Naciones Unidas y la Nación abrieron el diálogo en Misiones para proyectos REDD en la región de la Selva Paranaense

 

La coordinadora nacional del Programa ONU-REDD (Reducción de Emisiones de gases de efecto invernadero por Deforestación y Degradación evitada de la Organización de las Naciones Unidas), Fernanda Alcobé, junto al equipo de la Dirección de Bosques del Ministerio de Ambiente de la Nación, encabezaron la semana pasada el “1er Taller Multisectorial de Diálogo para la Región de la Selva Paranaense”, realizado estratégicamente en la ciudad de Eldorado.

 

La zona del Alto Paraná misionero concentra la mayor diversidad de actores vinculados a la conservación y explotación de los bosques nativos, en forma directa e indirecta, ya sea desde el ámbito académico, técnico, del sector privado, y de organizaciones no gubernamentales.

 

El interés por la temática habría logrado la participaron en el taller de representantes de diversos espacios de toda la provincia. Para el desarrollo del mismo se contó con el apoyo del equipo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, integrado por el coordinador nacional de Bosques Nativos, Sebastián Fermani, junto con Julieta Bono, Victoria Delsastre y Alejandro Paez, profesionales de la Dirección de Bosques.  Como contraparte local estuvo por la Fundación Vida Silvestre Argentina, Silvia Korth, quien además ocupa el cargo de Agente Territorial del Nodo Región Selva Paranaense.

La Argentina está avanzando en el proceso de finalización de elaboración de la Estrategia Nacional sobre REDD, y este primer taller que se realizó el jueves 20 y viernes 21 de abril en la provincia fue la primera actividad programada por la organización internacional  con el fin de avanzar en la determinación de las causales de deforestación y degradación forestal, analizar las acciones estratégicas y los beneficios -sociales y ambientales- de la Selva Paranaense, ubicada en una región fitogeografía que paradójicamente coincide con la división político geográfico de Misiones. “La convocatoria resultó de alto interés, estuvo dirigida a todos los actores relevantes interesados en participar en la discusión para identificar las causales de la deforestación y degradación de los bosques en Misiones. La premisa del taller fue abrir el diálogo sobre esta problemática  y consensuar las líneas de acción a recomendar por cada una de ellas, en marco de REDD”, indicó en la entrevista con ArgentinaForestal.com el ingeniero Juan Emilio Bragado, profesional que acompaña el proceso del Programa REDD+ desde sus comienzos en el país.

 

“La jornada cerró con un documento que refleja el consenso generalizado y algunas conclusiones sobre las causas y las acciones a seguir”, adelantó Bragado.

 

“En lo personal, participé anteriormente de distintos cursos y talleres, tengo la convicción de que la gestión forestal sostenible de los bosques nativo demanda de acciones que permitan re-direccionar la tendencia que nos lleva a la desforestación y degradación de los bosques. Lamentablemente son muchas las causas, y las escalas que se manejan son muy grandes si son comparadas con las acciones que se toman en el terreno. Es importante que los gobiernos locales, que es donde se encuentran los bosques, se involucren con acciones concretas”, señaló el profesional.

 

En este sentido, explicó que “desde los municipios están en contacto directo con los propietarios, con el terreno, y eso les permitirá articular alianzas estratégicas con los distintos sectores, desmitificar el aprovechamiento, como también ejecutar acciones importantes para la sostenibilidad del recurso”.

 

Una oportunidad para la conservación

 

A nivel global se entiende por REDD+ (Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero causada por la deforestación y degradación de los bosques, la conservación, el manejo sostenible de los bosques y  el incremento de la captura del dióxido de carbono CO2) como un mecanismo de mitigación del cambio climático desarrollado bajo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) que busca reconocer y proveer incentivos positivos a los países en desarrollo para proteger sus recursos forestales, mejorar su gestión y utilizarlos de manera sostenible con el fin de contribuir a la lucha global contra el cambio climático y sus consecuencias.

 

“Se trata de un mecanismo voluntario, basado en resultados demostrados a nivel nacional, lo cual significa que los países que eligen participar podrán recibir financiamiento al demostrar una reducción efectiva de sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) proveniente de los bosques y/o un incremento de la absorciones de dióxido de carbono en el sector forestal”, precisó el ingeniero Bragado.

 

En cuanto al Programa ONU-REDD, iniciativa de colaboración de las Naciones Unidas, su importancia es que apunta a mejorar la capacidad de los países en desarrollo de reducir emisiones y participar en un futuro mecanismo REDD+. “Este programa cuenta con el apoyo y la experiencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

 

El Programa Nacional de ONU-REDD es implementado en el país a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (MAyDS) facilitando asistencia técnica y financiera para que la Argentina pueda preparar y desarrollar una Estrategia Nacional para REDD+, fortaleciendo así las capacidades y promoviendo la participación informada y significativa de todas las partes interesadas.

 

“Para Misiones es una oportunidad para ir avanzando en acciones en forma conjunta con la Nación, ya que estos proyectos deben estar en coincidencia a nivel local con los lineamientos nacionales.Por otro lado, la situación internacional ha variado a partir de la firma del Acuerdo de París en 2015 y el de Marrakesch en 2016, ahora los países deben reducir sus emisiones en forma voluntaria con lo cual cambia sustancialmente el escenario respecto al tipo de mercado de carbono que se conformara en el futuro, existiendo todavía mucha incertidumbre al respecto. Estos proyectos REDD se encuadran dentro de las acciones que tienen como objetivo la de contribuir a la mitigación de los efectos del calentamiento global, por ahora son proyectos voluntarios de incidencia y contabilidad nacional”, precisó Bragado.

 

Agregó que “en el corto plazo habrá que decidir el mecanismo que la Argentina sostendrá para los Proyectos REDD Plus, circunstancias que aún no se da, por el estado (atrasado) en que se encuentra el desarrollo de la estrategia. Si bien destacamos lo importante que es para la provincia,  llamó la atención a los asistentes que en taller organizado por el organismo internacional y el Estado Nacional, estuvieran ausentes representantes del  Ministerio de Ecología en el evento, siendo este organismo un actor fundamental en estos tipos de procesos no solo por ser la autoridad de aplicación del Programa sino porque su participación genera confianza en la sociedad que participa”, analizó el profesional.

 

En esta línea, agregó que “se deberían articular los mecanismos de comunicación que garanticen a futuro la participación de los actores relevantes para poder hacer más enriquecedor el proceso”, consideró Bragado.

 

 

Por Patricia Escobar 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE