Calentamiento global: desaparece un río en Canadá en cuatro días

La reducción de uno de los mayores glaciares de Canadá, producto del calentamiento global, modificó el vertido de aguas en el territorio de Yukon (noroeste) y afectó varios ríos, según un estudio publicado en Nature Geoscience. Según la investigación, el río Slims, cuyo afluente era el glaciar Kaskawulsk, y desembocaba a más de dos mil metros de altura cerca de la frontera con Alaska, se secó en cuatro días en mayo de 2016.

Esa acelerada desecación modificó radicalmente el curso de las aguas que alimentaban el lago Kluane, antes de juntarse con el río Yukon y desembocar en el mar de Bering tras atravesar el vecino territorio estadounidense.

“Este fenómeno ha cambiado drásticamente el paisaje y el ecosistema, siendo uno de los ejemplos más gráficos y reales del cambio climático”, aseguran los científicos.

Las aguas del Kaskawulsk alimentan ahora otro curso de agua, que vierte en el Alsek, y desemboca en el océano Pacífico, a unos mil 300 km de su destino original.

Sobre esta situación, el profesor de la universidad de Washington, en Seattle (Estados Unidos) Gerard Roe advirtió que con el calentamiento del planeta, el hábitat natural se modificó y condujo a cambios dramáticos con alteraciones en la química y la biología de las aguas. Según el académico el futuro del lago Kluane, que ya no recibe agua alguna, es incierto, su nivel ya comenzó a bajar, mientras que el lecho del río Alsek es entre 60 y 70 veces más grande de lo habitual.

Este fenómeno de captura es calificado de inédito por los científicos. Según ellos, es el primer río pirateado por la fuente de un glaciar, un fenómeno que normalmente toma varios años.

 

PE

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE