El “SCI misionero” trabaja en 600 causas al año y con tecnología de punta ha resuelto los casos más resonantes

El “SCI misionero” trabaja en 600 causas al año y con tecnología de punta ha resuelto los casos más resonantes

Fernando Castelli es un funcionario del Poder Judicial con amplia trayectoria en el fuero penal. Durante mucho tiempo fue secretario del Juzgado de Instrucción Tres de Posadas, donde tuvo intervención en distintas causas resonantes. Desde 2011 está al frente de la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas del Poder Judicial, que depende del Superior Tribunal de Justicia y tiene jurisdicción en toda la provincia. “Somos una herramienta a disposición de los señores jueces para ayudar en la investigación”, explicó en una entrevista con Misiones Online TV.
“El objetivo es aportar al juez elementos de convicción suficiente como para que él tenga elementos para resolver una causa”, sintetizó Castelli.
Su equipo de trabajo incluye licenciados en Criminalística, en Psicología e Informática. Se hace trabajo de laboratorio, pero también de calle. Es decir, también la investigación pura y dura caminando, a la vieja usanza.
Castelli reconoció que el impacto de las nuevas tecnologías ha transformado de manera profunda la investigación criminal. “El uso de la tecnología es primordial. Nuestras columnas son la tecnología en comunicaciones y la base de datos”, precisó.
En la SAIC se hacen cotejo de huellas, los entrecruzamientos telefónicos, los cotejos balísticos y un sinfín de actos periciales. Cuenta con tecnología de punta, que lo coloca en la elite de la región. Han hecho un culto de la preservación de la escena del crimen, algo que se tuvo que profundizar al extremo en Misiones para lograr el esclarecimiento de los hechos.
El debut de la dependencia fue en la investigación por el crimen de la joven “Taty” Piñeiro, en Puerto Esperanza. Desde entonces, participaron de la pesquisa de todos los episodios más resonantes, como el homicidio de Angélica Ramírez, en Puerto Rico, localidad en la que estuvieron casi dos semanas de seguidas, récord aún no superado. También intervinieron en la causa por la Masacre de Panambí, en el caso del asesinato del vendedor de carne Nicolás D’Amico de Alem, en las pericias por el secuestro del comerciante chino Daniel Wu, en el doble crimen mafioso del barrio Tacurú de Posadas, en el doble crimen de Ameghino, en el femicidio de María Belén Rivas y, el último, en la pesquisa por el asalto y violación que sufrieron dos mujeres en Campo Grande.
Castelli afirmó que el trabajo de su equipo requiere de la capacitación constante. “El equipo humano es fundamental. Destaco el compromiso y la dedicación de todos”, remarcó.
La Saic no es única en su especie. En el país han ido surgiendo órganos similares en distintas provincias, como Córdoba, Salta y Tucumán. Pero el faro de todos ellos es el Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Ciudad Autónoma de la Ciudad de Buenos Aires. Castelli contó que su dependencia tiene un vínculo estrecho con su par porteño. “Hemos ido muchas veces a capacitarnos con sus profesionales, que son reconocidos a nivel mundial”, indicó.
En lo que va de 2017, la Secretaría ya tuvo intervención en más de 300 expedientes. Va camino a superar los números de 2016, que cerró con su participación en 600 causas.
Castelli se ríe de la comparación de la Saic con el trabajo de la serie SCI Las Vegas. Sus subordinados no son actores, enfrentan casos reales con tecnología de punta y no aparecen en la tele. “Respetamos las tres ‘P’. Paciencia, Prudencia y Perseverancia”, sentenció y por el perfil bajo de su gente y la eficacia que lleva hasta ahora habrá que creerle.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE