rico. “Conozco la prueba de punta a punta porque me involucro en la investigación, me paro y hablo”, dijo Picazo, convencida de algo: “A esta nena la mataron como a un perro que no querían”. Ella impulsó el castigo para el acusado.
– En diciembre de 2016, el Tribunal Penal Uno, conformado por Eduardo D’Orsaneo, Martín Errecaborde y Ángel Dejesús Cardozo, condenó a dos de los tres imputados por el asesinato durante un intento de robo del joven Guido Kachuk, ocurrido en la capital provincial en 2011. Encontró a Ricardo Raúl “Ricky” Ríos culpable de los delitos de tentativa de robo calificado, tentativa de homicidio y portación ilegal de uso de armas. Lo castigó con 19 años de cárcel. A Maximiliano Ángel “Maxi” Acevedo lo sentenció con cinco años y cinco meses de prisión por tentativa de robo calificado. Y dio por concluida la pena habida cuenta el tiempo que el joven pasó preso. Y absolvió al médico Manuel Ibarra. Liliana Picazo había pedido en su alegato 20 años de cárcel para Ríos y para Acevedo y tres años en suspenso, más cinco de inhabilitación, para Ibarra. La fiscal apeló ese fallo.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE