San Luis del Palmar, una de las localidades más castigadas por inundaciones y lluvias en Corrientes

Hay más de 600 evacuados en zonas urbanas y rurales, que es la más afectada por el desborde del Riachuelo. Mirna Alcaraz, directora de Cáritas San Luis del Palmar, brindó detalles del trabajo que vienen realizando para asistir a los inundados y aseguró que “todavía son muchísimas personas las que están evacuadas o que buscan un refugio. La zona rural es la más afectada y empobrecida”, dijo hoy al diario Época.

 

Alcaraz confirmó la visita, este domingo, del Arzobispo de Corrientes,  monseñor Andrés Stanovnik, quién oficiará una misa en un centro de evacuados que funciona en la Escuela Normal “Martín Miguel de Güemes” .

 

“Estamos realizando ollas populares en todos los centros de evacuados. Reciben las cuatro comidas y después tratamos de llevar al campo ya que la zona rural es la más afectada y empobrecida. Ayer el padre Epifanio Barrios fue al campo y el mensaje que trajo es que llevemos todas las donaciones que se reciben porque es impresionante la situación de la gente. Nos contaba que la gente pone al sol la yerba para volver a tomar mate y con la carne hacen charque para poder comer. Es desesperante la situación”, describió Mirna.

 

En el salón parroquial todos los días llegan donaciones de distintos puntos de la provincia: “Contamos con productos de limpieza como creolina, lavandina, detergentes, etc. Por eso les recomendamos que limpien primero sus casas y luego regresen, sabemos que están desesperados por volver a sus hogares porque no es normal compartir un salón de escuela o la parroquia, pero hay que ser precavidos porque todavía hay mucha agua”, detalló.

 

“Desde hace unos meses antes ya nos veníamos organizando en reuniones con el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) por lo que se venía pero aún así no esperábamos tan horrible panorama”, dijo compungida Mirna. “Está feísima la situación. Bajaron autoridades provinciales y nacionales y prometieron obras. Sabemos que el trabajo que estamos haciendo sólo es una ayuda momentánea. El después es lo importante ya que se necesita soluciones definitivas”, expresó.

 

Mirna comentó que se cuenta con gran ayuda del Ejército Argentino ya sea por vía aérea y terrestre para llevar las donaciones a los lugares donde quedaron numerosas familias aisladas. “Se trajeron muchos enfermos de las zonas rurales, niños y una mujer embarazada a punto de dar a luz que la trasladaron desde la 3era Sección en un vuelo que se disputo especialmente para eso”, indicó.

 

 

San Roque y Santa Lucía, con 42 familias evacuadas

 

El río siguió descendiendo lentamente, aunque las casas siguen con agua, por lo que 24 grupos se reparten entre el albergue y viviendas de parientes. En Santa Lucía el problema es que el afluente permanece estacionado y son casi 80 personas las que se encuentran refugiadas.
En este contexto, el jefe de Bomberos Voluntarios de San Roque, Roque Ferreyra, explicó al diario El Litoral que “el río sigue bajando, en la medición de la mañana estaba en 3,52 metros”, y recordó que “el pico fue de 3,72, así que es importante el descenso que está teniendo”. Seguidamente, aclaró que las familias que se evacuaron “todavía no vuelven porque las casas que están a la vera de la desembocadura del arroyo Baró y del Santa Lucía tienen, según el caso, cinco centímetros de agua y mucho barro”.
Por su parte, el encargado de Defensa Civil municipal, José Luis Medina, ratificó como dato positivo que “tras 36 horas de estar estacionado, ya está bajando el río”. Sobre la cantidad de familias que permanecen fuera de sus hogares, precisó que “son 24, con un total de 63 personas”. De ese total, detalló que “cuatro de ellas están en el albergue municipal y 20 se autoevacuaron a casas de familiares o amigos”.
En tanto señaló que “se las está asistiendo con mercaderías a las más necesitadas”. Además, indicó que “durante la semana recorrió la zona el ministro de Desarrollo Social de la Provincia, se reunió con el Intendente, se puso a disposición, comprometió asistencia y, juntos, recorrieron la zona”.
Si bien el río se encuentra estacionado en Santa Lucía, se mantiene la expectativa para saber qué pasará con el mismo en la semana, que ya empezaría a descender, aunque cabe indicar que el Paraná, a esta altura de la provincia, está con un nivel más elevado que el habitual y se esperan nuevas lluvias en los próximos días.

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE