¿Qué tenes que saber antes de comprar una notebook?

¿Qué tenes que saber antes de comprar una notebook?

 

Conocer el tipo de procesador, la memoria, el tamaño de la pantalla, su batería y hasta el chip gráfico resulta clave a la hora de la elección.

 

Tras la eliminación del impuesto arancelario para la importación de productos de informática, que entró en vigencia el pasado 31 de marzo, los precios de las notebooks bajaron hasta un 40 por ciento de descuento. Por ejemplo, un modelo que antes costaba 11.999 ahora se puede conseguir a 7.199 pesos.

 

En el año 2015, una computadora portátil en Argentina costaba, en promedio, 71 por ciento más que en Chile. Hoy, luego de la quita de este impuesto, las diferencias con el país vecino son mínimas.

 

Si estás pensando en invertir tu dinero en una notebook que reúna las características suficientes para tus tareas diarias o para disfrutarla en tus momentos de ocio, no te pierdas esta serie de recomendaciones.

 

Memoria

 

Si bien Microsoft recomienda disponer de dos gigas de memoria RAM para ejecutar aplicaciones de 64 bits en Windows 10, cualquiera puede comprobar que el rendimiento de una máquina con dicho sistema operativo y cuatro gigas de memoria ram, por veloz que sea su procesador, deja mucho que desear si queremos hacer algo más que escribir texto, navegar por Internet y ver algún que otro vídeo.

 

La cantidad mínima de memoria para ejecutar con cierta ligereza Windows 10 y que no se produzcan irritantes lapsos de espera está bastante claro: ocho gigas de RAM.

 

En el caso de optar por una notebook de Apple es necesario saber que ya no cuenta con ningún modelocon menos de ocho gigas de memorias. El problema es quedar el salto de los 8 a los 16 GB en un Mac sigue siendo disparatadamente caro. En algunos equipos, como el Macbook o el Macbook Air, de hecho es imposible.

 

El procesador

 

Las notebooks disponen de procesadores similares a los de una PC, pero el rendimiento no es el mismo. Aunque pertenezcan a una misma familia y funcionen a la misma velocidad, los procesadores portátiles suelen ofrecer un rendimiento algo menor porque recortan ciertas funciones a favor de reducir el consumo de batería.

 

Una de las preguntas claves es la cantidad de núcleos que debe tener el procesador. Hoy en día resulta común encontrar modelos Dual Core (dos núcleos) que se adaptan a la mayoría de las tareas de un usuario promedio o, simplemente, para aquellos que solo navegan por Internet.

 

También existen los de tres y cuatro núcleos que se caracterizan por aportar mayor potencia. Si la notebook va a ser utilizada para la edición de video, aplicaciones 3D y videojuegos en 4K Ultra HD, por ejemplo, probablemente valdrá la pena invertir dinero en ellos.

 

La batería

 

Los especialistas recomiendan el uso de baterías del tipo iones de litio., ya que suelen tener una carga más duradera, una mayor vida útil y no añaden un costo considerable al precio de la notebook. Un detalle insoslayable: si pensás utilizar la máquina con la batería constantemente, es recomendable adquirir una que permita añadir una batería extra.

 

El tamaño y tipo de la pantalla

 

Esta elección va a fijar también el tamaño de la carcasa, que a su vez influye en la potencia y el rendimiento. Una pantalla más grande ofrece una carcasa más grande que permite una mejor disipación del calor, y el uso de periféricos como discos rígidos e incluso grabadoras de blu-ray. Además la batería será más grande y durará más. Pero también será más pesada y menos transportable, disminuyendo la percepción de portátil.

 

Aquellas que tengan entre 13 a 14 pulgadas resultan efectivas para las tareas cotidianas, pero no así para trabajos de diseño gráfico, jugar videojuegos o ver una película. Las de 15 son las más populares.

 

No obstante, las que supera las 17 pulgadas son las predilectas de los diseñadores gráficos, gamers y usuarios multimedia.

 

El chip gráfico

 

Las notebooks económicas suelen utilizar un chip gráfico incluido en la placa base (motherboard), e incluso integrado en el procesador. Esto resulta suficiente para tareas de oficina e Internet, pero su rendimiento suele ser escaso cuando se la necesita para jugar a videojuegos o editar un video, entre otras cosas.

 

Las empresas líderes del sector, AMD (Radeon) y Nvidia (GeForce) ofrecen una amplia gama de productos. Por lo general, a mayor numeración, más potente es el chip. Cabe tener presente que la memoria gráfica -también llamada VRAM- recomendada es 1 GB, pero ya hay chips para notebooks que utilizan hasta 8 gigabytes .

 

(La Vanguardia y Agencias).

 

 

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE