Las macabras publicaciones en Facebook del principal sospechoso en el crimen de Araceli

Las macabras publicaciones en Facebook del principal sospechoso en el crimen de Araceli

Darío Badaracco (29) pedía “más mano dura” y aseguraba estar “podrido de vivir en un mundo donde la envidia destruye familias”.

El principal acusado por el asesinato de Araceli Fulles, Darío Badaracco (29), publicaba asiduamente en la red social Facebook. Incluso, la usó los días posteriores a la desaparición de la joven de 22 años que fue encontrada sin vida y enterrada abajo de cal y escombros en el patio de la casa de José León Suárez donde vivía el sospechoso. Hace un mes y medio, había convocado a una marcha para pedir “más mano dura” por el crimen de un vecino.

“Hoy se cena en la cama!!!”, aparece escrito en el último post público de su cuenta, del 17 de abril. En una foto oscura, se ven dos platos de fideos mostacholes con tuco y queso rallado. Etiquetó a Claudia, su pareja. Ese mismo día, Badaracco había declarado ante la fiscal Graciela López Pereyra. Contó que había visto a Araceli el día de su desaparición y que tuvo relaciones con ella. Pero dijo que después se fue sola hasta su casa y que no quiso que él la acompañara. Diez días después, la Policía la encontró en el fondo de la casa de Badaracco.

Una semana antes, el 10 de abril, usó su cuenta para compartir una frase de una canción de Axel: “Fuiste la forma más triste y bonita que tuvo la vida de decirme que no se puede tenerlo todo”. Ese mismo día, republicó una foto de Machu Picchu. “Quiero estar ahí!!! Una meta propuesta, vamos a ver hasta dónde llega mi convicción!!”, soñaba. Para ese entonces, los padres de Araceli ya aparecían adelante de las cámaras de televisión pidiendo por la búsqueda de su hija. “Las investigaciones, lo poco que se pudo descubrir, lo estamos investigando entre mis hijos, sus amigos y la poca policía y los pocos elementos que tienen”, afirmaba Ricardo, su papá. En ese momento, temían que la hubiera capturado una red de trata de personas.

Badaracco se describía como “pasante en La bagancia” (sic). Su cuenta está repleta de fotos de sus hijas y algún que otro descargo sentimental. “Podrido de vivir en un mundo donde la envidia destruye familias, el amor se viste de engaños y los traidores se disfrazan de amigos”, escribió el 25 de marzo.

Las fotos de esa misma cuenta fueron usadas por familiares y agrupaciones contra la violencia de género para difundir la imagen de Badaracco mientras estuvo prófugo, cuando buscaban evitar que se escapara. Fue una vecina del Bajo Flores quien lo reconoció el jueves a la noche. Estaba sentado en Cobo y Curapaligüe. Alertó a un grupo de gendarmes y finalmente lo detuvieron.

Desde ayer, la cuenta de Facebook, que continúa abierta, se llenó de comentarios con insultos y pedidos de justicia.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE